Subastas de arte latinoamericano en Nueva York

Por Delfina Helguera. Publicado el 10/11/16 en: http://www.arte-online.net/Notas/Subastas_de_arte_latinoamericano_en_Nueva_York

 

Como todos los años en mayo y noviembre, Nueva York se convierte en un imán para los compradores de arte. Más allá de las ferias, las mega subastadoras tienen un calendario que respetan hace ya décadas: comienzan con las ventas de arte impresionista y moderno en los primeros días del mes, le siguen las de arte contemporáneo y finalmente las de arte latinoamericano. La segmentación en categorías siempre trajo sus detractores, ¿porqué organizar una venta aparte si el arte latinoamericano también participa de los movimientos de arte mundiales?  Es un concepto que se ha revisado y en el último año se han visto obras de importantes artistas latinoamericanos en los remates de obras modernas, por ejemplo. Estas instancias de ventas públicas son muy valoradas por algunos integrantes del mercado ya que ponen en evidencia los precios que se pagan, de alguna manera, reflejan el mercado actual. La presencia de arte argentino en estas subastas siempre fue limitada y  la situación se vió empeorada en los últimos años debido a las políticas del cepo cambiario y otras cuestiones burocráticas del último gobierno, incluida la cuestión de importación –exportación de obras  que nunca fue un trámite accesible ni sencillo. En esta ocasión vamos a repasar las obras de arte argentino ofrecidas en los remates de noviembre, y comentaremos algunas obras uruguayas que también circulan por nuestro mercado local.

A las tradicionales casas Sotheby’s y Christie’s se sumó hace unos años otro jugador, la casa de subastas Philips que remata arte latinoamericano con un énfasis en lo contemporáneo. Lo curioso es que las tres casas rematan el mismo día en distintos horarios, comienza Philips a las 11 a.m. le sigue Christie´s a las 5 p.m. y termina Sotheby´s con el remate de la noche a las 7 p.m.  en un día maratónico para los compradores.  De las tres la que mejor oferta tiene es Christie´s, que ha logrado reunir un conjunto de 216 lotes con la presencia de una colección importante de arte cubano moderno y de la familia Lewin con arte mexicano. “Cuba moderna” es el título que le han puesto a este segmento de la venta que compone entre otros el lote de tapa.  Una extraordinaria  pintura del cubano Mariano Rodríguez,Pelea de gallos, con un estimado de 800 mil a 1 millón doscientos que probablemente dará que hablar ya que es una pintura-emblema para los cubanos por lo que representa. También de la misma colección ofrecen una obra de Wifredo Lam de 1945 “calidad-museo” con un precio estimado entre 2.5 y 3.5 millones de dólares.

Las obras de artistas argentinos son 22 de las que sobresale por su tamaño y su precio una obra de Guillermo Kuitca, Den Haag-Praha, tres colchones con mapas del año 89 con un precio estimado entre 600 y 800 mil dólares, un precio nunca visto en subasta hasta ahora. La obra fue exhibida en la Bienal de San Pablo de 1989 y adquirida en Brasil. Le sigue en precio una obra de León Ferrari de grandes dimensiones (2 por 2 metros) del año 2005, con una base de 100 mil dólares, un precio muy alto a mi entender para una obra tardía, y un Macció figurativo de 1990, de la serie de pinturas en Nueva York con una base de 70 mil dólares, la venta será  una prueba que deberán pasar ambas obras. A la mañana siguiente se ofrecen dos lotes estándares de Quinquela Martín,  una acuarela muy recomendable de Molina Campos en 18 mil dólares de base, artista que suele aparecer en remate ya que trabajó en los Estados Unidos con obra de buen precio y óptima calidad.

En el segmento de los artistas óptico-cinéticos argentinos que desarrollaron su obra más importante en París en la década del ´60 hay buena  obra de Tomasello y Antonio Asís, con bases de 45 y 40 mil dólares. Los otros lotes son de los artistas: un Polesello del ‘76, dos Sakai geométricos que vienen  de una colección mexicana, un Marta Boto pre-cinética, tres Seguís, un clásico Ombú de García Uriburu de 70 x 100 cm. con base razonable de 15 mil dólares, y una magnífica escultura de bronce de  Alicia Penalba con una base estimada en 35 mil dólares, entre otros. El lote que debería venderse bien es el correspondiente al  Hlito de 1959 con procedencia de la Galería Bonino que lleva un precio estimado de 35 mil. La oferta más contemporánea abarca una obra del grupo Mondongo de 1999 con base de 18 mil y un atractivos  Liliana Porter de 1988 tanto por su composición como por su base de 12 mil.

Alfredo Hlito y Luis Tomasello

Además del conjunto de pintura mexicana que siempre es mayoría, y de los artistas siempre presentes en estas subastas como Botero o Matta, es importante la presencia del arte brasileño que ha logrado en la última década precios al que el mercado argentino está lejos de igualar.

 

Delfina Helguera: Es Licenciada en Letras (UBA). Ha sido co-representante de Sotheby’s filial Argentina. Socia fundadora de la Asociación Amigos de Malba. Dirige Lavinia Subastas de Arte. Es profesora de Curaduría I y de Mercado de Arte y es Directora del Departamento de Arte y Diseño en el Instituto Universitario ESEADE.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: