Juan Luis Bour y Marcos Hilding Ohlsson: “Los planes están sacando a la gente del mercado laboral y les va a ser difícil volver”

Publicado el 28/5/15 en: http://www.libertadyprogresonline.org/2015/05/28/juan-luis-bour-y-marcos-hilding-ohlsson-los-planes-estan-sacando-a-la-gente-del-mercado-laboral-y-les-va-a-ser-dificil-volver/   En el marco del ciclo de desayunos “Los primeros 100 días del próximo Gobierno” organizado por la Fundación Libertad y Progreso, los economistas Juan Luis Bour (director de FIEL) y Marcos Hilding Ohlsson (investigador de la Fundación) analizaron el mercado laboral y de las ayudas gubernamentales. “Los planes y las ayudas que da el Gobierno han sacado a la gente del mercado laboral. El problema es que una vez que uno sale del mercado durante un período de años, es muy díficil volver a insertarse”, destacó Bour en el marco de la actividad, realizada en el Hotel Feirs Park con apoyo de la Fundación Naumann. “Por ejemplo en 2004 la tasa de actividad en mujeres de hasta 29 años era de 52%. Hoy es del 40%. Y eso no es porque las mujeres posponen trabajar para estudiar, es porque los planes hacen que la gente salga del mercado laboral”, explicó Bour. “Esto es preocupante porque desde el punto de vista de los ingresos, la persona que sale del mercado por un plan de 2, 3 o 5 años tiene dificultades para volver a conseguir trabajo. Esto tiene que ser tenido en cuenta en las políticas que se hagan a futuro”, acotó. Para Bour otro gran problema es el enorme crecimiento del empleo público en la última década. “Creció mucho un tipo de empleo que no siempre es productivo. Y encima en algunas provincias implica que a las empresas les cuesta conseguir empleados para potenciales inversiones, como es el caso de la minera Bajo La Alumbrera, que no conseguía empleados en Catamarca porque todos trabajaban en el Estado y tuvo que ir a buscar gente a otras provincias”, explicó Bour. Seguidamente, el economista de FIEL citó como ejemplo a imitar en políticas para incentivar el empleo o ayudar a los desocupados el modelo aplicado en Chile en 1985. “Para paliar la crisis se aplicaron una suerte de planes sociales que exigían tareas a cambio y cumplimiento de horario, y por otro lado, no se actualizaban con inflación. Eso solucionó el desempleo en forma temporal pero como la asignación no variaba empujó a la gente a buscar empleo en el sector privado, y al cabo de unos años, los planes no hicieron falta”. Para Bour, los desafíos a futuro en esta materia son reconvertir adecuadamente programas de empleo y programas sociales; fomentar el empleo formal temporario para luchar contra el desempleo juvenil; ver cómo se va a manejar el sistema de pensiones, entre otros temas Los planes no disminuyeron la pobreza A continuación fue el turno de Marcos Hilding Ohlsson, que analizó la situación de los planes sociales. “No hay muchos datos alrededor de los planes, esto es dramático ya que dificulta mucho evaluar la eficiencia de los mismos”, explicó el economista y concejal en San Isidro por ConVocación. “A nivel nacional hay 60 planes/ayudas diferentes de 5 ministerios y a nivel provincia de Buenos Aires, un número similar. O sea que un habitante de la provincia puede acceder a 112 planes distintos”, acotó Hilding Ohlsson. Para el economista, lo curioso es que pese a la profusión de planes y el lanzamiento de planes nuevos en forma periódica, cada día tenemos más pobres, o sea que estos no ayudaron a disminuir la pobreza. Hilding Ohlsson explicó que; luego de investigar los efectos de la Asignación por Hijo, el plan Progresar y el Argentina Trabaja; se concluyó que estos no lograron mejorar la educación y la asistencia escolar ni tampoco consiguieron incentivar la capacitación laboral ni las posibilidades de empleo de los beneficiados. “Hay que cambiar el enfoque, pensar a los beneficiados por los planes como sujetos creativos y potenciales de generar emprendimientos para salir de la pobreza. En las villas la gente se queja porque no hay acceso al crédito para producir algo y porque es muy difícil habilitar su propio emprendimiento. Tuve la suerte de estar en Suecia adonde habilitar un negocio toma menos de un día. Acá, toma un mes quizás, e implica horas intermimables de trámites y quizás tener un contador o un abogado. Entonces cómo pretendemos que mucha gente pueda salir de la pobreza en base a sus propias iniciativas si le dificultamos tanto la posibilidad de crear riqueza”, explicó Hilding Ohlsson.

Marcos Hilding Ohlsson: Es Licenciado en Economía(UCA). Master en Economía, mercados y comercio internacional por la Jonkoping Internacional Business School. Concejal de San Isidro por Convocación Ciudadana. Asesor en Cámara de Diputados de la Nación. Editor del diario de Foro Republicano. Ha sido analista económico en diversas consultoras (IB&CP y Delphos Investment). Es invetigador de la Fundación Libertad y Progreso y profesor de ESEADE,

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: