Guía para comprar empresas gratuitamente: el caso YPF argentino:

Por Pablo Guido; Publicado el 27/4/12 en: http://chh.ufm.edu/blogchh/

La semana pasada el gobierno argentino decidió enviar al Congreso un proyecto de ley para expropiar el 51% de las acciones de la empresa hidrocarburífera YPF. Dichas acciones están en manos de la empresa Repsol. Los detalles están explicados en post de la semana pasada.

 La constitución argentina contempla, en su artículo 17, la posibilidad de expropiar por parte del Estado: “…La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada…”. Es decir, se puede expropiar legalmente pero hay que pagar. Hoy los activos de la empresa YPF tienen un valor de mercado (precio de la acción multiplicado la cantidad total de acciones) de unos 5.500 millones de dólares. Hace un par de meses se ubicaba en unos 20 mil millones. ¿Qué pasó? Se desplomó el precio de las acciones como consecuencia primero de los rumores de expropiación y luego la confirmación de la misma.

 Desde hace una semana se rumoreaba y parece que tiene una alta probabilidad: el gobierno argentino no pagaría nada por la compra compulsiva del 51% de YPF. Según la ley argentina que regula este tipo de situaciones (Ley Nº 21.499) la valuación de una empresa que es expropiada debe realizarla el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Según la norma que regula este ente público menciona que los 12 miembros del tribunal son designados por el Poder Ejecutivo Nacional, es decir, el presidente del país. Me pregunto, desde la absoluta ignorancia: ¿cómo puede ser que las personas que valúen el monto que hay que pagarle a una empresa expropiada por decisión del Poder Ejecutivo Nacional sean seleccionadas por el mismo Poder Ejecutivo Nacional? ¿No hay incompatibilidad de intereses en esta situación?

 Otra pregunta: ¿cuál será el efecto sobre el flujo de inversiones que se realicen a partir de ahora hacia la Argentina? La decisión del gobierno: ¿incentiva o desincentiva la llegada de inversiones? ¿Y la fuga de capitales, aumentará o disminuirá? Sabemos que las inversiones son clave para mejorar  la productividad y, por  lo tanto, los niveles salariales de la población ocupada. Por lo tanto, la percepción que tengan los potenciales inversores del planeta respecto al “clima” de negocios en Argentina es relevante para pronosticar lo que puede pasar con los ingresos reales de millones de personas.

 El editorial del fin de semana de La Nación: no fue una expropiación, sino una confiscación.

Pablo Guido se graduó en la Maestría en Economía y Administración de Empresas en ESEADE. Es Doctor en Economía (Universidad Rey Juan Carlos-Madrid), profesor de Economía Superior (ESEADE) y profesor visitante de la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín (Guatemala). Investigador Fundación Nuevas Generaciones (Argentina). Director académico de la Fundación Progreso y Libertad.