¿Los genios nacen o se hacen?, el experimento Polgar

Por Adrián Ravier. Publicado el 24/8/12 en http://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2012/08/24/los-genios-nacen-o-se-hacen-el-experimento-polgar/#more-3323

Participé hoy de una reunión de profesores de la Escuela de Negocios de la UFM en la que una vez más surgió este interrogante: ¿Los genios, expertos o líderes nacen o se hacen? Yo siempre sostuve que pensar que éstos sólo nacen, nos conduce a cierto riesgo de determinismo, donde no hay causa-efecto, lo cual implicaría cruzarnos de brazos y esperar a ver si somos o no los elegidos. En su lugar, siempre preferí pensar que la dedicación y el esfuerzo producen expertos, genios y líderes, aspecto que hace un tiempo confirmó cierto estudio publicado en el Wall Street Journal.

Pero hoy no quiero deternerme en este estudio, sino en relatar una historia que hace muchos años me contó mi padre, cuando yo era todavía un adolescente, pensando qué hacer de mi futuro, y que posiblemente formó esa vision que aun mantengo.

 En la reunión de la Escuela de Negocios, la pregunta giraba en torno a si podemos enseñar a un profesional -a través de las herramientas que absorbe en un MBA- a ser un empresario exitoso, lo cual luego derivó en otros ejemplos, como aquel de Michael Phelps como el mejor nadador de todos los tiempos.

El relato de mi padre, no era sobre natación, pero sí sobre un deporte, el ajedrez (el cual me entretuvo muchos años de mi niñez). La historia cuenta que un pedagogo y profesor de ajedrez, Lazlo Polgar,  y también su esposa, se propusieron hacer un experimento en torno a este debate, y demostrar que los genios se hacen. El experimento consiste en probar que una buena formación y dedicación, permitiría a sus hijas competir con los mejores jugadores de ajedrez de sexo masculino, algo que ninguna mujer había podido hacer en la alta competencia.

Tal fue así que la pareja decidió no enviar a sus tres hijas al colegio y, en su lugar, les proporcionaron una educación conocida hoy como home-schooling, incluyendo el ajedrez como una materia fundamental.

Susana, Sofía y Judit son hoy grandes ajedrecistas. La primera de ellas incluso alcanzó el título de Campeona del Mundo en categoría femenina. Pero ha sido Judit Polgar, la menor de las tres niñas, quien logró mostrar la razón de su padre, haciendo historia en el mundo del ajedrez.

Judit Polgar alcanzó el título de gran maestro a los 15 años, y ha sido la única mujer que alcanzó el título de Gran Maestro Internacional. En octubre de 2008 ocupó el puesto 27mo en la clasificación FIDE (que incluye hombres y mujeres) con una puntuación Elo de 2711. Su máxima lugar en el ránking, sin embargo, lo logró en 1996, cuando estuvo entre los diez mejores jugadores del mundo. Incluso se ha dado el lujo de vencer a Gari Kaspárov.

El gráfico muestra la distancia que existe hoy entre su juego y el de sus seguidoras, medido a través del Elo.

Acceda aquí a su página web personal.

Acceda aquí a una entrevista a Judit Polgar.

Adrián Ravier es Doctor en Economía Aplicada por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Master en Economía y Administración de Empresas por ESEADE y profesor de Macroeconomía en la Universidad Francisco Marroquín.