Según un informe un 99,9% de los viajes en Uber en USA son seguros. ¿Qué pasa con los abusos sexuales y crímenes?

Por Martín Krause. Publicado el 11/12/19 en: https://bazar.ufm.edu/segun-informe-999-los-viajes-uber-usa-seguros-pasa-los-abusos-sexuales-crimenes/

 

La llegada de Uber sacudió un mercado hasta entonces super regulado y con poca competencia. Claro, salvo a los consumidores, a muchos no le gusta la competencia entre productores, así es como Uber ha sido combatida en todo lugar que ha llegado, con mayor o menor éxito.

El principal argumento contra Uber ha sido que no cumple con los requisitos legales que se demandan de taxistas. Éstos, quieren que los conductores de Uber los cumplan, en lugar de que los liberen a ellos de esas cargas.

Porque, desde el punto de vista del consumidor, tal vez es más confiable la calificación del conductor por parte de otros pasajeros que saber si tiene licencia profesional. En fin, el tema da para mucho más, pero como han buscado atacar a Uber desde muchos lados, uno ha sido el de la seguridad en sus viajes. Reason Foundation comenta un informe sobre los ataques sexuales en viajes de Uber. Así comienza: https://reason.com/2019/12/06/the-chance-of-your-uber-ride-ending-in-a-rape-is-00002/?utm_medium=email

El 99.9 por ciento de los viajes en Uber son seguros, según el último informe de seguridad de EE. UU. De la compañía de viajes compartidos. No obstante, el informe, que cubre 2017-2018, ha generado una gran preocupación, miedo e indignación, gracias a una sección sobre agresión sexual.

Durante el período de dos años, dice la compañía, se produjeron alrededor de 6,000 agresiones sexuales durante los viajes de Uber. Algunas personas parecen estar entendiendo que esto significa que 6,000 pasajeros de Uber fueron agredidos físicamente por sus conductores. Pero de acuerdo con los cálculos de la compañía, «los conductores reportan agresiones aproximadamente al mismo ritmo que los pasajeros en las 5 categorías más graves de agresión sexual».

Además, las «categorías más graves de agresión sexual» incluyen actos tales como besos no sexuales en la cabeza o las mejillas.

No es necesario decir que ni los conductores ni los conductores deberían tener que lidiar con ningún tipo de contacto físico no deseado. Pero cuando pensamos en cómo hacer que servicios como Uber sean más seguros, es importante tener en cuenta que los contratistas de estas empresas también necesitan protección. En este momento, la narrativa sobre los servicios de viaje compartido y la agresión sexual en la cultura popular se ha centrado casi por completo en la amenaza que los conductores de Uber podrían representar para los clientes.

También es importante mantener un sentido de perspectiva. Uber facilitó casi 4 millones de viajes a Estados Unidos todos los días el año pasado, según la compañía. En 2017 y 2018, promedió 3.1 millones de viajes por día. Los conductores de Uber completaron un total de 2.300 millones de viajes en esos dos años.

De estos miles de millones de viajes, solo el 0,0003 por ciento incluyó un informe de un «incidente crítico de seguridad», definido como un accidente letal, una agresión física que resulta en la muerte o cualquier tipo de agresión sexual.

La compañía define «agresión sexual» como «cualquier contacto físico o intento de contacto físico que se informa que es de naturaleza sexual y sin el consentimiento del usuario. Esto puede incluir incidentes dentro de la taxonomía que van desde el intento de tocar una parte del cuerpo no sexual ( p. ej., un usuario que intenta tocar el hombro de una persona de forma sexual / romántica) con penetración sexual no consensuada «.

En 2017–2018, los viajes de Uber con incidentes críticos de seguridad resultaron en 126 muertes, que incluyen:

107 muertes por accidentes automovilísticos (en 97 accidentes), con aproximadamente una quinta parte de las víctimas mortales son conductores de Uber, un quinto conductor de Uber y el resto terceros, y

19 muertes por asaltos físicos, incluidas las muertes de ocho pasajeros, siete conductores y cuatro terceros.

Las agresiones sexuales se informaron por categoría, con un 45 por ciento de los incidentes reportados que involucraron a jinetes como la parte acusada y un 54 por ciento que involucraron a conductores. Los informes fueron realizados por los pasajeros en el 56 por ciento de los presuntos incidentes de agresión sexual y por los conductores el 42 por ciento de las veces.

 

Martín Krause es Dr. en Administración, fué Rector y docente de ESEADE y dirigió el Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados (Ciima-Eseade). Síguelo en @martinkrause

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s