Macri, la ilegitimidad de las retenciones a la soja y la obra pública en Santa Fe: La verdadera historia.

Por Guillermo Luis Covernton. Publicado el 28/10/16.

 

La provincia de Santa Fe es el principal productor de granos del país. Tiene las mejores tierras agrícolas de todo el territorio nacional. Y la infraestructura portuaria más eficiente de Argentina. Estas obras, además, se hicieron mediante inversión netamente privada y de riesgo.

Con las 3,2 millones de Has. de soja, sembradas en la última campaña en Santa Fe y con el rinde obtenido, que en promedio es de 3.8 toneladas por Ha. la provincia invencible de Santa Fe produjo 12,16 millones de toneladas de soja en la última cosecha. A un precio actual de 1.030 centavos de U$S por bushel, en el mercado de Chicago, esto representa un precio de 378 U$S por tonelada. Sin embargo, a los empresarios privados del sector, a quienes se les sigue pidiendo que inviertan en el país, este gobierno persiste con la perversa costumbre de confiscarle el 30 % de sus ventas brutas.

Mediante un salvaje impuesto diferencial que ninguna otra actividad productiva tributa. Y que durante la campaña electoral había prometido derogar, por su manifiesta inequidad, el estado federal está destruyendo al sector que más le aporta, matando  la gallina de los huevos de oro. No hablamos del 30 % de las ganancias ni del valor agregado. La alícuota se aplica sobre el precio total de venta, antes de deducir fletes, gastos de producción, recolección y comercialización.

Esta inaudita confiscación de ingresos, ilegítima y discriminatoria, que no tiene ninguna justificación teórica ni política posible, ya que solo se aprovecha de la productividad generada por las mejoras de los sistemas de producción, y por las tecnológicas desarrolladas íntegramente desde el sector privado, le cuestan a los empresarios nada menos que, a los precios mencionados, la locura de 113 U$S por ton. O sean 1.718 pesos por tonelada. A los valores de hoy, esto significa que,  en un solo año, la provincia de Santa Fe le aportará a las arcas del gobierno federal, 20.891 millones de pesos, en concepto de esta expropiación injustificable del trabajo y la producción del sector privado de la provincia.

Por eso mismo, no deja de sorprender el cinismo del gobierno federal, que a poco de incumplir su segunda promesa, es decir la reducción gradual de esta atrocidad tributaria, en un 5 % anual, hasta eliminarla, medida que ha prorrogado por 16 meses, además de alterar la tasa de reducción, ahora anuncia muy satisfecho que va a dedicar 21.000 millones de pesos a obras de infraestructura portuaria en la provincia de Santa Fe. Como si esto fuera un logro. O el producto de la generosidad del ejecutivo federal.

El presidente Macri parece estar tomándose en broma al sector productivo más dinámico del país.

Parece ignorar que si derogara inmediatamente esa injusta gabela, el sector privado asignaría muchísimo mejor estos recursos que lo que un grupo de ignorantes burócratas puede intentar.

Todo esto, agravado encima por la poca claridad que ha exhibido la obra pública nacional en estos últimos 12 años, y que este gobierno no ha podido ofrecer ni siquiera indicios de haber cambiado o  mejorado.

El presidente Macri debe agradecer a Dios que el Brigadier General Estanislao Lopez murió hacen casi ciento ochenta años. Y que actualmente la provincia se encuentra gobernada por una gavilla de aprovechados, que lejos de defender los intereses de sus ciudadanos, están pensando mucho más en como lograr apoyos políticos y en hacer olvidar al electorado que incumplieron con su deber de transparencia al no recontar nuevamente los votos, durante las últimas elecciones, frente a las acusaciones de fraude que les llovieron por segunda vez en 4 años.

Es de esperar que el proceso democrático se encargue de limpiar la provincia de estos indignos traidores que no merecen ni por un instante seguir ocupando el sillón de quien fuera una de las figuras más excelsas del federalismo y el primer gobernador de Santa Fe. Y que dotara a la provincia de su primer constitución. Que fue además la decana entre todas las provincias argentinas. Lo antes posible y con la misma vehemencia del sablazo lanzado a degüello por nuestro prócer máximo en los duros traces de La Herradura, Barrancas o Cepeda. En bien del federalismo y de la nación toda.

 

Guillermo Luis Covernton es Dr. En Economía, (ESEADE). Magíster en Economía y Administración, (ESEADE). Es Profesor Titular de Finanzas Públicas, Macroeconomía, Microeconomía, y Economía Política  en la Pontificia Universidad Católica Argentina, Santa María de los Buenos Aires, (UCA). Fue Profesor Titular de Proceso Económico en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, (UFM). Fue secretario de Confederaciones Rurales Argentinas, corredor de granos y miembro de la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario. Fue asesor de la Comisión Nacional de Valores para el desarrollo de mercados de futuros y opciones. Es empresario y consultor. Es director académico de la Fundación Bases. Preside la asociación de Ex alumnos de ESEADE.

 

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: