The 2021 Ranking Of Free-Market Think Tanks Measured By Social Media Impact

Por Alejandro Chafuen: Publicado el 30/3/21 en: https://www.forbes.com/sites/alejandrochafuen/2021/03/30/the-2021-ranking-of-free-market-think-tanks-measured-by-social-media-impact/?sh=7ad8b7b177f6&fbclid=IwAR3J_AS1h5nuS-j-4csxvWozI8R0CC53S4GMaCJUJ49tPrLExakUDfvwTdk

In the past two decades all sectors of society have been increasing their social media presence. Think tanks and pro-free-market organizations are no exception, and during this Covid-19 year they had to rely on social media as never before. How did they do? Here I present an analysis of think tanks and organizations that promote public policies largely favorable to a free economy. For comparison, I also show the social media following and networks of prominent think tanks that do not define themselves as being particularly pro-free-market. Three of them, CSIS, Brookings, and Chatham House, have extensive networks on LinkedIn, much larger than their more pro-free market competitors. In most other platforms Heritage Foundation is ahead of them and their free-market peers.    

Few groups were successful in achieving sizeable growth in website traffic in the past year, but most were able to advance in social media following. Some, however, managed to increase their web traffic as well – these include PragerU, the Hoover Institution, Young America’s Foundation, and the Acton Institute, whose website hits all increased by over 50%. For these numbers I use data from SimilarWeb, which correlate very well with the internal reports that I receive from over 50 think tanks, but SimilarWeb keeps increasing the threshold for sites to qualify for their measurements. Only the larger think tanks have enough traffic to appear in its analysis.

The largest area of growth was in the use of online meeting platforms such as Zoom, Microsoft MSFT -1.4% Teams, and Google GOOG 0.0% Meet. Few think tanks are compiling and sharing their information about their activity in these platforms, but I expect that soon we will have better data to analyze how think tanks managed their transition away from in-person programs. As several think tanks post their Zoom meetings on YouTube to help attract subscribers and views, part of the growth in these platforms is captured in this analysis.

Table 1 shows how leading pro-free-market organizations performed during the last twelve months on Facebook, YouTube, Twitter, SimilarWeb, LinkedIn, and Instagram. The measurements were taken from March 20-24, 2021.

Social media impact of 6 leading US, and twelve foreign based free-market think tanks

Social media of some of the leading free-market think tanks in the United States and around the … [+]ALEJANDRO CHAFUEN

The Heritage Foundation continues its impressive social media efforts, capturing first place among US free-market groups on all platforms except YouTube, where it came second. The Foundation for Economic Education, one of the oldest think tanks (founded in 1946), and one that caters to to a younger audience, is ahead of Heritage in YouTube subscribers and in the category of most views for a YouTube video of more than 2 minutes. The Mises Institute came first in this area. A more accurate measure of success on YouTube would be the total number of minutes watched during the last 12 months. Some think tanks measure total views. Campus Reform, a program of the Leadership Institute, claims to have achieved 34 million views in one year. Some of their videos are very short and balancing their impact versus a much longer educational video is not an exact science. As a proxy, I used the number of YouTube subscribers and the most-watched videos of two minutes’ duration or more.

Heritage also captured first place in the social media areas of the Global Go To Think Tank Index Report, which presents a ranking based on votes from peers, competitors, and players in the public policy arena. Its social media traffic numbers justify that well-earned place.

I again included Judicial Watch among advocacy and grassroots organizations. They have over half a million donors. Their work is more focused on rule of law issues and its efforts have an impact on those who work for the defense of the free economy.

I also track groups that are part of the media and those that focus on educational videos (see Table 2). PragerU continues to lead and grow on most platforms in this area. BrasilParalelo, a Brazilian platform that I would describe as a pro-free-society Netflix NFLX -0.1% or History channel, has also achieved impressive reach. It has over 1.6 million YouTube subscribers, almost ten percent of whom are paying clients. Some of their programs, such as their three-part “End of Nations” series, are also streamed in English, and others, like “A Queda Argentina,” will be appearing in Spanish. Their success has made them the target of cancel culture. BrasilParalelo founder Lucas Ferrugem tells me: “We are a frequent target for lies, slander, and canceling efforts by partisan and ideological groups. But since these are political hatchet jobs – often illegal at that – they end up having no real effect on the wider public, with no real negative impact on us, and in the end just help strengthen our efforts against the Brazilian establishment.”

A table showing social media presence of some of the leading pro free-society organizatons
Social media presence of some of the leading foundations, organizations, and advocacy and pro … [+] ALEJANDRO CHAFUEN

Several Latin American think tanks achieved an impressive social media presence. Instituto Millenium and Instituto Mises, both in Brazil, appear in top positions in several categories. Two groups, the Chilean Fundación para el Progreso (FPP) and  the Argentinian Fundación Libertad y Progreso continue to compete for leadership on YouTube.

Below are the free-market think tanks scoring first or second in the United States and from around the world (data compiled during the fourth week of March, 2021):

·  Most Facebook likes (U.S.): #1 Heritage (2.068 million) #2 Acton Institute (769 K); (Non-U.S.): #1 Instituto Millenium, Brazil (406K), #2 Instituto Mises, Brazil (281 K)

·  Most Twitter followers (U.S.): #1 Heritage Foundation (628K) #2 Cato Institute (364K); (Non-U.S): #1 CEDICE, Venezuela (116K) #2 México Evalúa, Mexico (106.8K)

·  Most monthly visitors to the website (SimilarWeb), U.S.: #1 Heritage (2.110 million) #2 FEE (1.350 million); (Non-U.S.): #1 Instituto Mises, Brazil (473K) #2 Fraser Institute, Canada (243K). Alexa, the web analytics company owned by Amazon AMZN -0.7%, shows the Foundation for Economic Education (FEE) ahead of Heritage among US groups, and among foreign groups Fraser Institute overtaking Mises Brazil in first place.

·  Most subscribers to YouTube (U.S.): #1 FEE (241K) #2 Heritage (203K); (Non-U.S.): #1 Fundación para el Progreso, Chile (140K) #2 Fundación Libertad y Progreso, Argentina (114K)

·  Most views of YouTube video (longer than 2 min) uploaded in past twelve months (U.S.): #1 Mises USA (855K) #2 Heritage (520K); (Non-U.S.): #1 Fundación Libertad y Progreso, Argentina (481K) #2 Fundación Para el Progreso, Chile (234K)

·  Most LinkedIn Followers (U.S.): #1 Heritage (32K) #2 Cato (30K); (Non-U.S.); #1 Instituto Millenium, Brazil (26K) #2 Fraser Institute, Canada (10.5K)

·  Instagram followers (U.S.): #1 Heritage (123K) #2 Cato Institute (36K); (Non-U.S.): #1 Instituto Mises, Brazil (101K) #2 Instituto Millenium, Brazil (48K)

Prager U’s continued focus on attractive short videos is paying huge dividends. While their closest competitors are not growing, PragerU continues to expand its following on Facebook and Twitter. They rank first in all categories except web traffic, as most are attracted to their videos through Google or YouTube searches rather than going through their website. Except for LinkedIn, PragerU scores better than think tanks in all categories. In the website category, National Review and Reason, both anchored in their magazines, lead in traffic.

Leaders in pro-free-market videos, magazines, and news outlets include:

·  Most Facebook likes: #1 PragerU (3.851 million) #2 CNSNews (2.304 million)

·  Most Twitter followers: #1 PragerU (537K) #2 National Review (327K)

·  Most monthly visitors to website (SimilarWeb): #1 National Review (6.480 million) #2 Reason (3.530 million)

·  Most subscribers to YouTube Channel: #1 PragerU (2.880 million) #2 BrasilParalelo (1.650 million)

·  Most views of YouTube video uploaded during the past twelve months, 2 minutes or longer: #1 PragerU (9.4 million) #2 Daily Signal (2.5 million)

·  Most Instagram followers: #1 PragerU (1.6 million) #2 BrasilParalelo (805K)

Turning Point leader among youth groups

Turning Point USA, created to identify, educate, train, and organize students to promote freedom, has more Twitter followers than all US free-market think tanks except Heritage. It is also second to Heritage in Facebook likes, but not by much. Founder and CEO Charlie Kirk has moved most of his Twitter-type activity to Parler, where he already has 841,000 followers. He has 1.7 million followers on Twitter, and being only 27 years old he can legitimately continue to lead his youth group for several years to come.

Turning Point’s number of Facebook likes almost as many as those of Young America’s Foundation  YAF and Young Americans for Liberty, which rank second and third in likes, combined. YAF leads in YouTube subscribers. There are other organizations with less focus on social media that also cater to young leaders. Students for Liberty reaches out to libertarians. Leadership Institute (LI) focuses on future conservative leaders, but approximately one-third of those who pass through their programs are self-described libertarians. LI’s Campus Reform project ranks first in web traffic and had the video with the most views. Finally, one of the oldest youth groups, the Intercollegiate Studies Institute (ISI) aims to be the “Oxford University” for the young, focusing on intellectual formation but relying less on social media. With new CEO John Burtka, who is only 31, ISI will be investing more in its social media strategy.

Turning Point continued to grow also on LinkedIn and now leads on that platform as well. On Instagram, Turning Point is so dominant that, with 1.4 million followers, they have three times more than all their friendly competition combined.

Among grassroots and activist groups Judicial Watch is the social media leader. I began tracking their social media last year and it continues to grow on all platforms. Judicial Watch has 1.6 million followers on Twitter, 790K followers on Instagram, 6.4 million likes on Facebook, and 899K subscribers on YouTube. It is followed by FreedomWorks and Americans for Prosperity.

The Hoover Institution (at Stanford University) and Mercatus Center (at George Mason University) have the largest social media presence among university-based free-market groups. There are hundreds of such centers in the United States. Most are like islands in their universities, and is not easy to track their social media impact. If I missed one with greater reach than Hoover or Mercatus, I welcome the information.

When I rank social media traffic by country population size and by Internet users, Latin American groups in my sample outperform their U.S. and Canadian counterparts on most platforms.

Podcasts Gaining in Popularity

As I still do not have access to independent or inside information about how most think tanks are incorporating podcasts into their social media strategy, I will share the information from the social media leader, the Heritage Foundation. The highlights were selected by Rob Bluey, their Vice President of Communications and Executive Editor of The Daily Signal Heritage’s online publication. Hopefully, other organizations will be more open with their data in the future. Here the highlights,  

·  10 different Heritage podcast channels together received more than 3.5 million listens in 2020.

·  The most successful podcast channel was “The Daily Signal Podcast,” which accounted for 2.27 million total listens.

·  The most popular episode (17,100 listens) in “The Daily Signal Podcast” was His Sister Was Sex-Trafficked for 6 Years. Here’s How He’s Devoted His Life to Fighting It.

·  Most listens were from the U.S.; the second-highest country was Canada at 57,000, then the U.K. at 26,500.

·  The most “viewed” podcast—several think tanks post podcasts as videos—was a “Heritage Explains” episode that had 26,600 views on Facebook.

·  “The Daily Signal Podcast” peaked at No. 31 on the iTunes Daily News Podcast Chart.

·  According to the all-time daily news podcast rankings, “The Daily Signal Podcast” is No. 42. That’s higher than some established media brands.

Social Media Influencers

In previous analyses I have mentioned Brazilian political philosopher Olavo de Carvalho, who has approximately 3 million followers on all the platforms combined. He outpaces all Brazilian and Latin American think tanks. This time I will mention three individuals from the Spanish-speaking world who focus on economics and public policy and who have a sizeable and loyal social media following: Juan Ramón Rallo @juanrallo (287K Twitter followers), Daniel Lacalle @dlacalle (255K), and Roberto Cachanosky @rcachansoski (243K). The first two are from Spain and Cachanosky is from Argentina. They collaborate with think tanks, but they are a power in themselves. In the English-speaking world, the faithful owner of an account @thomasSowell named after economist Thomas Sowell, which only quotes from his works, is followed by 683K admirers.

My apologies if I missed a better-scoring free-market organization or individual. This is a growing field, both in platforms and players, so not easy to cover all. I hope that the information provided here helps those who work in or support these organizations that promote a free economy, an essential component of all free societies.

Alejandro A. Chafuén es Dr. En Economía por el International College de California. Licenciado en Economía, (UCA), es miembro del comité de consejeros para The Center for Vision & Values, fideicomisario del Grove City College, y presidente de la Atlas Economic Research Foundation. Se ha desempeñado como fideicomisario del Fraser Institute desde 1991. Fue profesor de ESEADE. Síguelo en @Chafuen 

Lacalle Pou quiere jugar en la Champions League y Alberto Fernández un solteros contra casados

Por Roberto Cachanosky. Publicado el 28/3/2021 en: https://www.infobae.com/opinion/2021/03/28/lacalle-pou-quiere-jugar-en-la-champion-league-y-alberto-fernandez-un-solteros-contra-casados/?outputType=amp-type&__twitter_impression=true

La única manera que tiene Argentina de salir de esta larga decadencia y atraer inversiones para crear puestos de trabajo es, justamente, integrándose al mundo como está pensando el presidente de Uruguay

Fernández y Lacalle PouFernández y Lacalle Pou

El cruce entre el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou y el presidente argentino, Alberto Fernández, acerca del Mercosur, mostró un debate entre un presidente con visión de estadista, el uruguayo, y un presidente que parece salido de la película Bananas de Woody Allen.

¿Qué están viendo uno y otro? El presidente uruguayo sabe que el potencial para crecer en el largo plazo es integrarse al mundo para atraer inversiones que permitan aumentar las exportaciones. El mercado interno uruguayo es demasiado chico como para generar un gran flujo de inversiones que lo abastezca.

El presidente de Argentina cree que con el modelo de sustitución de importaciones, de espaldas al mundo y estimulando el consumo interno (no se sabe cómo), va a conseguir un diluvio de inversiones que generará un crecimiento superior a las tasas chinas. Cree que van a llover las inversiones para abastecer el consumo interno de un país que tiene 40% de pobres, 10% de indigentes y el resto agonizando económicamente.

Lacalle Pou, como buen estadista, advierte que no se puede desaprovechar una oportunidad como la que ofrece el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE. Quiere que su país pueda jugar en la Champion League y Alberto Fernández parece conformarse con armar un partido de solteros contra casados.

Es que ese acuerdo implica poder acceder, casi de inmediato, a un mercado de 448 millones de consumidores con un ingreso per capita de USD 39.000 por año. Es eso lo que está viendo Lacalle Pou, en tanto Fernández está enamorado de la feria del barrio.

La única manera que tiene Argentina de salir de esta larga decadencia y atraer inversiones para crear puestos de trabajo es, justamente, integrándose al mundo como está pensando el presidente de Uruguay.

El ejemplo más contundente lo tenemos en Irlanda. Un país que era pobre y decidió integrarse al mundo a fines de la década del 80. Eso le exigió hacer una serie de reformas estructurales que hoy le permiten exportar USD 400.000 millones al año.

Argentina e IrlandaArgentina e Irlanda

El gráfico de arriba muestra la evolución de las exportaciones argentinas y de Irlanda hasta 2017 en base a datos del Banco Mundial. Son exportaciones de bienes y servicios. A principios de siglo Argentina mejoró algo sus exportaciones gracias al precio de las commodities, pero claramente están languideciendo. En cambio Irlanda, que vio al mundo como una oportunidad, exporta USD 400.000 millones. La mitad en industria farmacéutica, aviones, helicópteros, equipamiento de diagnóstico médico y otros bienes más. La otra mitad es industria del conocimiento. Servicios informáticos, financieros, seguro, servicios empresariales, etc.

En cambio nosotros seguimos exportando soja… si llueve.

El resultado es que hoy Irlanda tiene un ingreso per capita de USD 70.000 anuales y nosotros estamos en USD 8.000 per capita. Es la diferencia entre ponerse en condiciones para jugar en la Champion League e ir a jugar un sábado el partido de solteros contra casados y encima volver desgarrados.

Todos los países que lograron salir de la decadencia y de la pobreza y tener hoy ingresos per capita superiores a los de Argentina, lo consiguieron integrándose al mundo.

Chile, otro país que hizo sus reformas económicas y se integró al mundo bajando aranceles y haciendo tratados de libre comercio, pasó de exportar la mitad de lo que exportaba Argentina en 1976 a exportar más que Argentina a partir de 2017. En dólares corrientes, Argentina aumentó sus exportaciones 17 veces y Chile 33 veces. Perú, otro país que decidió incorporarse al mundo, aumentó sus exportaciones 26 veces entre 1977 y 2019 y nosotros 12 veces.

El presidente Fernández cree que Argentina sigue siendo una potencia latinoamericana y puede patotear al mundo. La realidad es que quedamos licuados en importancia. De tener un PBI que representaba el 26% del PBI de toda la región, ahora representa el 10% y en descenso.El PBI del país comparado con el de la regiónEl PBI del país comparado con el de la región

A partir del momento que dejamos de aplicar políticas de corte liberal integrándonos al mundo y empezamos a abrazar el estatismo, la cultura de la dádiva y el vivir con lo nuestro, fuimos perdiendo importancia para el mundo y para la región.

En síntesis, Fernández cree que Argentina sigue teniendo peso en América Latina. Se equivoca, ya no somos importantes ni en la cuadra del barrio.

Nuestros vecinos quieren progresar, darle mayor bienestar a su población, mejor nivel de vida, mientras que acá se conforman con seguir repartiendo planes sociales y empleo público para tener clientelismo político.

Unos trabajan para hacer progresar a su pueblo y otros para su negocio chico de la política.

Roberto Cachanosky es Licenciado en Economía, (UCA) y ha sido director del Departamento de Política Económica de ESEADE y profesor de Economía Aplicada en el máster de Economía y Administración de ESEADE. Síguelo en @RCachanosky

¿Las dos caras de Mauricio Macri?

Por Alberto Benegas Lynch (h) Publicado el 27/3/2en: http://www.laprensa.com.ar/500411-Las-dos-caras-de-Mauricio-Macri.note.aspx

A mi juicio el mejor reportaje al ex Presidente fue en el domicilio de Jorge Lanata que condujo la entrevista con la participación de su equipo. Es la primera vez que lo escucho a Macri sin tensión, natural en sus formas y, sobre todo, con firmeza en el fondo de muchas de sus afirmaciones.

Se pronunció por el saneamiento monetario que carcome el poder adquisitivo de todos, por una reforma laboral que no conspire contra los que deseen trabajar y una apertura al comercio internacional a los efectos de incrementar la productividad y el nivel de vida de la población. Incluso se declaró “tan liberal” como para aceptar que quienes prefieren  no vender su libro no lo hagan a pesar de la conveniencia de abrir debates con diferentes ideas.

Manifestó enfáticamente que “el statu quo ha sido una fábrica de pobres” en el sentido de estar empantanados de hace décadas con la misma política que ha conducido a la lamentable situación en la que ahora estamos, agravada por la política del actual gobierno. Asumió toda la responsabilidad por los resultados negativos de su administración y, al contrario de lo que pudo aparecer en otras declaraciones, sin tercerizar ni endosar culpas pues subrayó que fue suya la elección de sus colaboradores inmediatos.

Se mostró reflexivo con una autocrítica de su gestión al no haber logrado mejorar las condiciones sociales tal como había prometido. Recordemos nuevamente que su administración comenzó con un baile en la Casa Rosada con la banda presidencial, propio de una alarmante frivolidad, alejado de valores y conductas republicanas. También tengamos presente su intento de designar a dos miembros de la Corte por decreto, las ofertas de obras sociales a piqueteros, su cercanía con sindicalistas impresentables y la duplicación de la inflación en el contexto de haber eliminado pero finalmente impuesto cepo cambiario y de sus posibilidades desaprovechadas de reducir el gasto público en su misma área ejecutiva, en lugar de ampliar ministerios y haber incrementado la deuda pública.  

Lo dicho no quiere decir que no existieron políticas acertadas como la energética y de seguridad, pero lo relevante es el resultado neto y este ha constituido un intento fallido más en la larga lista de tropiezos de distintos gobiernos. No incluyo en del lado del activo las visitas de buena voluntad al mundo libre pues no vale si en definitiva es para mostrar lo mismo que nos agobia, pues reiterar fracasos no es un orgullo sino una vergüenza.

