Cómo ser ricos y felices (Spanish Edition) Kindle Edition

Por Alejandro A. Tagliavini. Publicado en: https://www.amazon.com/dp/B01LXRBWCT

 

taglia

 

Dios nos creó en el paraíso, para ser felices y disfrutar de la vida, como corresponde a su infinita bondad.
De modo que no es cierto que los seres humanos hemos sido creados para sufrir y morir. Si sufrimos, es porque nos perjudicamos, nos destruimos a nosotros mismos, por culpa del “pecado original” -diría la teología católica- que nos llevó a apartarnos del edén para terminar en esta tierra violenta, llena de esa fuerza física extrínseca -extraña- al ordenamiento natural, que pretende desviar el desarrollo espontáneo del cosmos.
Sea como fuere, creyentes o ateos, la intención de este ensayo es mostrar científicamente como la vida se potencia inconmensurablemente en la medida en que no exista violencia que, después de todo, es cobarde porque es el resultado de la inseguridad, del temor a la vida. Es, sin duda, una actitud egocéntrica -derivada del miedo- que pretende tener todo “ego controlado”. Y, metafísicamente hablando, no existe en cuanto tal visto que no tiene entidad propia, sino que es, precisamente, la negación del Ser.
Paralelamente veremos que, al contrario de lo que pretende el racionalismo, es imposible predecir el futuro y, consecuentemente, no hay modo de planificar. La planificación, finalmente, es un invento soberbio que pretende que con la razón todo se puede. Es la presunción de que, las propias capacidades del hombre, finalmente, pueden encontrar la perfección, capaces de establecer y darse un orden que lo lleve al infinito. Y llama a la violencia porque, como luego resulta que sus predicciones son falsas, para no admitir el error -y mantener el “ego control”-, no queda alternativa que no sea intentar imponer violentamente lo que había predicho.
El futuro no pertenece a la lastimosa planificación racionalista, es mucho más ordenado, mucho más rico y mucho más apasionante. Pertenece a la capacidad creadora del hombre, a su capacidad de incursionar en lo desconocido y convertirlo en algo útil dirigido al bien. Debemos desoír la depresión porque es mentira, tenemos que evitar la violencia porque es, siempre y, en cualquier caso, destructiva, y entonces veremos que la creación es infinita y la participación del hombre ilimitada.

 

Alejandro A. Tagliavini es ingeniero graduado de la Universidad de Buenos Aires. Ex Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California y fue miembro del Departamento de Política Económica de ESEADE.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: