SOBRE EL PERONISMO: HAY QUE PENSAR TODO ESTO

Por Gabriel J. Zanotti. Publicado el 9/11/14 en: http://gzanotti.blogspot.com.ar/2014/11/sobre-el-peronismo-hay-que-pensar-todo.html

 

“…..Con respecto al peronismo, creo que puedo sacarme un 10 en el anti-peronis-copio. “…Vuelvo a insistir en que pocas veces se repara en el drama cultural que esto significa. Es como si en Italia existiera aún un partido mussoliniano, en Alemania un partido Nazi o en España un partido franquista, y como si los demás partidos hubieran copiado sus costumbres. Europa sería hoy lo que era en el 30. Así de simple. Que en Argentina exista, con toda su fuerza política, un partido “peronista”; que muchas y cultas personas se digan peronistas, que estudien y digan practicar la “doctrina” del “líder desaparecido”, que aún canten su adulona, grotesca y promarxista cancioncita (la “marcha peronista”) es una muestra del drama al que me estoy refiriendo y parte de la explicación de la “natural” decadencia argentina”Lo escribí, lo afirmé, lo firmé. Pero, precisamente por ello, el peronismo no es una etapa: es un horizonte cultural. Etapa fue el nazismo en Alemania: se terminó. Pero NO el peronismo. Por eso, si los liberales no queremos ser constructivistas, hay que recordar que Hayek habla de evolución de tradiciones, no de re-voluciones. Los liberales somos a veces tan racionalistas que pensamos que lo asombroso es el peronismo. No, es el revés, lo asombroso, ya lo dijo Ortega, es el surgimiento del liberalismo como una anomalía de generosidad en una hobbesiana historia humana. En metafísica, la pregunta es por qué el ser y no la nada; en ciencias naturales, la pregunta es por qué el orden y no la entropía; en ciencias sociales, la pregunta es por qué la coordinación y no la mayor dispersión de conocimiento; y en política, la pregunta es por qué la libertad y no la tiranía. Los liberales nos seguimos asombrando ante el peronismo como si la pregunta fuera por qué Hobbes y no la libertad, cuando el peronismo no es sino una de las tantas manifestaciones hobbesianas de una naturaleza humana cruel y dominante. Ante ello, el asombro es el liberalismo como contrapeso de la historia de la crueldad. La Declaración de Independencia de los EEUU no es lo obvio, es el milagro.

No sé, entonces, si los liberales no seguimos siendo ingenuamente constructivistas y autoritarios como para seguir proscribiendo por ley que se hable de Perón (la supina ingenuidad de la Revolución Libertadora), con otros métodos, por supuesto. Debemos estar atentos a que el peronismo, como horizonte cultural, sólo puede evolucionar, no desaparecer. En ese sentido, tampoco debemos condenar a priori un ala liberal del peronismo, sea como fuere que pudiera surgir. Al contrario, si ello no surge, la Argentina no tiene salida. Y no es contradictoria un ala liberal del peronismo como no es contradictorio que un mamífero haya evolucionado a partir de un renacuajo. Es un largo proceso, sí.”

 

Gabriel J. Zanotti es Profesor y Licenciado en Filosofía por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), Doctor en Filosofía, Universidad Católica Argentina (UCA). Es Profesor titular, de Epistemología de la Comunicación Social en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor de la Escuela de Post-grado de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor co-titular del seminario de epistemología en el doctorado en Administración del CEMA. Director Académico del Instituto Acton Argentina. Profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Fue profesor Titular de Metodología de las Ciencias Sociales en el Master en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE, y miembro de su departamento de investigación.