Tampoco el título de esta nota pretende siquiera insinuar que el ex Presidente es un hipócrita y deliberadamente maneja dos caras. Muy por el contrario, destaco sus buenos propósitos, buenas intenciones y su honorabilidad, las dos caras son simplemente dos facetas que por el momento aparenta su personalidad: una la referida más arriba dirigida a rectificar lo que debe rectificarse de su política en el contexto de los puntos antes mencionados y la otra la que a continuación apuntamos con mucha preocupación. Esperemos que prospere y se consolide la primera faceta para bien de todos.

  Contradictorio

Esta segunda cara es realmente preocupante. ¿Cómo puede ser que se declare contrario al populismo y al mismo tiempo diga que “si Perón viviera se anotaría en Juntos por el Cambio? ¿El ex Presidente nos toma por estúpidos? Solamente para circunscribirnos a los tres puntos a los que se refirió y que dejamos consignados ¿no está informado que Perón destrozó nuestro signo monetario, copió la figura fascista de la personería gremial y en el orden del comercio internacional comenzó con la sandez de lo que luego se resumió con aquello de “vivir con lo nuestro”?

¿No sabe de la Triple A manejada por su brujo-ministro, de las cartas de Perón a Mao alabando su política, de su publicación diciendo que “Si la Unión Soviética hubiera estado en condiciones de apoyarnos en 1955, podía haberme convertido en el primer Fidel Castro del continente”, de sus dicho en cuanto a que “Al enemigo, ni justicia”, “Levantaremos horcas en todo el país para colgar a los opositores” o sus textos aconsejando  “Los que tomen una casa de oligarcas y detengan o ejecuten a los dueños se quedarán con ella. Los que tomen una estancia en las mismas condiciones se quedarán con todo, lo mismo que los que ocupen establecimientos de los gorilas y enemigos del Pueblo. Los Suboficiales que maten a sus jefes y oficiales y se hagan cargo de las unidades tomarán el mando de ellas y serán los jefes del futuro. Esto mismo regirá para los simples soldados que realicen una acción militar”, sus sugerencias desde el balcón de la Casa Rosada para que la gente “dè leña” a los opositores o la nuevas corrupciones de Gelbard en el contexto del “tercer Perón” y de la grosera contradicción de la “inflación cero”, reincidiendo con los controles en base a la atrabiliaria figura del “agio y la especulación” que produjo todo tipo de desajustes y faltantes?

Nuevamente reiteramos que es de desear que se fortalezca la primera cara pues no podemos absorber nuevos fracasos. Si hay buena voluntad y decencia esto es posible… y también urgente.

Alberto Benegas Lynch (h) es Dr. en Economía y Dr. en Ciencias de Dirección. Académico de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, fue profesor y primer rector de ESEADE durante 23 años y luego de su renuncia fue distinguido por las nuevas autoridades Profesor Emérito y Doctor Honoris Causa. Es miembro del Comité Científico de Procesos de Mercado, Revista Europea de Economía Política (Madrid). Es Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, miembro del Instituto de Metodología de las Ciencias Sociales de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, miembro del Consejo Consultivo del Institute of Economic Affairs de Londres, Académico Asociado de Cato Institute en Washington DC, miembro del Consejo Académico del Ludwig von Mises Institute en Auburn, miembro del Comité de Honor de la Fundación Bases de Rosario. Es Profesor Honorario de la Universidad del Aconcagua en Mendoza y de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas en Lima, Presidente del Consejo Académico de la Fundación Libertad y Progreso y miembro del Consejo Asesor de la revista Advances in Austrian Economics de New York. Asimismo, es miembro de los Consejos Consultivos de la Fundación Federalismo y Libertad de Tucumán, del Club de la Libertad en Corrientes y de la Fundación Libre de Córdoba. Difunde sus ideas en Twitter: @ABENEGASLYNCH_h

Monetary Disorder in Buenos Aires Province (1822 – 1881) – Adrián Ravier and Nicolás Cachanosky – The Independent Review (Forthcoming)

Por Nicolás Cachanosky y Adrián Ravier. Publicado en https://puntodevistaeconomico.com/2021/03/23/monetary-disorder-in-buenos-aires-province-1822-1881-adrian-ravier-and-nicolas-cachanosky-the-independent-review-forthcoming/

Abstract

This paper studies the monetary disorder of the Province of Buenos Aires between 1822 and 1881. This historical case shows that bank crises responded to fiscal imbalances and regulatory constraints rather than the absence of a central bank or supervisory financial institutions. Budgetary needs by the Treasury drained the banks from needed resources for financial stability.

Download here in SSRN.

Nicolás Cachanosky es Doctor en Economía, (Suffolk University), Lic. en Economía, (UCA), Master en Economía y Ciencias Políticas, (ESEADE). Fué profesor de Finanzas Públicas en UCA y es Assistant Professor of Economics en Metropolitan State University of Denver. Es profesor de UCEMA. Publica en @n_cachanosky

Adrián Ravier es Doctor en Economía Aplicada por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Master en Economía y Administración de Empresas por ESEADE. Es profesor de Economía en la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa y profesor de Macroeconomía en la Universidad Francisco Marroquín. Sigue a @AdrianRavier

Consideraciones sobre el proceso inflacionario: algunos errores comunes

Por Alberto Benegas Lynch (h) Publicado el 27/3/2en: https://www.infobae.com/opinion/2021/03/27/consideraciones-sobre-el-proceso-inflacionario-algunos-errores-comunes/

Todos los bancos centrales han perjudicado el signo monetario, por eso debemos pensar cómo salir del marasmo. No se trata de contar con reguladores y manipuladores buenos, se trata de desprendernos de ellos tal como lo han sugerido premios Nobel en economía como Friedrich Hayek, Milton Friedman, Gary Becker, James Buchanan, George Stigler y Vernon Smith.

Friedrich August von Hayek

Friedrich August von Hayek

Todavía hay quienes sostienen que la inflación es un proceso multicausal sin percatarse que procede solamente de un fenómeno monetario exógeno al mercado, es decir, por razones políticas. Manteniendo los demás factores constantes, a más moneda emitida menor su valor.

Lo anterior no significa que la moneda no puede modificar su valor por razones endógenas al mercado. Al efecto de ilustrar el tema, supongamos que nos retrotraemos en la historia monetaria y todavía estamos en los inicios del cambio indirecto luego de haber abandonado el directo (trueque) con el uso de la sal y el hierro (como originalmente era en África), con las sedas (como era en Persia), el cobre (como era en Egipto), el cacao (como era en Centroamérica), el ganado (como era en Grecia), el tabaco (como era en la Virginia colonial) o luego de percatarse de las mayores ventajas del oro y la plata debido a su fraccionabilidad, homogeneidad y durabilidad.

Supongamos esta situación decimos, lo cual en modo alguno quiere decir que la gente mantenga inalterable su valorización de la unidad monetaria cosa que no significa que haya inflación o deflación según valorice en menos o en más. Esto naturalmente se traduce en cambios en la demanda de dinero, lo cual reiteramos son modificaciones en las apreciaciones endógenas de la gente que nada tienen que ver con la inflación. Incluso si hay un terremoto devastador que destruye buena parte de los bienes en una comunidad o disminuciones abruptas en el régimen de lluvias, los precios se elevarán pero solo ponen de manifiesto lo que ocurre debido a causas naturales o endógenas pero no es inflación, que siempre se debe a causas artificiales o exógenas, es decir a manipulaciones políticas, extrañas al mercado. Por su parte, como una nota al pie subrayamos que la deflación consiste en el fenómeno inverso, esto es la contracción exógena en la base monetaria con todos los problemas señalados debido a la manipulación monetaria.

Para comprender bien este fenómeno conviene ahondar en las raíces de la inflación. Se suele decir que es “el aumento general de precios” lo cual es constituye un error mayúsculo por dos motivos. Primero, si los precios aumentaran todos no habría problema con este fenómeno ya que no habrían distorsiones entre ingresos y precios ya que el salario es un precio. No habría problema en que los precios y los salarios se incrementaran al cincuenta por ciento anual, mensual o diario. Eventualmente habría que transportar el dinero en carretillas, habría que modificar las columnas en los libros de contabilidad y los dígitos en las calculadoras pero como decimos no habrían desequilibrios entre precios e ingresos.

En segundo lugar la inflación no está referida al movimiento de precios es la expansión monetaria por causas exógenas su causa y su efecto es la distorsión en lo precios relativos, lo cual causa las tremendas angustias debido a los desequilibrios entre precios y salarios. La expansión monetaria (o la contracción) debido a causas exógenas van tocando distintos sectores en distintos momentos lo que altera los precios relativos y, como es sabido, los precios constituyen los únicos indicadores para saber cómo operar en el mercado por lo que su distorsión indefectiblemente conduce a consumo de capital y como las tasas de capitalización son a su vez la causa del aumento de salarios e ingresos en términos reales, estos inevitablemente se contraen, en otros términos, la inflación conducen a la pobreza.

También es frecuente en la parla convencional afirmar que la inflación se genera por expectativas, por subas en los costos o por el incremento en el precio de algún bien estratégico. Pues ninguna de estas tres conclusiones es acertada. Si hay quienes suben precios debido a expectativas de inflación pero que no es convalidada por expansiones exógenas de dinero, deberán bajar esos precios si quieren evitar una contracción en las ventas. Si suben costos de ciertas mercancías no por ello pueden trasladarse a los precios sin que mermen las ventas. Siempre el comerciante venderá al precio más alto que pueda (igual que los que obtienen salarios pedirán lo más que las circunstancias permitan), lo cual no significa que le sea posible cobrar el precio que desea, es el que le permite el mercado. Por último, si sube el precio de un bien (por más que se considere estratégico) habrá dos posibilidades: si la gente desea consumir la misma cantidad del bien en cuestión tendrán que bajar los precios de otras mercancías, de lo contrario se prefiere consumir lo mismo de los otros bienes disminuirá la venta del producto que elevó su precio.

Es de una enorme trascendencia tener presente que en un mercado abierto de dinero como el que plantearemos más abajo, no se traduce en que la cantidad de moneda sea constante. La cantidad dependerá de la utilidad marginal de la unidad monetaria, igual que con otros bienes y servicios. Y cuando la gente valora más el dinero y consecuentemente su oferta aumenta nada tiene que ver con la inflación puesto que se trata de expansión endógena. No es una alteración del sistema sino que se expresa los gustos y preferencias de la gente.

