Sale 2014, entra 2015, un resumen del año:

Por Iván Carrino. Publicado el 24/12/14 en:  http://www.ivancarrino.com/sale-2014-entra-2015-un-resumen-del-ano/

 

2014 empezó con el gobierno reconociendo que su estrategia para “cuidar las reservas” y “evitar una devaluación” había sido un rotundo fracaso.

Además, la discusión sobre si la inflación era culpa de la emisión o de los empresarios malvados también estuvo presente. Claramente, los empresarios no tienen la culpa y, si ganan mucha plata, ¡mucho mejor!

A pésar del discurso del gobierno, el Banco Central comenzó una política agresiva de absorción de pesos mediante colocación de deuda. Una política que, sin reducción del gasto público, no puede hacer nada por sí sola. Sin embargo, incluso en el hipotético caso que el gasto excesivo se corrigiera, ese no sería el fin de nuestros problemas.

Otro tema, siempre relevante, fue el estado de la educación, que no sufre por la carencia de fondos, sino por los malos incentivos.

En julio entramos en default, aunque no como el de 2001, default al fin. El gobierno, sin sorpresas, acusó al neoliberalismo de ser el responsable. Se olvidaron que la deuda y el default no son problemas del capitalismo.

Poco antes del default, el propio INDEC reconocía que estábamos en recesión. Esto se daba, incluso, en el marco de una inflación alta y creciente. La pregunta obligada, entonces, fue ¿cómo es posible tener, a la vez, recesión e inflación?

Lo que sucedió, en realidad, es que la burbuja argentina se pinchó y el único desenlace tras la inflación, es la recesión.

Con default, recesión e inflación, el discurso y las acciones del gobierno se radicalizaron y se sancionaron leyes para controlar todavía más al sector privado. Las medidas no solo son una continuación de las malas políticas que nos llevaron a perder 290.000 millones de dólares en diez años, sino que, además, imitan modelos fracasados una y otra vez en la historia económica del mundo.

Por supuesto, la discusión sobre el cepo cambiario (que cumplió 3 años) siguió candente y, también, la de si se debe, o no, devaluar. Mi punto es que una cosa es devaluar la moneda (no recomendable) y otra “devaluar” la moneda (algo extremadamente necesario para la realidad argentina de hoy). Hablé con Pablo Wende sobre el tema. Por último, una crítica a la autoproclamada “economía heterodoxa“.

Como se ve, un año con muchos temas y mucho debate. En la economía, más deterioro en todos los frentes, pero con una expectativa favorable a futuro porque se descuenta que el partido de gobierno (al menos el sector más radical) no será reelegido.

Desde mi punto de vista, no veo que se vayan a emprender reformas importantes a partir de octubre de 2015, pero sí considero que, al menos muy poco, podríamos movernos en la buena dirección. Los problemas son dos: por un lado, hace falta mucho para revertir tantos años de deterioro institucional. Por el otro, todavía quedan muchos meses de un gobierno que, si bien logró “aquietar las aguas” en los últimos meses del año, no ha mostrado cambios de fondo.

Pero estos son temas de los que, con suerte, nos preocuparemos a partir de enero. Mientras tanto, ¡muy feliz navidad para todos y los mejores deseos de fin de año!

 

Iván Carrino es Licenciado en Administración por la Universidad de Buenos Aires y Máster en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Trabaja como Analista Económico de la Fundación Libertad y Progreso, es profesor asistente de Comercio Internacional en el Instituto Universitario ESEADE y profesor asistente de Economía en la Universidad de Belgrano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s