El acceso a la información como pilar fundamental de la democracia

Por Marina Carbajal:

 

Vamos a hablar del rol que tiene la información y, en este caso, la información pública en el funcionamiento del sistema democrático. Por empezar, nosotros tenemos que tener en cuenta que el democrático es un sistema de gobierno. Esto implica que hay gobernantes y hay gobernados. Hay gente que toma decisiones que involucran a toda la población; decide y hace leyes que tiene que acatar la población. Una población que, por el sistema democrático es la que selecciona a sus gobiernos. Esto es un avance con respecto a momentos previos, donde el recambio de gobiernos era a través de la fuerza. En los orígenes de las sociedades, los grupos tribales iban a la guerra para decidir quién gobernaba y quién era gobernado.

Entonces, en la concepción minimalista de la democracia se hace hincapié en este aspecto del sistema de gobierno, que hace referencia a cuál es el mecanismo de transición pacífico entre gobiernos. La democracia finalmente es un mecanismo pacífico para intercambiar gobiernos. Los que estudian el comportamiento democrático identifican tres variables fundamentales para que el sistema funcione.

La primera, que exista recambio de gobiernos, que exista la posibilidad de que a un gobierno lo suceda un gobierno distinto, de otro grupo. ¿Por qué esto es fundamental? Porque en la medida que haya grupos que quieran controlar el Estado, controlar el gobierno y sepan que no pueden acceder por la vía pacífica, se van a ver tentados a romper el sistema e ingresar por la fuerza.

El segundo elemento fundamental es el voto. El voto es el elemento a través del cual los representantes son seleccionados por los representados. Y el voto es el momento en que se ejerce la soberanía del pueblo, cuando se elige al gobierno. Y el problema que tienen los representados es que usan el voto con tres funciones: una es seleccionar gobiernos, la otra es expresar preferencias (a través del voto las personas que elijen expresan sus preferencias respecto de las alternativas que tienen al momento de seleccionar un gobierno), y la tercera función es evaluar lo que hicieron aquellos que estuvieron en el gobierno.

En este sentido es fundamental la información. ¿Cómo podríamos seleccionar gente que no conocemos? ¿Cómo podría evaluarse a los gobiernos? Entonces ahí entramos en el el tercer punto, y por esto es fundamental la información sobre qué es lo que hacen los funcionarios. El acceso a la información pública es fundamental en tanto y en cuanto es lo que le permite a la sociedad saber qué hacen los funcionarios cuando están en su cargo.

Entonces, nosotros desde el gobierno sabemos que tenemos un mandato muy fuerte por la institucionalidad, por el rendir cuentas. Sabemos que hay una sociedad que nos está demandando que nosotros expliquemos, que abramos el gobierno. Y en ese sentido es que nosotros trabajamos para presentar lo antes posible este proyecto de ley. Un proyecto de ley que toma en cuenta todos los principios fundamentales, que le brinda a la ciudadanía todas las posibilidades de poder interpelar y poder pedir explicaciones sobre lo que se está haciendo. Lo importante de esto es que cualquier persona que quiera preguntar qué está haciendo puede hacerlo, y esa información se le tiene que dar.

Esto es algo que implica también, para que funcione, no solo que exista una ley sino que haya un cambio cultural donde la ciudadanía asimile este principio. Me parece fundamental que para que funcione la ley haya una cultura por la cual todos los ciudadanos, cualquier persona sepa que puede pedir y tiene derecho a que se le informe. Es fundamental esto porque no tendría sentido tener una ley si los funcionarios supiesen o pensasen que nadie les va a pedir información. Si no se les pide información es igual a que no exista. Si la sociedad no sabe que puede pedir y no lo hace, no hay forma de demandarlo. Si no se le demanda, el funcionario no se siente monitoreado. Es fundamental para que el funcionario actúe en función del interés de la ciudadanía, de aquellos a quien representa y que sepa que va a tener que rendir cuentas.

Nosotros estamos trabajando desde que asumimos en tratar de hacer transparente todo el proceso de acceso a la información. Más allá de que trabajamos en el proyecto de ley, estamos ya buscando la forma para que todo el proceso desde el momento en que se ingresa un pedido hasta que sale, sea público. Eso nos pareció fundamental: que se sepa en qué estado está cada pedido de información, qué información se pide, quién la entrega, en qué modo, con qué velocidad.

Creemos que es fundamental el monitoreo continuo para que funcione el mecanismo por el cual los representantes sepan que tienen que responder. En este sentido es fundamental la ley de acceso, más allá de mecanismos de transparencia activa, que son muy importantes. Están muy de moda y es verdad que reduce los costos de brindar información. Pero la transparencia activa sigue siendo una acción del gobierno hacia la población.

Es importante la ley de acceso a la información porque es importante que la población pueda demandar más allá de lo que el gobierno está dispuesto a espontáneamente abrir de sus registros y de las actividades que está haciendo. Entonces nosotros creemos que lo más importante, el gran desafío que tenemos es cultural. Hacer que la sociedad se apropie de este derecho que tiene.

Cualquier ciudadano, cualquier persona que vive en nuestro país paga impuestos, con esos impuestos se financia el gasto público, se financian las actividades que realizamos los funcionarios y es crucial que comprendan esto, para que nuestra sociedad pueda demandar y exigir a sus funcionarios que actúen en función del interés de la propia sociedad. Y esto es el eje central del funcionamiento del sistema democrático, que exista esta representatividad: que el gobierno represente a quienes los votan y que quienes lo votan puedan exigirle al gobierno respuesta y explicaciones de qué es lo que está haciendo.

Por eso es fundamental dentro de este contexto la información. Se dijeron muchas cosas. Me parece interesante rescatar algo que dijo Mariano Moreno, en el momento de la fundación de La Gaceta. Dijo: “El pueblo tiene derecho a saber las acciones de sus representantes”. Me pareció interesante recordarlo porque en la historia de nuestro país, que tiene sus altas y bajas, desde su origen hubo un compromiso con la información pública. “El pueblo tiene derecho a saber de qué se trata”, es también una frase propia de la Revolución de Mayo. Y se trata de eso el acceso a la información pública: que el pueblo pueda saber lo que están haciendo sus representantes.

 

Ver video completo (9 minutos) en: https://www.youtube.com/watch?v=dwwDcsDub7A&feature=youtu.be

 

Marina Carbajal es Licennciada en Estudios Internacionales por la Universidad Torcuato Di Tella, Profesora del Programa de Extensión Universitaria en Ciencias Sociales (PEACS),  ESEADE. Magister en Ciencia Política (New York University). Subsecretaria de Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia (Gobierno de la Nación Argentina).

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: