EL PROBLEMA DEL KIRCHNERISMO NO ES LA CORRUPCIÓN.

Por Gabriel J. Zanotti. Publicado el 19/6/16 en: http://gzanotti.blogspot.com.ar/2016/06/el-problema-del-kirchnerismo-no-es-la.html

 

Si, fue digno de la mejor película. A Woody Allen le faltó imaginarse esta escena en Robó, huyo y lo pescaron.  Un altísimo ex funcionario, a la madrugada, tirando bolsas de dólares robados por la ladera de un convento. Impresionante. Grotesco, en realidad, como grotesco fue el final de fiesta del gobierno de Isabelita Perón. Un ADN que, se ve, lo tienen bien incorporado.

Pero el problema consiste en que casi todos piensan que ESO es el kirchnerismo. Y no, lamntablemente no.

A todos habrá asombrado la carta en facebook de Cristina Ferdández de Kirchner. A mí no. Fue coherente. Se aferra a una ideología que siempre la sostuvo.

Lo voy a repetir: el kirchnerismo ES Montoneros. ES el peronismo marxista violento. Que tal vez volvió como comedia, puede ser. Pero el daño que podrían haber hecho es tan terrible que, justamente, lo que nos salvó de ese peronismo fue su propia impericia –más de Cristina que de Néstor- en lo cual se incluyen sus grotescos actos de corrupción. Porque fueron sus psicópatas y mafiosos personajes, finalmente, lo que inclinó a muchos votantes por Mauricio Macri, en ese 54% vesus 46% que algún día también se sabrá.

De lo contrario, con un poco de buena administración y honestidad, el kirchnerismo seguiría en el poder. Porque lo que lo define no es su corrupción. Lo definieron, en cambio, estas cosas:

–          Su política de derechos humanos, juzgando para un solo lado, poniendo presos políticos y apoyando a Hebe de Bonafini.

–          Su desprecio sistemático de la división de poderes. Eso no es corrupción. Es autoritarismo 101, “por el bien del pueblo”.

–          Su consiguiente desprecio por las instituciones republicanas y la concentración del poder.

–          Su persecución de la prensa libre, porque en realidad son “los medios concentrados”.

–          Su tremenda carga impositiva, su gasto publico, su estatismo.

–          Su apoyo incondicional a Castro y Venezuela.

–          Su política de redistribución del ingreso basada en los “planes trabajar” y etc.

¿Es necesario seguir? No, lo necesario es recalcar que todo ello fue apoyado y seguiría apoyado por la mayoría de la población, o a muchos no les importó en absoluto, mientras pudieran seguir con su asadito del domingo, Tinelli y el fulbo.

Ahora bien, ninguna de esas políticas implica necesariamente corrupción, y menos aún este tipo de corrupción grotesca que hemos vivido.

Pero sí fueron medidas que incentivaron las causas estructurales de la corrupción, cosa que también la mayoría de las argentinos ignora, especialmente aquellos que dicen que “lo que se necesita es gente honesta” cosa en la cual este gobierno ha caído también.

Como siempre, somos los liberales clásicos los que nos matamos todos los días explicando qué es la escuela del Public Choice, que explica lo que es una sociedad en busca de la torta del estado y los problemas de incentivos al gasto que ello produce, con lo cual la tentación de robarse gran parte del presupuesto es enorme. Pero no, no vaya a ser que algún dirigente lo estudie. Porque la responsabilidad principal la tienen por un lado los académicos que desprecian todo esto y, por el otro, los que dicen no tener ideologia, los que dicen que lo importante es la gestión, y miran con desprecio a cualquier encuadre “teórico” que alguien intente explicarles.

Por lo tanto:

–          El autoritarismo y el estatismo de los Kirchner, y su opción pro-Cuba y pro-Venezuela, NO son una cuestión de corrupción sino una profunda cuestión ideológica, heredada del peronismo de los 70 y que siguie siendo apoyada por la mayoría de la población, incluso políticos y académicos que siempre se dijeron NO kirchneristas.

–          Nos salvamos del kirchnerismo NO porque la población haya rechazado eso, sino por las divisiones internas del peronismo (NO la división de poderes), sus asesinatos visibles (Nissman); sus robos, fraudes y corrupciones grotescas, y sus psicopáticos personajes.

–          El estatismo de los Kirchner fomentó aún más, por supuesto, las causas estrucutrales de la corrupción (el Estado central) que NINGUN gobierno, desde el 55, pudo revertir.

–          Los académicos, y los dirigentes políticos ignoran o desprecian las enseñanas del liberalismo clásico y de la Escuela del Public Choice que podrían explicarles cuáles son las causas estructurales de la corrupción.

–          El actual gobierno parace despreciarlas también. Que Dios los ayude.

 

Sí. Robó, huyó y lo pescaron. Fue pescado López y serán pescados algunos otros. Pero la ideología kirchnerista no robó, no huyó, y NO la pescaron ni la perciben la mayoría de los anti-kirchneristas que hoy festejan.

 

Gabriel J. Zanotti es Profesor y Licenciado en Filosofía por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), Doctor en Filosofía, Universidad Católica Argentina (UCA). Es Profesor titular, de Epistemología de la Comunicación Social en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor de la Escuela de Post-grado de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor co-titular del seminario de epistemología en el doctorado en Administración del CEMA. Director Académico del Instituto Acton Argentina. Profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Fue profesor Titular de Metodología de las Ciencias Sociales en el Master en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE, y miembro de su departamento de investigación.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: