18-A: nueva y multitudinaria movilización en Argentina

Por Enrique Edmundo Aguilar. Publicado el 24/4/13 en http://www.elimparcial.es/america/18-a-nueva-y-multitudinaria-movilizacion-en-argentina-122021.html

¿Cuántos sentimientos se entremezclaron en la masiva protesta del 18 de abril pasado contra el gobierno de Cristina Kirchner? Hartazgo e impotencia por un lado, un genuino compromiso ciudadano y participativo por otro… Como sea, parece evidente que la multitud que invadió las calles de los principales centros urbanos del país lo hizo para expresar a ritmo de cacerolas su generalizado descontento en una semana clave en más de un sentido.

En efecto, días antes, gracias a una exhaustiva investigación periodística, habían tomado estado público los escandalosos negociados de un presunto testaferro de Néstor Kirchner que, mediante vuelos privados, habría sacado de la provincia de Santa Cruz con destino a Panamá, Belice y otros paraísos fiscales millones y millones de euros de muy dudoso origen que se sospecha corresponden, al menos en parte, a sobreprecios y sobornos en contratos de obra pública.

Asimismo, en las mismas horas en que se desarrollaba la protesta se debatía en la Cámara de Senadores el proyecto de “democratización de la Justicia” que la Presidenta había enviado para su aprobación a libro cerrado pero que afortunadamente tropezó con observaciones venidas de todos los rincones. Como se sabe, el proyecto amenaza con destruir lo que queda de un Poder Judicial que, en la década kirchnerista, ha sido víctima y a veces cómplice de recurrentes intentos de manipulación por parte del Ejecutivo.

Pero esta breve referencia al 18-A no sería ecuánime si no señaláramos que la protesta, aun estando mayormente centrada en la corrupción, la inseguridad, la inflación, las deudas del Estado con la sociedad en materia de obras infraestructura y desde luego en el reclamo por una Justicia independiente, también supuso un claro mensaje a los dirigentes de la oposición para que, más allá de las diferencias personales que los separan o aun los distintos modelos de país que respectivamente defienden, sean capaces de cerrar filas en defensa de la Constitución y de los valores de la democracia republicana que, como continúen siendo violentados, terminarán confinados a un museo de antigüedades sin poder garantizar siquiera la existencia de una minoría opositora.

Que la Argentina transita por un camino de servidumbre es un hecho incontestable. Con todo, el 18-A ha demostrado una vez más que una proporción grande de nuestra población no está dispuesta a que esta servidumbre sea consentida.

 

Enrique Edmundo Aguilar es Doctor en Ciencias Políticas. Decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Políticas y de la Comunicación de la UCA y Director, en esta misma casa de estudios, del Doctorado en Ciencias Políticas. Profesor titular de teoría política en UCA, UCEMA, Universidad Austral y FLACSO,  es profesor de ESEADE y miembro del consejo editorial y de referato de su revista RIIM.