Gurúes financieros yerran (de nuevo) con el euro

Por Enrique Blasco Garma. Publicado el 11/6/13 en http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=692396

 A pesar de los presagios nefastos y sus presuntas falencias, la eurozona sigue creciendo. La Comisión Europea acaba de aceptar el pedido de Letonia de integrarse al euro. Aunque todavía faltan las aprobaciones del Consejo Europeo, prevista para fin de mes, y del Paramento Europeo, para principios de julio, y de los ministros de finanzas, el 9/7, descontamos que el 1/1/2014 el país reemplazará su moneda, el lats, por el euro. Esta decisión confirma la enorme equivocación de los que auguraban el derrumbe del euro. Recuerden las recomendaciones de los máximos gurúes, incluso premios Nobel de Economía instando a Grecia, España y otras naciones PIIGS a reimplantar el dracma, la peseta, etc., aboliendo el euro.

No obstante, los países fueron acordando medidas para reforzar el euro. No sólo las naciones del euro. De los nueve países fuera del euro, comprometidos a mantener una paridad fija, pertenecientes al Mecanismo de Tipo de Cambios (ERM II), sólo Dinamarca y Lituania restan unirse al euro, los otros seis ya lo habían completado antes. Y Letonia se suma en 2014. Aparte, Bulgaria mantiene su moneda fija al euro y Suiza puso un techo de 1,20 franco suizo por euro. En vez de salirse del euro, las naciones se incorporan.

Letonia aprobó los Criterios de Convergencia de la Comisión Europea para entrar al euro. En efecto, en el último año terminado en abril de 2013, la tasa media de inflación anual fue del 1,3%. En 2012, el déficit fiscal fue del 1,2% del PBI y la deuda bruta era del 40,7% del PBI. La Comisión Europea prevé que en 2013 el déficit se mantenga en el 1,2% y que la deuda pública aumente hasta el 43,2%. La tasa de interés de largo plazo promedió el 3,8% anual. La Comisión comprobó que Letonia cumple todos los requisitos relativos a la independencia del banco central, la prohibición de financiación monetaria del déficit fiscal y a la integración legal en el eurosistema.

Estos logros no fueron fáciles. Ante el frenazo impuesto por la crisis, Letonia ajustó rápidamente sus cuentas. A pesar de que, entre 2007, inicio de la crisis mundial, y 2010, el PBI cayó más del 20%. El déficit fiscal equilibrado en 2007, se desbandó al 7,8% del PBI en 2009. Y el déficit externo, que por los fuertes ingresos de capitales alcanzó el 22% del PBI en 2007, se convirtió en un superávit superior al 8% en 2009. Un ajuste que pocos países hicieron y es fuertemente rechazado por los contrarios al euro. En recompensa, el PBI aumentó el 16%, desde 2010. A partir de 2014, Letonia contará con el apoyo del Banco Central Europeo; ya no estará sola frente a las adversidades.

Enrique Blasco Garma es Ph.D (cand) y MA in Economics University of Chicago. Licenciado en Economia, Universidad de Buenos Aires. Es Economista del Centro de Investigaciones Institucionales y de Mercado de Argentina CIIMA/ESEADE. Profesor visitante a cargo del curso Sist. y Org. Financieros Internacionales, en la Maestria de Economia y C. Politicas, ESEADE.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s