Ahora vamos al tema de fondo. En vista que todas las llamadas autoridades monetarias y todas las épocas han perjudicado el signo monetario, debemos pensar como salir del marasmo. No se trata de contar con reguladores y manipuladores buenos, se trata de desprendernos de ellos tal como lo han sugerido premios Nobel en economía como Friedrich Hayek, Milton Friedman, Gary Becker, James Buchanan, George Stigler y Vernon Smith.

El asunto consiste en percatarse que todo banquero central está embretado entre tres posibilidades: a qué tasa emitir, a qué tasa contraer o dejar la base monetaria inalterada. Pues a través de cualquiera de los tres canales elegidos se estará distorsionando lo precios relativos respecto de la situación en la que la gente hubiera podido elegir. Y si suponemos que en la banca central está la bola de cristal y consecuentemente se procede según lo que la gente hubiera preferido no hay razón alguna que justifique la intromisión con ahorros en gastos administrativos, pero por otra parte la única manera de saber qué es lo que la gente hubiera preferido respecto a los activos monetarios es dejarla actuar.

Tal vez el mayor fetichismo del momento sea la supuesta necesidad de manipuladores monetarios, incluyendo la sandez de referirse a la soberanía monetaria que no se diferencia de una supuesta “soberanía de la zanahoria”. Todo está montado para que los aparatos estatales succionen el fruto del trabajo ajeno junto con la presión tributaria y el endeudamiento gubernamental. El espíritu conservador en el peor sentido de la expresión no permite despejar telarañas mentales y salir de la prisión del statu quo.

Si se preguntara qué cantidad de moneda debe haber es igual a preguntarse qué cantidad de papas debe haber. La elección de la moneda no será de un bien cuya existencia sea demasiado abundante pues no resulta cómodo pagar el medio de transporte con mil millones de algo y tampoco será un bien cuya escasez sea muy marcada pues no es expeditivo pagar con varios ceros antes de la coma que ubica los respectivos decimales.

Como queda dicho la historia monetaria finalmente luego de un período de selección prefirió el oro y la plata. No puede anticipar cuál será la moneda del futuro y tampoco es necesario. No sabemos si será una canasta de monedas, si será esta o aquella mercancía o si será digital (a pesar de lo controvertido de esto último debido a su incompatibilidad con el teorema de la regresión monetaria). Lo que sí se puede anticipar es que la eliminación de curso forzoso y la banca central permitirá elecciones que tiendan a proteger ahorros y que el saqueo sistemático no tendrá lugar.

En todo caso tengamos en cuenta que la tendencia a indexar como una medida que supuestamente corrige los males de la inflación no es relevante pues sube los precios de modo uniforme según un índice como si los precios fueran afectados de la misma manera, lo cual hace que se ubiquen a niveles más altos en valores absolutos pero la distorsión naturalmente se mantiene.

Ha sido frecuente la receta de emitir a un ritmo constante según el crecimiento de la economía “para que los operadores sepan a qué atenerse y la expansión se sustente en la tasa que revele el producto bruto interno”. Esta apreciación es equivocada por dos razones. En primer lugar los operadores no sabrán a que atenerse pues, como hemos reiterado, los precios no se mueven al mismo ritmo. En segundo término, si la expansión se sustenta en el indicador del producto esto hará, por ejemplo, que se anule el crecimiento de las exportaciones debido a la disminución de precios debido al mayor crecimiento, se contraigan las importaciones y una serie de cambios que no se sucederán debido a que la expansión los anuló.

En parte esta última receta se aplicó con los Acuerdos de Génova y Bruselas de los años 20 que ya creados muchos de los bancos centrales se decidió de facto sustituir el patrón oro por una entelequia denominada “patrón oro cambio” que significaba sustituir el metal aurífero por el dólar y la libra (este último signo monetario fue posteriormente eliminado) lo cual permitió que Estados Unidos expandiera su moneda (también con contracciones erráticas) una reserva para otros países que también expandieron sus respectivos signos monetario lo cual desembocó en la crisis del 29 que se prolongó debido a las políticas de F.D. Roosevelt que fueron canceladas a regañadientes por Truman, lo cual permitió corregir desvíos en la economía real como la liberación de precios y las trabas en el mercado laboral que condujeron a desempleo masivo mientras caía la tasa de capitalización. De todos modos, más tarde, en 1971, Nixon dio el golpe final a la disciplina monetaria imponiendo lo que denominó “el acuerdo más importante de la historia” que consistió en eliminar de jure el oro del esquema monetario y establecer tipos de cambio fijos que duraron hasta la estrepitosa corrida de 1973 que hubo abandonar esta última política que severamente encorsetaba el comercio internacional.

Por otro lado, estimamos que no es en esta nota periodística la oportunidad de encarar otro debate que viene arrastrándose desde hace un siglo y promete otro tanto, cuál es el sistema bancario. Lo que sí puede concluirse es que desaparecerá por manifiestamente perjudicial el sistema fraccionario para ser reemplazado por la reserva total o el llamado free banking con lo que la producción secundaria de dinero de origen exógeno quedará sin efecto y los bancos, financieras y equivalentes deberán enfrentar toda la responsabilidad de su gestión en relación a sus clientes sin el bochornoso apoyo de banqueros centrales y las consecuentes regulaciones absurdas.

Para cerrar este texto subrayamos que en la literatura económica tradicional “convertibilidad” quiere decir canje entre una mercancía y un recibo denominado billete bancario pero no se refiere al intercambio de un papel de un color por otro papel de otro color, en todo caso esto último -cuando un signo monetario está anclado en términos de otro- se trata de tipo de cambio fijo con política monetaria pasiva. En un mercado libre en materia monetaria se da lugar a tipo de cambio libre sin tal cosa como política monetaria (a diferencia de lo que viene ocurriendo en la mayor parte de los casos donde impera un tipo de cambio controlado con política monetaria activa).

Alberto Benegas Lynch (h) es Dr. en Economía y Dr. en Ciencias de Dirección. Académico de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, fue profesor y primer rector de ESEADE durante 23 años y luego de su renuncia fue distinguido por las nuevas autoridades Profesor Emérito y Doctor Honoris Causa. Es miembro del Comité Científico de Procesos de Mercado, Revista Europea de Economía Política (Madrid). Es Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, miembro del Instituto de Metodología de las Ciencias Sociales de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, miembro del Consejo Consultivo del Institute of Economic Affairs de Londres, Académico Asociado de Cato Institute en Washington DC, miembro del Consejo Académico del Ludwig von Mises Institute en Auburn, miembro del Comité de Honor de la Fundación Bases de Rosario. Es Profesor Honorario de la Universidad del Aconcagua en Mendoza y de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas en Lima, Presidente del Consejo Académico de la Fundación Libertad y Progreso y miembro del Consejo Asesor de la revista Advances in Austrian Economics de New York. Asimismo, es miembro de los Consejos Consultivos de la Fundación Federalismo y Libertad de Tucumán, del Club de la Libertad en Corrientes y de la Fundación Libre de Córdoba. Difunde sus ideas en Twitter: @ABENEGASLYNCH_h

Origen del impuesto a la renta en Argentina

Por Gabriel Boragina. Publicado en: http://www.accionhumana.com/2021/03/origen-del-impuesto-la-renta-en.html

Luego del proyecto de ley de 1919 vino el de 1924 diciéndose del mismo que:

“El proyecto venía precedido de un amplio estudio del Ministro de Hacienda doctor Víctor Molina y de su colaborador, doctor Salvador Oria. Tampoco esta vez la iniciativa tuvo suerte y recién en 1930, bajo uno de los tantos gobiernos “de facto” que experimentó el país, se materializó el anhelo de sancionar el impuesto a la renta, “A mérito de esto, señala Ruzzo, el impuesto a la renta en nuestra República es un hecho; pero, la faz constitucional del asunto no ha sido debidamente dilucidada y no es posible omitir referencias a la misma, aunque sea en forma somera, debiéndose asimismo contemplar la conveniencia económica de su implantación. Yo, particularmente me siento obligado a ello, puesto que en mi carácter de senador nacional presenté un proyecto de reforma de la Constitución Nacional, destinado, precisamente, a incluir tal impuesto como recurso nacional. Por otra parte, son ya dos las provincias que han iniciado la implantación en su propio territorio, si bien no han llegado a la sanción de tales iniciativas, el hecho es posible, sin duda alguna”.[1]

En el año indicado es cuando comienzan a ingresar al país las primeras ideas fascistas, que ya dominaban ampliamente un gran espectro de la opinión pública en Europa, y que permitiera los ascensos de Mussolini (que ya estaba gobernando autocráticamente en Italia) y poco después el de Hitler, que se preparaba para asumir el poder absoluto en su pais, Alemania. El general Uriburu -que diera el golpe de estado que derrocara al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen- era de ideas que reconocían aquella inspiración, y no puede llamar la atención que viera con agrado la expoliación fiscal que estamos estudiando.

La reflexión de Ruzzo es llamativa, pero claramente de ella se desprende que es un entusiasta partidario de este tipo de imposición como de otras, a juzgar por las numerosas referencias que hace el autor en estudio.

Parece que a Ruzzo le preocupaba la forma en que el impuesto se sancionó (mediante un decreto-ley) y no por una vía constitucional. Pero no era que estaba en contra del impuesto, sino que le inquietaba una mera cuestión formal o jurídica si se quiere. De hecho, manifiesta que, más tarde y ya como senador nacional, propuso una reforma constitucional; cambio “destinado, precisamente, a incluir tal impuesto como recurso nacional”, lo cual era un disparate desde nuestra visión federal del impuesto por lo que ya dijimos: un federalismo real implica descentralización fiscal y autonomía provincial y municipal para sancionar sus propios regímenes impositivos sin injerencia alguna del gobierno nacional. Al parecer el sr. Ruzzo piensa que si la Constitución no tuviera una cláusula expresa que incluya al impuesto sobre la renta como impuesto nacional el mismo no podría regir pese a su “conveniencia económica” punto que no discute, ni sobre el cual esgrime argumento alguno.

Lamentablemente, la Constitución de la Nación Argentina contiene dos cláusulas cuya vaguedad y amplitud dan cabida a la sanción por parte del gobierno central y provincias de una amplia gama de impuestos.

