Reflexiones sobre el famoso discurso de Steve Jobs

Por Pablo Guido. Publicado el 3/4/13 en http://chh.ufm.edu/blogchh/

En 2005 Steve Jobs dio un discurso en la ceremonia de graduación de Stanford University. El fundador de Apple dividió el mismo en tres historias personales. Las tres, breves y simples, son memorables. Pero es la primera de ellas la que voy a comentar ahora. Jobs contó los motivos por los cuales había abandonado la universidad, cómo sus padres adoptivos gastaron todos sus ahorros en la matrícula del joven Jobs, etc. En la historia personal Jobs menciona la relación entre un curso de caligrafía que había tomado en su breve paso por la universidad y el éxito comercial como la computadora Macintosh. Así termina Jobs su historia: “…no puedes conectar los puntos hacia adelante, solo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tienen que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienen que confiar en algo: el instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán les darán la confianza de confiar en sus corazones”.

¿Por qué me pareció interesante esta historia? Porque la mayoría de alumnos que pasan por las universidades, fundamentalmente en los primeros años de la carrera (y yo no fui una excepción), no alcanzan a vislumbrar los beneficios que tendrá para su posterior vida laboral (pero también en otros ámbitos de la vida) haber pasado por tal o cual curso y estudiar tales o cuales contenidos. Probablemente haya contenidos académicos que nunca nos servirán de nada, otros de algo y unos últimos de mucho. Lo que Steve Jobs nos dice es que no sabemos cuáles de aquellos contenidos académicos pueden generarnos un “big-bang” o “turning point” en nuestras vidas. La vida es incertidumbre y así debemos aceptarlo, convivir con eso e intentar por todos los medios de aprovecharnos de esa incertidumbre. Porque donde hay incertidumbre hay oportunidades latentes listas para ser aprovechadas por aquellas personas que las descubran. Y cuando se descubren oportunidades y nos va bien es cuando crecemos, tanto laboral como personalmente. 

Pablo Guido se graduó en la Maestría en Economía y Administración de Empresas en ESEADE. Es Doctor en Economía (Universidad Rey Juan Carlos-Madrid), profesor de Economía Superior (ESEADE) y profesor visitante de la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín (Guatemala). Investigador Fundación Nuevas Generaciones (Argentina). Director académico de la Fundación Progreso y Libertad.

 

Un comentario en “Reflexiones sobre el famoso discurso de Steve Jobs”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: