Argentina y Venezuela para «todos y todas»

Por Alejandro A. Tagliavini. Publicado el 21/7/13 en http://www.eluniversal.com/opinion/130721/argentina-y-venezuela-para-todos-y-todas

 Sabemos que la pobreza y el hambre no se desaparecerán, de raíz, con caridad sino con justicia social -empezando por respetar la naturaleza de la sociedad, ergo, el mercado natural- pero la austeridad, el ahorro en los gastos se dediquen a obras caritativas o no, es un ejemplo a seguir. Una carta de lectores, firmada por Carlos Canale Lamarca, decía que «… Francisco viajará a Brasil en un avión de línea sin comodidades especiales. Qué ejemplo para » ‘Todos y todas’ «. Lo de «todos y todas» es una ironía ya que es una frase frecuente de la Presidente argentina… que bien podría usar Maduro, dos que no reparan en gastos… ni en lujos.

                     Mientras que los políticos no se enteran del ejemplo de austeridad del Papa, hasta los diseñadores de Italia reflejan en las pasarelas el cambio, imponiéndose la sobriedad y la confección «responsable», escribió Suzy Menkes en The International Herald Tribune. Francisco, que apareció en la portada de la edición italiana de la Vanity Fair como Hombre del Año por su coraje, recibe elogios de gente como Elton John: «… es un milagro de humildad en una era de vanidad».

                    Pero más allá de los gastos personales de los políticos, los del gobierno en general -y la corrupción- son tan exagerados que están provocando que aumenten la intervención coactiva en los mercados, con tal de hacerse de más dinero. En Argentina, por caso, el secretario de Comercio suele llamar a los empresarios para aterrorizarlos con represalias. Así, en este país otrora granero del mundo, a raíz de que el pan se ha encarecido 50% este año, el Gobierno obliga a los productores a vender en el mercado interno. Lo que sucederá es que, a falta de rentabilidad por no poder exportar, muchos productores dejarán de sembrar. Con la carne pasó algo semejante y ahora, por primera vez en la historia, las exportaciones cárnicas argentinas son menores que las de Brasil, Uruguay y Paraguay.

                     Argentina con una inflación superior al 23% anual y con exportaciones en caída libre, tiene escasez de divisas con lo que, utilizando su monopólico poder de policía, el Gobierno  prohibió la compra de divisas en 2011, salvo a los autorizados al cambio oficial que tiene un atraso cambiario notable. Pero en este tipo de atraso Argentina no es la estrella. Según el índice Big Mac, con el que The Economist compara el valor de la moneda de cada país con respecto al dólar a partir del precio de la hamburguesa de McDonald’s, el bolívar venezolano es la moneda más sobrevalorada.

                     Este alimento en Venezuela cuesta 45 bolívares, US$ 7,15 al cambio oficial o sea 57% encima de su valor en EEUU donde cuesta US$ 4,56. En contrapartida, México es el país de la región con mayor subvaloración, según el índice Big Mac, 37,3% frente al dólar. Perú presenta una devaluación del 21,1%, ya que la hamburguesa cuesta US$3,59. Le sigue Chile, donde vale US$ 3,94. Colombia tiene una buena paridad con respecto al dólar, 1,88% menor.

                     Para terminar, digamos que la corrupción parece más grande donde el gasto y los consecuentes desbarajustes son más altos. Según el Barómetro Global de la Corrupción 2013, de Transparency International, Argentina lidera el ranking de países latinoamericanos ya que el 72% de sus ciudadanos considera que la corrupción se ha incrementado. Siguen México y Venezuela con 71% y 65%, respectivamente.

Alejandro A. Tagliavini es ingeniero graduado de la Universidad de Buenos Aires. Es Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California y fue miembro del Departamento de Política Económica de ESEADE.