“Está claro, y el propio autor que acabamos de transcribir lo asevera así, que el asunto se halla regido por las disposiciones de los artículos 4° y 67, inciso 2° de la Constitución Nacional, y que el impuesto a la renta está expresamente reconocido por la segunda de las cláusulas citadas, que expresa al establecer las atribuciones del Congreso, la de “imponer contribuciones directas por tiempo determinado y proporcionalmente iguales en todo el territorio de la Nación, siempre que la defensa, seguridad común y bienestar general del Estado lo exijan”. El impuesto a la renta es una contribución directa y nadie puede impunemente tergiversar el texto tan claro y preciso, en este aspecto, de la carta constitucional del país.”[2]

Realmente, el texto constitucional anotado no es ni claro y mucho menos preciso. Posee una ambigüedad que ha dado pie a toda clase de atropellos y violaciones de las restantes cláusulas constitucionales.

Mas allá de las continuas violaciones al artículo constitucional citado perpetradas no sólo por los gobiernos de facto sino y quizás con mayor énfasis por los denominados de jure (supuestamente constitucionales) en la práctica de nuestros días lo que existe es una amplia gama de impuestos superpuestos unos a otros, incurriendo en dobles, triples, cuádruples, quíntuples, etc. imposiciones. Es decir, lo que tenemos es un régimen de multiplicidad fiscal que no alcanza sólo a la cantidad de impuestos en danza sino a la cantidad de ellos que recaen sobre un mismo contribuyente cuyo patrimonio es el objeto de todos los impuestos pasados y presentes.

Todo tipo de gravámenes recaen sobre la cabeza del sufrido -e irónicamente llamado- “contribuyente”, a quien ya poco y nada le queda por “contribuir” desangrándose en la azarosa aventura de ver que impuesto pagar primero, y exprimido como un limón al que el gobierno siempre trata de darle otro apretón para extraerle alguna gota de jugo más.

Naturalmente, y como el lector ya se podrá imaginar y más todavía si vive en la Argentina, la cláusula constitucional que ordena que esas “contribuciones” lo sean “por tiempo determinado y proporcionalmente iguales” nunca se han cumplido completamente y sigue sin cumplirse. Y si bien todas las leyes impositivas comienzan sus artículos indicando su transitoriedad, en los hechos se transforman en permanentes, con o sin reformas del texto original, y sin siquiera preocuparse por eliminar la cláusula de transitoriedad en muchas de ellas.

El principio de “igualdad” -que también aparece en el texto- tampoco fue observado. Basta remitirnos a las numerosas exenciones fiscales que obran en los textos legales para eximirnos de más comentarios sobre el particular. Y respecto a “la defensa, seguridad común y bienestar general del Estado” se han interpretado con tal latitud que prácticamente los gobiernos han hecho entrar cualquier cosa dentro de esos términos, de modo que les permitiera gravar lo que objetivamente no encuadraba en ninguno de ellos. Lastimosamente, el texto debería haber sido mucho más específico y trazar limites férreos a la voracidad fiscal típica de nuestros gobiernos de ayer y de hoy. No fue así, y los gobiernos siempre tienen el “argumento apropiado” para gravar lo ingravable.


[1] Mateo Goldstein. Voz “IMPUESTOS” en Enciclopedia Jurídica OMEBA, TOMO 15, letra I, Grupo 05.

[2] Goldstein, M. ibidem.

Gabriel Boragina es Abogado. Master en Economía y Administración de Empresas de ESEADE. Fue miembro titular del Departamento de Política Económica de ESEADE. Ex Secretario general de la ASEDE (Asociación de Egresados ESEADE) Autor de numerosos libros y colaborador en diversos medios del país y del extranjero. Síguelo en  @GBoragina

Por qué el ahorro en pesos en los bancos argentinos es la quinta parte de lo que acumula Chile en los fondos de pensión

Por Roberto Cachanosky. Publicado el 23/3/2021 en: https://www.infobae.com/opinion/2021/03/23/por-que-el-ahorro-en-pesos-en-los-bancos-argentinos-es-la-quinta-parte-de-lo-que-acumula-chile-en-los-fondos-de-pension/

Responde a la historia de confiscaciones y creciente presión tributaria. La consecuencia es un muy débil mercado de crédito al sector privado. El ministro Matías Kulfas cree que obedece a la políticas de los bancos

El ministro Matías Kulfas acaba de cargar contra el sistema financiero al destacar: “Están muy acostumbrados a pescar dentro de la pecera” y les demandó que tienen que estar al servicio de la producción y no al revés (Reuters)

El ministro Matías Kulfas acaba de cargar contra el sistema financiero al destacar: “Están muy acostumbrados a pescar dentro de la pecera” y les demandó que tienen que estar al servicio de la producción y no al revés (Reuters)

Siguiendo el manual del buen populista, ante cada problema que no puede resolver el gobierno siempre trata de explicar la situación señalando a un tercero como el culpable.

Desde los runners como culpables de un supuesto rebrote de contagios de covid-19 en su momento, pasando por acusar a un laboratorio de exigir condiciones inaceptables para vender las vacunas, o los rusos que no cumplen con las entregas, o María Eugenia Vidal que no hizo nada con los hospitales en los 4 años que gobernó la provincia de Buenos Aires versus los 29 que estuvo a cargo del peronismo, y así se puede seguir con los ejemplos, tomando los últimos 33 años, frente a un problema real, en lugar de enfrentarlo se le echa el cargo “al otro”.

En el campo de la economía pasa algo similar, la culpa siempre es de otros. La inflación se dispara porque las empresas quieren ganar mucho y “especulan” por lo cual implementaron un pedido de información gigantesco.

Ahora, el ministro Matías Kulfas acaba de cargar contra el sistema financiero al destacar: “Están muy acostumbrados a pescar dentro de la pecera” y les demandó que tienen que estar al servicio de la producción y no al revés, agregando que se necesitan tasas de interés acordes para producir y no para para especular.

No es intención de esta columna ser el defensor del sistema financiero, sino poner en orden las ideas. En primer lugar, el total de depósitos del sector privado en el sistema financiero sumaba $6,8 billones al 16 de marzo pasado.

Como puede verse en el gráfico, el stock de Leliq y Pases Netos sumaba a esa fecha $3 billones, con lo cual el sector público se está quedando con el 44% del total de los depósitos del sector privado en el sistema financiero, desplazando a los particulares en la franja de crédito en pesos.

Cabe destacar que, en noviembre de 2019, último mes completo del gobierno de Mauricio Macri, el monto total de Leliq y Pases era de $1 billones. En otras palabras, en los 15 meses y medio que lleva de gobierno el presidente Alberto Fernández multiplicó por 3 el monto en circulación de esos instrumentos de regulación monetaria, pese a que en su campaña para acceder a la presidencia cuestionaba el endeudamiento del Central bajo la gestión de Macri por considerar que estaba promoviendo la especulación y que era su intención ahorrar el cuantioso pago de intereses y destinarlo a la compra gratis de medicamentos por parte de los jubilados.

Aun pagando una tasa de interés mayor en la era Macri, el costo cuasifiscal de esa operatoria era de $630.000 millones al año; mientras que ahora supera los $1,14 billones.

De ahí que hasta ahora el Presidente no cumplió con su promesa de campaña con los jubilados, sino que además terminó aumentando un 80% el gasto cuasifiscal, y generó un mayor desplazamiento del sector privado del mercado de créditos en moneda nacional.

Característica de los depósitos

Buena parte de los depósitos del sector privado son fondos transaccionales: 48% corresponde a colocaciones a la vista en cajas de ahorro y cuentas corrientes y el resto a imposiciones a plazo fijo, aunque también por períodos inferiores a 2 meses, dado el desaliento que representa la elevada tasa de inflación, que comenzó a dispararse y la cotización del dólar podría seguir el mismo camino en cualquier momento. Por lo tanto, buena parte de ese saldo también puede considerarse transaccional, para ser utilizado en la compra de bienes u otro activo financiero. Se estira el plazo de pago y se aprovecha una ganancia financiera.

Esa práctica cortoplacista responde a la historia de confiscaciones de depósitos bancarios que tiene Argentina y también de los que había comenzado a acumular a largo plazo, a través de las AFJP, y provocó que en muchos casos, los ahorros se preservaran en el exterior, lejos de la mano del Estado confiscador.

¿Acaso los banqueros argentinos son perversamente malos y norteamericanos, alemanes o chilenos son las Carmelitas Descalzas? No, en esos países hay ahorro interno porque se respeta la propiedad privada y prevalece la estabilidad monetaria.

Por citar un ejemplo, en Chile las AFP, equivalentes a las cerradas AFJP en el mercado local, administran actualmente el equivalente a USD 200.000 millones, un 70% del PBI chileno; mientras que en la Argentina los depósitos bancarios a muy corto plazo apenas llegan a 14% del PBI.

Plan Bonex en 1989, pesificación asimétrica, corralito, corralón y confiscación de los ahorros de la gente en las AFJP, no resultaron hechos gratuitos para la economía nacional. No hay ahorro interno y por eso no hay crédito a tasas accesibles para las empresas y menos para las familias.

En Chile los bancos ofrecen créditos hipotecarios a 30 o 40 años y financian hasta el 90% de la propiedad. En Argentina, no hay créditos hipotecarios y los que hay, con cláusula UVA, representan un costo creciente en tiempos de aceleración de la inflación.

En Estados Unidos, los créditos hipotecarios tienen una tasa de entre el 2,75% y el 2,85% anual a 20 o 30 años, según la solvencia económico-fonanciera del solicitante.

Lo que parece no comprender el ministro Kulfas es que la destrucción del sistema monetario, la carga impositiva y las constantes confiscaciones de ahorros, destruyeron la confianza en la seguridad jurídica en Argentina.

Lo que parece no comprender el ministro Kulfas es que la destrucción del sistema monetario, la carga impositiva y las constantes confiscaciones de ahorros, destruyeron la confianza en la seguridad jurídica en Argentina (Reuters)

Lo que parece no comprender el ministro Kulfas es que la destrucción del sistema monetario, la carga impositiva y las constantes confiscaciones de ahorros, destruyeron la confianza en la seguridad jurídica en Argentina (Reuters)

Acá no solo se rompió la economía por un exceso de gasto público, carga impositiva, destrucción monetaria, etc., sino que se destruyeron los cimientos mismos de una sociedad civilizada: el cumplimiento de los contratos. En Argentina rige la ley del capricho del gobierno de turno, con lo cual no hay previsibilidad en las reglas de juego.

