Una lectura del referéndum y del resultado en Bolivia

Por Alejandra Salinas: Publicado el 24/2/16 en: https://es.scribd.com/doc/300333719/Una-Lectura-Del-Referendum-y-Del-Resultado-en-Bolivia

 

Los mecanismos como el referéndum se han expandido en las últimas décadas, siguiendo la tendencia mundial hacia la adopción reformas electorales más inclusivas (J. Colomer, Cómo votamos… Barcelona: Gedisa, 2004). Si bien se inserta en esta tendencia, en América Latina la mayoría de las votaciones en un referéndum son iniciadas por el gobierno y no por la ciudadanía, por lo que la participación ciudadana directa se ve limitada a una instancia de aprobación o control de las decisiones o intenciones oficiales, y no de autogobierno.

La excepción es Uruguay, donde existe la iniciativa popular para derogar leyes, de uso intensivo ya que entre 1980 y 2009 hubo 11 votaciones. El caso uruguayo más resonante fue el intento por derogar la ley de caducidad de los crímenes cometidos durante el régimen militar, intento que falló en dos instancias, cuando una mayoría del electorado se negó a derogar la ley. El ejemplo mencionado ilustra el éxito del uso del referéndum en Uruguay, si medimos el éxito en términos de oportunidades para que la ciudadanía ejerza el control de los asuntos políticos trascendentales.

A diferencia del caso uruguayo, el caso de Bolivia en el mismo período ilustra un modelo plebiscitario del voto ciudadano directo, visto como un instrumento de respaldo para las ambiciones presidenciales y no como una expresión de autogobierno. En enero de 2009 el electorado boliviano fue llamado a aprobar una nueva Constitución que acentuó el poder presidencial, por lo que los conflictos entre la oposición y el régimen de Morales naturalmente se agudizaron. Afortunadamente en el último referéndum realizado esta semana los votantes rechazaron una reforma constitucional que hubiera habilitado un nuevo mandato presidencial para Evo Morales. Hoy el Tribunal Supremo Electoral indicó que con más del 99% de las actas escrutadas, el No fue del 51,31 % de los votos, y el Sí recibió un 48,69 %.

Me interesa resaltar un elemento teórico en el análisis de este resultado electoral. La literatura distingue dos posturas en lo que se refiere a la utilización del referéndum: los que lo consideran inaceptable debido a que los políticos manipulan a la gente para aumentar su poder político, y los que lo ven como una profundización de la democracia al permitir a los votantes tomar decisiones políticas sin la intervención de los partidos u otros actores políticos colectivos. Los primeros rechazan el referéndum tout court; los segundos pretenden usarlo para todo. Existe una tercera postura, sin embargo, aquella que encuentra en el referéndum un mecanismo potencial para atenuar o corregir los problemas del sistema representativo controlando y limitando los excesos del poder gubernamental.

Desde este ángulo, el referéndum no se reduce a ser un instrumento de manipulación ni uno de democratización  (si bien según los casos éstos pueden ser aspectos salientes en una votación popular). En mi opinión, el referéndum  también debe ser visto como una oportunidad para control del poder político, así lo demuestra al menos el resultado electoral en Bolivia. Por ello, la inclusión del referéndum en los sistemas democráticos podría afianzar la división del poder, pues permite controlar al gobierno complementándolo y corrigiéndolo mediante el voto popular.  Existen sobrados ejemplos en este sentido. En Suiza e Italia, y en los EE.UU. a nivel estadual, la ciudadanía aprobó iniciativas que expresaban sus preferencias cuando los gobiernos las habían ignorado o relegado, y los partidos minoritarios las usaron para acceder o influir sobre el gobierno. En América Latina, debido a las restricciones para presentar iniciativas populares, y debido a la convocatoria frecuentemente discrecional del referéndum, éste puede resultar insuficiente para controlar y limitar al gobierno, por lo que urge revisar las condiciones y formulaciones para un uso del referéndum más afín con el objetivo de limitar al poder político.

 

[Para  los interesados en ampliar este tema remito a mi trabajo: “A Comparative Analysis of the Referendum by Regions (1978-2008): Enhancing or Limiting Participatory Democracy?”, International Political Science Association, 2009. URL: http://paperroom.ipsa.org/papers/paper_3171.pdf%5D

 

Alejandra M. Salinas es Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y Doctora en Sociología. Fue Directora del Departamento de Economía y Ciencias Sociales de ESEADE y de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas. Es Secretaria de Investigación y Profesora de las Asignaturas: Teoría Social, Sociología I y Taller de Tesis de ESEADE.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: