EL CIRCO HISTÉRICO DEL PARTIDO DEMÓCRATA NORTEAMERICANO

Por Gabriel J. Zanotti. Publicado el 9/2/20 en: http://gzanotti.blogspot.com/2020/02/el-circo-histerico-del-partido.html

 

Que la política concreta ha sido muchas veces el lugar del asesinato, las mentiras, y todo cuando se pueda por llegar al poder, lo sabemos desde que el mundo es mundo. Pero al menos hubo un momento donde un código de caballeros unía a los demócratas y republicanos. Eran las épocas de los debates entre un Kennedy y un Nixon, o Al Gore diciendo a todo el mundo que aceptaría la resolución de la Suprema Corte porque “este es nuestro sistema”.

Pero la ideologización extrema del Partido Demócrata ha llegado a tales extremos, es tan evidente que ni siquiera están dispuestos a aceptar un resultado electoral, igual que sus epígonos latinoamericanos, y que las desesperadas mentiras y campañas que organizan –sólo les falta lisa y llanamente el asesinato político- llegan a niveles vergonzantes.

Ya lo hicieron en el caso del Juez Kavanaugh, tema al cual ya le dedicamos un largo comentario[1]. Ahora, desesperados por el triunfo de Trump, inventaron un impeachment. Era el paso anterior a contratar un sicario para asesinarlo, así que los miembros del Servicio Secreto van a tener que estar muy cuidados de aquí en más. Desesperados, inventaron un supuesto chantaje o presión de Trump al presidente de Ucrania, cuando nada en la transcripción indica tal cosa; a lo sumo, una imprudencia, como mucho, que revela por lo demás las tropelías de Joe Biden.

¿Qué autoridad moral tiene alguien en los EEUU actuales, lamentablemente, para decir que “nadie está por encima de la LEY”? Law es precisamente ese conjunto de derechos individuales que presidentes y congresistas se han dedicado últimamente a violar, republicanos también. Si conocieran el sentido que la noble palabra “law” tiene en Hayek, se darían cuenta. Pero no, ahora parece que son todos inmaculados, desde los Clinton y sus mafiosas relaciones con el Deep State, hasta Obama que, por lo demás, como dice Julio Shiling, “…le dijo en 2012 al líder titular ruso, Dimitry Medvedev, frente a un micrófono abierto, que tendría “más flexibilidad” después de las elecciones presidenciales en los EE UU para considerar descartar el proyecto del escudo de defensa antimisiles que protegería a Ucrania, Polonia y otras democracias del área. Esto era algo que Rusia quería mucho. ¿No abusó Obama del poder al enviarle este mensaje a Putin invitándolo a que el líder ruso lo favoreciera en su reelección? Obama no sólo abandonó el plan de sistema antimisiles, sino rehusó mandarle a Ucrania ayuda letal cuando Rusia invadió Crimea. ¿No fue esto un abuso de poder que tipifica un quid pro quo?[2]

Que Trump es muy tosco, que no entiende bien el tema de la libre importación, que debería tener otra política de inmigración, etc., es obvio. ¿Pero quién tiene autoridad moral para decirlo? ¿Quién antes de él eliminó todos los aranceles? ¿Quién antes que él suspendió la diferencia entre inmigración legal e ilegal? Nadie. ¿Por qué se presentan ahora todos como santos angelitos?

La respuesta es muy simple: porque están desesperados para eliminarlo, de cualquier modo, porque son unos autoritarios que en fondo han abandonado el pacto político originario de los EEUU. Por eso es falso que el discurso de Trump sea esencialmente nacionalista. Porque en gran parte de sus discursos, cuando Trump cita a los Founding Fathers, a la Declaración de Independencia, a la Primera Enmienda, y todo ello para defender las libertades de religión, de educación, de asociación, etc., (Y EL DERECHO A LA VIDA) él no está invocando, a pesar de él tal vez, “America first” sino “all men are created equal…” LO CUAL ES PRECISAMENTE LO QUE LOS AUTORITARIOS DEMÓCRATAS quieren eliminar: LA TRADICIÓN LIBERAL CLÁSICA Y LIBERTARIA DE LOS EEUU. Ya lo están haciendo hace mucho, pero ante este imprevisto llamado Trump, su desesperación se ha evidenciado: desde las caras y gritos  de odio desencajados  de Ocassio Cortéz y las pro-iraníes Omar y Tlaib, hasta los llamados a la agresión física por parte de Maxime Walters, todo es un circo romano autoritario que está minando las bases institucionales de los EEUU (a lo cual varios republicanos antes de Trump han colaborado, nobleza obliga).

Aún no lo lograron. Pero no soy optimista. Así como Ratzinger fue en su momento un muro de contención contra lo más terrible del comunismo dentro de la Iglesia, así lo es hoy Trump en los EEUU, hasta que ese muro se rompa, porque las corrientes culturales son a veces  incontenibles,  y si eso no se revierte,  será el regreso hacia  épocas muy bestiales de la historia.

 

[1] http://www.libertadyprogresonline.org/2018/10/13/el-terrible-caso-del-juez-kavanaugh/

[2] https://es.panampost.com/juliom-shiling/2020/02/01/un-juicio-politico-de-republica-bananera-en-ee-uu/?fbclid=IwAR1NQTzSmX-6-nJCgbmN6L5ys3ITaGofLc9aaEuPQ_NSMid2igLMtZwb4Io

 

Gabriel J. Zanotti es Profesor y Licenciado en Filosofía por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), Doctor en Filosofía, Universidad Católica Argentina (UCA). Es Profesor titular, de Epistemología de la Comunicación Social en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor de la Escuela de Post-grado de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor co-titular del seminario de epistemología en el doctorado en Administración del CEMA. Director Académico del Instituto Acton Argentina. Profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Fue profesor Titular de Metodología de las Ciencias Sociales en el Master en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE, y miembro de su departamento de investigación. Publica como @gabrielmises

Un Jurado de EE.UU. cita a “Reason” por los comentarios de sus lectores

Por Belén Marty: Publicado el 10/6/15 en: http://es.panampost.com/belen-marty/2015/06/10/un-jurado-de-ee-uu-cita-a-reason-por-comentarios-de-sus-lectores/#.VXjFWC7GI98.facebook

 

¿La Libertad de Expresión tiene límites? Esto parece entender el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que envió una citación a la reconocida revista Reason para que dé a conocer las identidades de seis usuarios que comentaron en una columna que versaba sobre la carta que escribió el creador de Silk Road a la jueza a cargo de su sentencia. Los usuarios, en rabiosos mensajes, habrían amenazado de muerte a la magistrada.

El pasado 2 de junio, la Justicia estadounidense citó a través de un Gran Jurado a la revista liberal Reason por una serie de polémicos comentarios publicados en la columna del 31 de mayo de Nick Gillespie, editor en jefe de Reason.com y de Reason TV. En ella, Gillespie defiende desde un punto de vista libertario (el mismo que el del medio) la creación del sitio Silk Road y reproduce parte de la carta que envió el fundador de esta red, Ross Ulbricht, a la jueza Katherine B. Forrest.

sfdf (Captura de Pantalla de la citación).

La magistrada terminó sentenciando a Ulbricht a cadena perpetua por crímenes tales como conspiración para traficar narcóticos y lavado de dinero. La carta buscaba demostrar arrepentimiento para que su condena fuera menor, pero no tuvo éxito, ya que el condenado no tendrá siquiera la posibilidad de salir bajo libertad condicional.

Silk Road era (ya fue cerrada por la Justicia) una red digital de mercado negro para el comercio de estupefacientes, tráfico de armas y otros delitos.

Ulbricht fue condenado a prisión de por vida sin posibilidad de salida por haber creado el sitio web "Silk Road" que subastaba drogas y armas (Motherboard)

La citación a la revista, firmada por el abogado estadounidense Preet Bharara, de la Oficina del Distrito Sur de Nueva York, ordenaba a Reason presentarse ante la Justicia el martes 9 de junio a las 10 y dar cuenta de todo aquello que conoce sobre estos usuarios anónimos.

El medio no ha revelado ninguna información sobre la cita del martes. El documento legal explica que, si bien Reason no tiene la obligación de mantener la citación en confidencialidad, “el Gobierno solicita que el medio se abstenga de revelar la información”.

La diferencia entre estos comentarios y el resto de los que hacen las personas todos los días es que ellos amenazaron a una juez y eso es un crimen; siempre y cuando se pruebe que esas amenazas eran reales. El tiempo de prisión es de hasta diez años para quien sea hallado culpable de amenazar a un juez federal.

Los usuarios que consideraron injusta la sentencia contra Ulbricht y están en la mira de la Justicia por amenazas interestatales y por amenzas contra una jueza federal son “Agammamon”, “Croaker”, “Rhywun”, “ProductPlacement”, “CloudBuster” y “Alan”. Sus comentarios ya han sido removidos de la página web.

En relación con la citación de la Justicia, Gillespie solo dijo que la misma era ”escalofriante”.

Reason está siendo obligada por la Justicia a entregar la información de la cuenta con la que comentan, las direcciones IP, números de teléfono, direcciones de correo electrónico e información de facturación, inclusive los datos bancarios si los hubiere.

“El no asistir y no traer nada de lo demandado constituirá desacato al tribunal y lo expone a sanciones civiles y sanciones penales, además de otras sanciones de la Ley”, cita el documento legal.

Los comentarios de la discordia

“Son los jueces como esta los que deben ser removidos y fusilados”, sentenció en un comentario el anónimo “Agammamon”. “Alan”, en sintonía con este mismo mensaje, corrigió y dijo que “son los jueces como esta los que serán removidos y fusilados”.

Mientras que “Croaker” respondió “¿Por qué desperdiciar municiones? Las trituradoras envían el mensaje con claridad. Sobre todo si trituras con los pies por delante”.

“Rhywun”, por su parte, escribió: “Espero que haya un espacio reservado en el Infierno para esa horrible mujer”, por la jueza Forrest.

“Yo preferiría que se le reservara un lugar infernal en la Tierra también”, añadió “ProductPlacement”.

Virginia Postrel, editora de la revista Reason durante la década del 90, aseguró en una columna de opinión publicada en Bloomberg View que “ventilar ira por la injusticia no es un crimen” como tampoco lo es “comportarse desagradablemente en Internet”.

“Las posibilidades de que uno de estos comentaristas sea condenado por amenazar al juez son esencialmente nulas. [Pero] La condena no es el punto en cuestión. Decir que [los comentarios] son ‘amenazas’ es un útil pretexto para acosar a Reason y a aquellos que comentan”, expresó.

Otros comentaristas, como Rebekah Johansen, insisten en que este tipo de comentarios son hiperbólicos y fanfarronerías. Para ella, verdaderas amenazas “son aquellas que te dicen el quién y cuándo va a ocurrir junto con algún tipo de plan”.

Finalmente, la primera enmienda de los Estados Unidos específicamente prohíbe al Congreso “hacer ninguna ley con respecto al establecimiento de la religión, ni prohibiendo la libre práctica de la misma; ni limitando la libertad de expresión, ni de prensa; ni el derecho a la asamblea pacífica de las personas, ni de solicitar al Gobierno una compensación de agravios”.

 

Belén Marty es Lic. en Comunicación por la Universidad Austral. Actualmente cursa el Master en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Conduce el programa radial “Los Violinistas del Titanic”, por Radio Palermo, 94,7 FM.