Otra comparación contundente

Alemania fue reducida a polvo con los bombardeos en la segunda guerra mundial, pero pudo ser reconstruida porque también se destruyó el sistema autoritario vigente durante el nazismo. Luego de la guerra solo había que reconstruir ladrillos.

En Argentina hubo un bombardeo pero que fue sobre la seguridad jurídica que destrozó la confianza en el país como lugar en el cual se puede progresar. Revertir ese proceso es mucho más difícil y lleva mucho más tiempo que reconstruir los ladrillos que se pudieron destruir en la Segunda Guerra Mundial.

Debiera entender el ministro Kulfas, el problema de la falta de crédito y de las altas tasas de interés no se origina en las políticas de los bancos, sino que es la resultante de la historia populista de la Argentina.

Roberto Cachanosky es Licenciado en Economía, (UCA) y ha sido director del Departamento de Política Económica de ESEADE y profesor de Economía Aplicada en el máster de Economía y Administración de ESEADE. Síguelo en @RCachanosky

El sofisma de los dólares genuinos

Por Iván Carrino. Publicado el 18/3/21 en : https://www.infobae.com/opinion/2021/03/18/el-sofisma-de-los-dolares-genuinos/

Es falso que los únicas divisas para crecer sean los de las exportaciones. Los países que generan confianza atraen inversiones extranjeras y ahorro del resto del mundo

El ministro de Economía, Martín Guzmán (EFE/Juan Mabromata/Archivo)

El ministro de Economía, Martín Guzmán (EFE/Juan Mabromata/Archivo)

El problema de Argentina es la falta de dólares. La condición necesaria para crecer es poder exportar más. Sin los dólares genuinos de las exportaciones, no podremos crecer de forma sostenida.

Las anteriores afirmaciones forman parte de cierto consenso entre economistas argentinos. Estos profesionales comparten la idea (a nuestro juicio errónea) de que el problema del país es la falta de divisascomo si en economía hubiese bienes económicos que no fuesen escasos.

La teoría ha sido recientemente repetida por el Ministro de Economía, Martín Guzmán. En una presentación ofrecida en la Universidad Nacional de Catamarca, el funcionario explicaba que la frecuente inestabilidad de la economía argentina se debía a la incapacidad de generar una buena dinámica exportadora:

“Es necesario que las exportaciones tengan una dinámica de crecimiento consistente con el crecimiento del mercado interno (…) Esto es aritmética pura, cuando la economía crece, las importaciones crecen, la demanda de divisas crece (…) Así que cuando crecemos, si queremos poder financiar el crecimiento, necesitamos poder financiar las importaciones, y eso requiere de divisas. Y para tener divisas, la forma genuina de generarlas es con el crecimiento de las exportaciones”.

Conceptos similares vertió en su última aparición en una entrevista televisiva.

¿Qué está diciendo Guzmán?

Básicamente que tener déficits comerciales no es sostenible en el tiempo. Es decir, que para que la economía crezca de forma sostenible –sin crisis ni recesiones–, hay que evitar los déficits de la cuenta corriente del balance de pagos. Es decir: tener un exceso de exportaciones que haga que ingresen, de forma neta, divisas al país.

Esta idea de que los dólares genuinos son solamente los que vienen de las exportaciones no es cierta. Tampoco lo es que los déficits en cuenta corriente (es decir, exportaciones menores que las importaciones) sean un impedimento para el crecimiento sostenible.En los últimos 25 años desde 1995 hasta 2019, Chile tuvo un déficit de la cuenta corriente en 18, mientras que Perú en 21

En un artículo publicado del año 2016, el economista experto en comercio internacional, Daniel Ikenson, explicaba que desde el año 1975 la economía de los Estados Unidos había tenido déficits de la cuenta corriente en forma sistemática, pero que eso no había significado ninguna traba para el crecimiento:

“Durante los últimos 41 años de déficits comerciales consecutivos, el tamaño de la economía estadounidense se triplicó en términos reales, el valor agregado de la industria manufacturera se cuadruplicó, y el número de empleos en la economía casi se duplicó, sobrepasando el ritmo al que creció la población activa”.

Claro que frente a esta realidad se podría argumentar que el problema de la falta de dólares no aplica a los Estados Unidos puesto que dicho país no es ni más ni menos que el emisor de la moneda de la discordia.

Ahora bien, si esto fuera así, los desequilibrios de la cuenta corriente sí deberían ser un problema para la sostenibilidad del crecimiento en países latinoamericanos además de Argentina. Al fin y al cabo, ellos tampoco imprimen dólares, y también tienden a importar más a medida que sus economías crecen.

Chile y Perú

La realidad es que esto tampoco ocurre allí. En los últimos 25 años desde 1995 hasta 2019, Chile tuvo un déficit de la cuenta corriente en 18, mientras que Perú en 21. Es decir que, en 18 y 21 años sobre un total de 25, estos dos países recibieron menos “dólares genuinos” de los que entregaron al mundo para pagar importaciones.

¿Y cómo les fue a sus economías? ¡Muy bien!

Desde 1995 Perú tuvo solo un año de recesión. Así como se lee, solamente en 1998 en Perú el PBI cayó durante el extenso período que va desde 1995 a 2019. En Chile esto ocurrió solamente en dos oportunidades, en 1999 y en 2009.

Si nos enfocamos en la evolución de su PBI per cápita en dólares constantes, en dicho período Perú y Chile lo multiplicaron por dos (+109% y +95%), mientras que en Argentina éste solo creció 27%.

Ahora bien, ¿cómo se explica que, frente a la falta de “dólares genuinos”, economías que no emiten dólares puedan financiar su crecimiento sin tener crisis económicas como las que ha vivido la Argentina?

La respuesta es sencilla: es falso que los únicos dólares genuinos para crecer sean los de las exportaciones. Los países que generan confianza atraen inversiones extranjeras y ahorro del resto del mundo, que son divisas que se pueden usar perfectamente para financiar décadas de crecimiento.

Y esto es lo que ha pasado en Perú, Chile y otros países alrededor del mundo. Es que, como explica Douglas Irwinlos desequilibrios comerciales dependen del flujo de capitales, y mientras los gobiernos generen las condiciones de confianza necesaria para atraer esos flujos, entonces perfectamente llegarán divisas al país para financiar el rojo de la cuenta comercial.

Bajando el ejemplo al caso de una empresa, ésta puede sostener el aumento de la producción no solo en base a sus ingresos por ventas, sino producto del crédito que reciba de los bancos o las inyecciones de capital que hagan sus accionistas. Esto ocurre nada menos que en el caso de Tesla, que hace años avanza en su producción financiándose de esta forma.

Para cerrar, la teoría que maneja el Gobierno no es válida. No es condición necesaria para crecer exportar más. Sí lo es que el gobierno genere un marco de condiciones que generen inversión y crédito de largo plazo. Y para eso hay que pagar las deudas, bajar la inflación, y dotar de mayor libertad al sector productivo de la economía.

Iván Carrino es Licenciado en Administración por la Universidad de Buenos Aires y Máster en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Es editor de El Diario del Lunes, el informe económico de Inversor Global. Además, es profesor asistente de Comercio Internacional en el Instituto Universitario ESEADE y de Economía en la Universidad de Belgrano. Es Sub Director de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE. Sigue a @ivancarrino

¿Una alianza liberal?

Por Mauricio Alejandro Vázquez. Publicado el 21/3/21 en: https://www.ambito.com/opiniones/alianza/una-liberal-n5178463

“Hay algo de liberalismo en todo ese Cambiemos”, le decía con humor un joven liberal a este cronista horas más tarde del hecho político que dio inicio a esta potencial alianza. Uno de los inconvenientes sustanciales que tiene este intento de formación del frente liberal, es que la sombra del espacio aún conducido por Mauricio Macri, cae sobre más de uno de los integrantes del mismo.

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta.

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta.

La diada amigo-enemigo constituye la esencia de “lo político”. O al menos así lo creía el filósofo y jurista Carl Schmitt, uno de los pensadores esenciales del mundo politológico actual, de enorme influencia en parte de nuestra dirigencia política, desde su relectura por parte de la belga Chantal Mouffe y del argentino Ernesto Laclau.

Si la decisión última del político es la elección de su enemigo, la selección de quienes son “sus amigos” no es incluso menor. En tal sentido, el intento de aunar al espectro de centro derecha en una única alianza denominada al momento de su anuncio como “Vamos”, pareciera prometer que este segmento del arcoíris ideológico nacional se ha decidido finalmente a hacer política en serio. O al menos eso parecieran querer demostrar.

Sin embargo, el hecho no estuvo libre de interpretaciones, múltiples dudas y algunos traspiés significativos, incluso pocos días después del anuncio oficial.

La sombra cambiemita

“Hay algo de liberalismo en todo ese Cambiemos”, le decía con humor un joven liberal a este cronista horas más tarde del hecho político que dio inicio a esta potencial alianza. Más allá de la humorada, lo cierto es que justamente uno de los inconvenientes sustanciales que tiene este intento de formación del frente liberal, es que la sombra del espacio aún conducido por Mauricio Macri, cae sobre más de uno de los integrantes del mismo. Sin ir más lejos, y si para muestra falta un botón, en la foto de ese lanzamiento hay referentes portadores de sellos tradicionales para el liberalismo cuyos hijos no solo militan en las filas del ex Cambiemos, sino que también ocupan bancas como concejales de esa fuerza en el sur del conurbano al día de hoy a pesar de vivir bajo el mismo techo.

En tal sentido, si se analizan con atención estos orígenes políticos, los círculos de contacto, las dependencias políticas y económicas de varias segundas líneas, y de alguna que otra primera, con el macrismo y el larretismo, se vuelve complejo considerar que todo este esfuerzo representativo no termine convergiendo, de un modo u otro, más pronto que tarde, en aquello que decidan conformar los ex Cambiemos.

De hecho, en la práctica, existe una especie de esquizofrenia discursiva en todo el espacio. Por un lado, varios referentes afirman a viva voz intentar despegarse del espacio macrista debido a, según ellos, el estrepitoso fracaso que significó el gobierno comprendido entre 2015 y 2019, que propició el regreso del kirchnerismo. Sin embargo, esas mismas voces han expresado pocos días antes y algunos días después, que la unión con ese espacio en 2023 sería casi inevitable si se quiere garantizar una derrota de las fuerzas conducidas por Cristina Kirchner.

Dicho de otro modo, la conformación general de la agrupación en ciernes parece querer jugar más bien un bluff fuerte en esta primera mano de póker para avenirse a negociar con el espacio cambiemita, después. Lo cual, como decíamos en estas mismas columnas en una nota del año pasado, es el gran juego que encabeza Patricia Bullrrich, en ese otro lado de la cerca.

Tal vez para ilustrar la enorme carencia del intento, sirva la comparación con otras latitudes con las que Argentina siempre se ha referenciado. Del otro lado del atlántico, la agrupación de centro derecha VOX, muestra un camino más exitoso y orgánico con profundas diferencias con esta medusa política incipiente que parece querer formarse aquí, a pesar de la similitud ideológica que dicen representar. En tal sentido, en el partido español, no solo se destaca la presencia de varios líderes con capacidad de volverse candidatos firmes a la presidencia de este país, sino también la voluntad de consolidar un poder realmente propio y autónomo. Todo lo cual da muestras de los efectos de un liderazgo como el de Santiago Abascal, desprovisto de los vicios ególatras que suelen percibirse en nuestros armados nacionales.

Un problema de representación

Del mismo modo, sorprende la desconexión de la iniciativa con su propio electorado. Si hay algo simbólico en la política es “la foto”, acontecimiento que suele coronar los convites y propiciar mezquindades, enfrentamientos y operaciones. Si este comienzo de alianza fuese a ser analizado desde la imagen difundida en redes sociales y periódicos, lo primero que llama la atención es la disonancia entre la edad de los participantes de la misma y el núcleo valor de su propuesta ideológica.

Esta afirmación puede resultar llamativa para quien no se haya actualizado de los acontecimientos más novedosos de la política nacional, lo cual, de hecho, pareciera ser paradójicamente lo que le ocurrió a quienes armaron dicha fotografía. Uno de los hechos políticos más significativos del último tiempo ha sido la incorporación de crecientes masas de jóvenes a la militancia de las ideas liberales y/o conservadoras que solían ser patrimonio exclusivo de generaciones pasadas. Por tanto, la ausencia general de representantes de toda esa juventud no solo llama la atención, sino que aparece como un enorme gaffe inicial que no augura buenos resultados futuros. Como supo decirle a este cronista en este sentido, el actual Diputado Nacional José Luis Patiño, de diáfana procedencia liberal: “Yo soñaba con algo nuevo. Quería ver en la cancha un recambio generacional. La verdad que para hacer una alianza ´liberal´ con Hotton y Pocho Romero Feris me quedaba con Bullrich y Waldo”.

Al mismo tiempo, resulta cuando menos extraña la dispar procedencia de quienes dicen querer formar el frente. Por un lado, se encuentran reales operadores políticos con volumen propio como el mencionado “Pocho” Romero Feris, Guillermo MacLoughlin, del centenario Partido Demócrata con una militancia activa y poder real en más de una provincia, José Luis Espert, quizá el más advenedizo del grupo, pero que supo llegar al último debate presidencial y el reconocido ex ministro de economía Roque Fernández, junto a twitteros y meros “portadores de fichas”, como se le dice con esa crueldad propia que tiene por momentos la política, a aquellos que siempre aspiran a tener un sello partidario propio sin lograrlo jamás. Como dijo otro asistente al encuentro: “Quiere ponernos condiciones a nosotros que tenemos los sellos partidarios, gente que solo cuenta con el usuario y la contraseña de su Instagram”.

Es difícil pensar en una alianza sostenible en el tiempo cuando los firmantes del acuerdo cuentan con semejantes disparidades de historia, poder territorial y estructuras partidarias. Quizá sea por eso que las intenciones del encuentro no estuvieron claras siquiera para aquellos que estaban siendo protagonistas principales del mismo, como quedó demostrado pocas horas más tarde.

Ruptura precoz

A los pocos días, la alianza ya crujía con fuerza y las redes sociales presenciaban con desconcierto los llamativos cruces de acusaciones de aquellos que justamente decían estar unidos. A decir verdad, ya durante los intentos de acuerdo, Alejandro Fargosi señalaba con fastidio a propios y ajenos, la llamativa insistencia con la que uno de los jóvenes militantes del espacio conducido por Darío Lopérfido agregaba condicionamientos caricaturescos, como si con tal quisiese imposibilitar o retrasar la alianza, bajo la cubierta de estar queriendo justamente propiciarla. Más de uno terminó aquella jornada preguntándose si su conducta era resultado de su evidente falta de experiencia y ansiedad juvenil o la expresión de algún mandato foráneo a dicha mesa.

Más allá de este violento cruce virtual, del fastidio en los días venideros de Romero Feris y de las polémicas declaraciones de Ricardo López Murphy que estuvieron a punto de quebrar toda posibilidad de diálogo, lo más significativo sucedió en las últimas horas, cuando miembros del equipo de José Luis Espert se reunieron en un conocido hotel de la zona de Libertad y Santa Fe con representantes de otras fuerzas no invitadas a aquél primer convite, para cerrar acuerdos en gran medida incompatibles con las voluntades manifestadas originalmente.

Al cierre de esta nota, el destino de la alianza liberal es incierto. Hay quienes afirman que en los próximos días las novedades serán positivas para todos aquellos que de buena fe ansían con ver su espectro ideológico representado nuevamente por una fuerza política competitiva. Lo cierto es que más allá de los anuncios, de las fotos, de los tweets y de las intenciones, la conformación y el sostenimiento de una tercera fuerza a nivel nacional con tintes conservadores y/o liberales, implica niveles de recursos, formación, compromiso, audacia, abnegación y, sobre todo, carisma y liderazgo, que no parecen verificarse aún en estos conflictivos y dudosos primeros pasos.

Mauricio Alejandro Vázquez es Título de Honor en Ciencia Política por la Universidad de Buenos Aires, Magister en Ciencias del Estado por la Universidad del CEMA, Magister en Políticas Publicas por la Universidad Torcuato Di Tella y coach certificado por la International Coach Federation. Ha trabajado en la transformación de organismos públicos y empresas. Actualmente es docente de Teoría Política, Ética, Comunicación, Metodología y administración en UADE y de Políticas Públicas en Maestría de ESEADE. También es conferencista y columnista en medios como Ámbito Financiero, Infoabe, La Prensa, entre otros. Síguelo en @triunfalibertad

Loris Zanatta y la religiosidad

Por Alberto Benegas Lynch (h) Publicado el 20/3/2en: https://www.infobae.com/opinion/2021/03/20/loris-zanatta-y-la-religiosidad/

Las ideas socialistas han flotado en el seno de la Iglesia desde antaño. Muchos católicos nunca suscribirían la violencia institucionalizada del régimen cubano, pero sus recetas en última instancia conducen a ello

Siempre hay sorpresas agradables con gente inteligente y noble. Es el caso de Zanatta. Cuando se anunció su último libro pensé que el título era algo exagerado: Fidel Castro, el último “rey católico”. Sin embargo luego de abordarlo me percato que se trata de una tesis muy ajustada a la realidad. Una consecuencia no querida por parte de muchos católicos pero lamentablemente verdadera. Incluso buena parte de los patrocinadores de lo que en definitiva el libro describe se niegan a reconocer las consecuencias de lo que ellos mismos patrocinan. Nunca suscribirían la violencia institucionalizada como ocurre en la isla-cárcel cubana, pero sus recetas en última instancia conducen a ello. Recordemos lo que consignó el célebre ex marxista Bernard-Henri Lévy en Barbarism with a Human Face: “Aplíquese marxismo en cualquier país y siempre se encontrará un Gulag al final”. Incluso hay ingenuos que no identifican el marxismo pues lo beben con otra etiqueta.

Desafortunadamente flotan y han flotado desde antiguo ideas socialistas en el seno de la Iglesia que han contrastado abiertamente no solo con el mensaje evangélico sino con otras manifestaciones también provenientes de altas jerarquías de la Iglesia. Lo primero puede resumirse en lo expresado por el Papa Francisco el 11 de noviembre de 2016 cuando le preguntaron si es comunista a lo que respondió en una entrevista al diario italiano La Repubblica que “son los comunistas los que piensan como los cristianos”. De allí su embestida contra la propiedad privada en Fratelli Tutti que he analizado en detalle en otras oportunidades, y la exhortación apostólica Evangelii Gaudium donde sostiene que el mercado mata y agrega el consejo de Juan Crisóstomo “animo a los expertos financieros y a los gobernantes de los países a considerar las palabras de un sabio de la antigüedad: ‘No compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que tenemos, sino suyos’”. Una de las primeras decisiones del actual Papa -cuyo mentor fue Monseñor Enrique Angelelli quien celebraba misa bajo la insignia de los Montoneros- consistió en concelebrar misa en San Pedro con el Padre Gustavo Gutiérrez, el marxista creador de la llamada Teología de la Liberación por lo que el sacerdote polaco Miguel Poradowski -doctor en teología, doctor en derecho y doctor en sociología- ya había escrito en su libro El marxismo en la Iglesia que “no todos se dan cuenta hasta dónde llega hoy la nefasta influencia del marxismo en la Iglesia […] Hay que tomar conciencia de estos hechos porque si vamos a seguir cerrando los ojos a esta realidad, pensado ingenuamente que hoy día, como era ayer, todos los sacerdotes reciben la misma formación tradicional y que se les enseña la misma auténtica doctrina de Cristo, tarde o temprano vamos a encontrarnos en una Iglesia ya marxistizada, es decir, en una anti-Iglesia”. El asunto se agravó con la terna Juan XXIII, Pablo vi que parieron Medellín, Puebla y el tercermundismo y ahora Francisco que si no se reacciona a tiempo no será el último capítulo en este desabarranque. No es más explícito aun el actual Pontífice en sus ideas pues como estampa Ignacio Zuleta en el epígrafe de El Papa peronista su conducta y consejo se basa en “Pensar claro, pero hablar oscuro. Nada de hablar en forma directa” (menos mal, exclamamos nosotros).

No puede contarse con los clausurados mentales para una rectificación pues como buenos cómplices siempre miran para otro lado o pretenden suavizar graves desvíos que no son en modo alguno susceptibles de suavizarse en un contexto de elemental decencia y sentido de responsabilidad (en cualquier caso, aunque por razones distintas, en eso tiene razón el Papa Francisco: “Los cortesanos son la lepra de la Iglesia”).

Lo segundo en cambio va en dirección opuesta aunque no son las ideas que han predominado, por ejemplo, León XIII en Rerum Novarum concluye: “Quede, pues, sentado que cuando se busca el modo de aliviar a los pueblos, lo que principalmente, y como fundamento de todo se ha de tener es esto: que se ha de guardar intacta la propiedad privada. Sea, pues, el primer principio y como base de todo que no hay más remedio que acomodarse a la condición humana; que en la sociedad civil no pueden todos ser iguales, los altos y los bajos. Afánense en verdad, los socialistas; pero vano es este afán, y contra la naturaleza misma de las cosas. Porque ha puesto en los hombres la naturaleza misma grandísimas y muchísimas desigualdades. No son iguales los talentos de todos, ni igual el ingenio, ni la salud ni la fuerza; y a la necesaria desigualdad de estas cosas le sigue espontáneamente la desigualdad en la fortuna, lo cual es por cierto conveniente a la utilidad, así de los particulares como de la comunidad; porque necesitan para su gobierno la vida común de facultades diversas y oficios diversos; y lo que a ejercitar otros oficios diversos principalmente mueve a los hombres, es la diversidad de la fortuna de cada uno”.

Por su parte, Pio XI ha señalado en Quadragesimo Anno que “Socialismo religioso y socialismo cristiano son términos contradictorios; nadie puede al mismo tiempo ser buen católico y socialista verdadero” y Juan Pablo II -el Papa de los pedidos de perdones por mayúsculas barrabasadas oficiales en la Iglesia y el formidable ecumenismo- ha puesto de manifiesto en Centesimus Annus que “Cuando una empresa da beneficios significa que los factores productivos han sido utilizados adecuadamente y que las correspondientes necesidades humanas han sido satisfechas debidamente […] Si por ´capitalismo´ se entiende un sistema económico que reconoce el papel fundamental y positivo de la empresa, del mercado, de la propiedad privada y de la consiguiente responsabilidad para con los medios de producción, de la libre creatividad humana en el sector de la economía, la respuesta ciertamente es positiva.”

Habiendo hecho esta introducción, Loris Zanatta -en el contexto de la tradición hispana y los jesuitas que formaron a Fidel- desenmascara el comunismo castrista como “patrono de los pobres” (los otros, él estaba entre los más ricos del planeta según Forbes), lo movía “un odio hacia la civilización liberal”, “solo la pobreza podía salvar al alma de la corrupción del dinero” (el “dinero es el estiércol del diablo”, dijo el Papa Francisco omitiendo las corrupciones del suculento Banco del Vaticano), sostiene el autor que todos los “hilos que en el mundo católico unen marxismo y cristianismo”, en Cuba la “disciplina y obediencia, las virtudes más destacadas” de sujetos “educados en la minoridad perpetua”, el “monopolio del Estado y más importante que cualquier otra cosa era en ambos casos la educación de los niños que debía comenzar lo más temprano posible. Y después de los niños, de todos los demás” y agrega el autor que “Castro es ejemplo de hispanidad, sentenció Manuel Fraga Iribarne, exministro de Franco”, apuntaba a “la redención, que durante toda la vida llamó Revolución”.

Continúa el historiador con su formidable descripción del sátrapa para señalar que “Cada acto o discurso tuvo esta marca: la muerte heroica del mártir, la muerte del enemigo infiel” y “un arma que Fidel usó en abundancia: el victimismo” pero “vengativo fue toda la vida”. “Compañeros y religiosos lo recuerdan citando a José Antonio Primo de Rivera y Benito Mussolini, circular con Mein Kampf“, puesto que “la historia de Fidel es típica del nacionalismo latino […] el protestantismo anglosajón era egoísta, materialista, individualista; el catolicismo hispánico altruista” (ese esperpento del altruismo, una grosera contradicción en los términos puesto que significa “hacer el bien a costa del propio bien” lo cual revela el absurdo ya que todas las acciones -sean ruines o bondadosas- se llevan a cabo porque son apreciadas por el sujeto actuante). En resumen, Zanatta concluye que “Fidel justificó en nombre de la perfección los medios más brutales, desencadenó odio y guerra en nombre de la paz y el amor, sacrificó la abstracta salvación de las almas y las libertades del individuo.” Enfatiza Zanatta que a los serviles admiradores de Fidel “no se le pasaría jamás por la cabeza que el amado protector de los pobres fuera el mayor responsable de su pobreza.”

Lejos de mi intención en este texto de quinientas páginas el descubrir los entramados, los argumentos y las formidables investigaciones del historiador de fuste que nos presenta este libro que recomiendo a todos los lectores ávidos de información valiosa, pero lo aconsejo muy especialmente para los integrantes de la grey católica pues encontrarán datos y razonamientos muy sustanciosos para su propia religión.

Finalmente en esta última parte de esta nota periodística un testimonio personal por lo que pudiera interesar. De chico tenía una visión religiosa un tanto fanática, creo que debido a que estaba pupilo en un colegio protestante y me sentía en minoría y a la defensiva. Con el tiempo me pude liberar de esta conducta impropia de un ser humano principalmente debido a la amistad con mi padre y con mi abuelo materno -doctor en medicina, pintor y escritor- quien era Deísta. A medida que me iba liberando del fanatismo inicial poco a poco mi espíritu religioso aumentaba sobre bases racionales. En este sentido, siempre tuve como norte un pensamiento de Carl Jung cuando le preguntaron si creía en Dios, a lo que respondió: “No creo en Dios, se que Dios existe”.

Estimo que la religiosidad como una postura de modestia intelectual de saber que debemos mirar más allá de nuestro ombligo, que la creación no es obra humana y que desconocer la primera causa es hacer de cuenta que podemos ir en regresión ad infinitum en la cadena causal, lo cual imposibilitaría nuestra existencia ya que nunca hubieran comenzado las causas que nos engendraron. Y no es cuestión de detallar los atributos del primer motor pues naturalmente excede nuestra capacidad de seres mortales que derivan de las razones antes apuntadas. Se trata del sentido de trascendencia y de ubicación en el cosmos en vista de nuestra mente, psique o estados de conciencia que no limitan la condición humana a kilos de protoplasma por lo que tenemos libre albedrío y no estamos determinados en nuestros pensamientos y acciones.

En mi caso no me tomo el catolicismo a pecho, soy católico por tradición familiar y porque me atrae el significado de “universal” pero podría haber practicado otra religión o ser Deísta puesto que son múltiples los caminos a Dios, Alá, Yahvéh o lo que fuere el nombre con que se quiera identificar el origen de todo. Al fin y al cabo ha perdurado el potro y la hoguera en medio de las recurrentes luchas de amigo-enemigo entre religiones oficiales. Es como escribe Voltaire en Tratado de la tolerancia, no tiene sentido que los que reverencian a Dios a la luz del sol estén matando a los que lo hace a la luz del sirio y así sucesivamente. El rezo personal o fabricado es un pretexto para tomar contacto a través de nuestros escasos y limitados medios con la instancia inicial a los efectos de esforzarnos vía conductas de autoperfeccionamiento según resulte posible a nuestras fuerzas. Asistir a misa me ayuda a cultivar esta línea de pensamiento aunque en no pocas ocasiones deba salir del templo como consecuencia de sermones absurdos desde el púlpito. Es que la religiosidad es mucho más importante y trascendente que los estropicios y las pequeñeces que habitualmente se enseñan y se incrustan en mentes desprevenidas.

Comprendo que muchos hayan abandonado la Iglesia debido a las barrabasadas cometidas por no pocos de sus representantes jerárquicos. Recuerdo discusiones que mantuve con mi querido Monseñor Octavio Derisi en aquél momento Rector de la UCA donde cursaba mis estudios y le decía que algunas de las cátedras eran fábricas de crear ateos por las sandeces que allí se ponían de manifiesto. Derisi nos casó con mi mujer hace cincuenta y cinco años y ya viejito me sugirió que escribiera sobre liberalismo y cristianismo para enviarle al entonces Cardenal Joseph Ratzinger a Roma, lo cual hice y conservo las líneas que Monseñor Derisi escribió en la copia de mi trabajo como constancia de su pedido.

En todo caso cierro este breve texto subrayando la excelencia del trabajo de Zanatta que descuento despertará muchas inquietudes y contestará muchos interrogantes en mentes abiertas y dispuestas al diálogo y a la reflexión. Lo conocí al autor en un almuerzo que mantuvimos los dos en La Biela en Buenos Aires, nos mantenemos en contacto a través de correos electrónicos y hemos mantenido intercambios mano a mano vía Zoom, oportunidades en las que he sacado gran provecho de este notable historiador. Por ahora esperemos que Fidel sea el último rey católico puesto que hay candidatos a la imitación, por ejemplo en algunas provincias argentinas e incluso en el propio gobierno nacional hay síntomas de reinado de idéntica filiación con el apoyo del Papa Francisco que por más que esté imbuido de las mejores intenciones, los resultados son lo relevante en esta y en otras materias.

Alberto Benegas Lynch (h) es Dr. en Economía y Dr. en Ciencias de Dirección. Académico de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, fue profesor y primer rector de ESEADE durante 23 años y luego de su renuncia fue distinguido por las nuevas autoridades Profesor Emérito y Doctor Honoris Causa. Es miembro del Comité Científico de Procesos de Mercado, Revista Europea de Economía Política (Madrid). Es Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, miembro del Instituto de Metodología de las Ciencias Sociales de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, miembro del Consejo Consultivo del Institute of Economic Affairs de Londres, Académico Asociado de Cato Institute en Washington DC, miembro del Consejo Académico del Ludwig von Mises Institute en Auburn, miembro del Comité de Honor de la Fundación Bases de Rosario. Es Profesor Honorario de la Universidad del Aconcagua en Mendoza y de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas en Lima, Presidente del Consejo Académico de la Fundación Libertad y Progreso y miembro del Consejo Asesor de la revista Advances in Austrian Economics de New York. Asimismo, es miembro de los Consejos Consultivos de la Fundación Federalismo y Libertad de Tucumán, del Club de la Libertad en Corrientes y de la Fundación Libre de Córdoba. Difunde sus ideas en Twitter: @ABENEGASLYNCH_h