PARA MIS AMIGOS PARTIDARIOS DEL LIBERALISMO ECONÓMICO: NO SE VUELVAN LOCOS PLEASE.

Por Gabriel J. Zanotti. Publicado el 17/3/13 en http://gzanotti.blogspot.com.ar/2013/03/para-mi-amigos-paridarios-del.html

Nuevo Papa y ya empezamos. Que si es liberal, que si no, que si es teólogo de la liberación, que si no, que el artículo de ABL (h) del 2010 que está circulando, que cuidado que va a atacar al mercado, que si es peronista, que si no es peronista, que si entiende economía, que si no entiende nada de economía, etc etc etc etc etc………………………………………….

 
1) Bergoglio siempre tuvo una sensibilidad especial respecto del tema de la pobreza. ¿Y saben qué? Así debe ser, es católico.
 
2) Que de lo anterior se desprenda que sea teólogo de la liberación es un non sequitur absoluto.
 
3) De hecho, además, no lo es. Conoce perfectamente el documento Libertatis nuntius de 1984 y no lo va a contradecir en absoluto (documento contra la teología marxista de la liberación que, además, en temas económicos NO era “liberal”).
 
4) Bergoglio está formado en la tradicional Doctrina Social de la Iglesia. “Tradicional” quiere decir que a sus principios esenciales se agregan elementos más opinables que sin embargo forman parte de su tradición y de su historia. Por lo tanto, casi seguro que es partidario de cierto intervencionismo y cierta redistribución de ingresos. Cualquiera formado en la DSI “tradicional” piensa así, o de lo contrario yo no habría tenido que matarme haciendo todas las aclaraciones que he hecho siempre.
 
5) Bergoglio fue severo crítico de las políticas de los 90 y, ¿saben qué? Tiene razón. Que a eso se lo llame neoliberalismo o capitalismo es terrible, sí, pero el tiempo de las aclaraciones sobre dichos términos no ha acabado aún y no acabará en mucho tiempo.
 
6) Seguramente va a venir una encíclica social típica donde se criticará al neoliberalismo. Si no sucede, me asombraré. Pero seguramente sucederá lo mismo de siempre, lo mismo que sucede desde Pío XI hasta la Sollicitudo rei socialis de Juan Pablo II. O sea, nada por aquí, nada por allá, todo igual. No por ello las aclaraciones que he hecho siempre –que no sé si valdrá la pena repetir– quedarán refutadas.
 
7) Me resulta ingenuo el pensamiento de aquellos que tiene esperanza en un “lobby liberal” que “lo convenza” a Bergoglio de las bondades de la economía de mercado y de la Escuela Austríaca. Así no se hacen las cosas, ni se deben hacer. Los verdaderos cambios vienen del convencimiento auténtico, y no de conversaciones palaciegas. Además, ya pasó: ¿y? Es probable –nunca se sabrá- que Buttiglione lo haya convencido a Juan Pablo II de incorporar los párrafos más liberales de la encíclica “Centesimus annus”. ¿Y? ¿Convenció ello a alguien en la Iglesia de las bondades del mercado? Ni siquiera a JPII, quien no nombró el tema nunca más, ni produjo ninguna continuidad doctrinal del asunto. Claro, sí, los partidarios del mercado tuvieron entonces “su encíclica”, pero ello formó parte del caos doctrinal y la confusión dentro de la DSI. ¿Así deben funcionar las cosas? ¿Los liberales tienen su encíclica y los más socialistas, otra? ¿Qué es la DSI, una heladería donde hay para todos los gustos?
 
8) Por lo demás, llamé a eso “clericalismo de mercado”. NO es necesario que un Papa iguale la DSI con la economía de mercado. Yo NO necesito que un Papa “me autorice” a hablar del mercado. Lo que necesitamos es que se entienda que el grado de intervención del estado, dentro del ppio. de subsidiariedad, es un tema opinable que admite diversas variantes dentro de los laicos, y que una de esas variantes somos los partidarios de la Escuela Austríaca, que debemos tener tanta libertad de expresión como tienen en la Iglesia los keynesianos, monetaristas y marcianos, precisamente porque son temas opinables en relación a la Fe donde la Jerarquía no debe pontificar ni los laicos pedirlo. Lo he dicho mil veces.
 
9) Les aseguro además que Bergoglio tiene además cosas mucho más urgentes e importantes que resolver. Los “liberales” en la Iglesia son otra cosa, al lado de los cuales los randianos parecen monjas de clausura. Así que please, dejemos de mirarnos el ombligo y tengamos una perspectiva más amplia.
 
10) Bergoglio es además un republicano, una persona ajena a todo tipo de autoritarismos, y su enfrentamiento con los Kirchner en la Argentina no es casualidad.
 
11) Por lo demás, en Argentina, si NO se es partidario de la EA, se es un peronista cultural, aunque estés con Lilita Carrió. Por ende, si es peronista, es una pregunta que tiene una sencilla respuesta: es argentino, excepto que esté vacunado con la antigripal trivalente (Mises-Hayek-Rothbard). Pero dentro de los peronistas culturales, hay algunos que al menos aceptan la república, la democracia, el disenso, la paz, la reconciliación, la libertad de expresión, las conferencias de prensa, la división de poderes, etc., y si hay alguien así, es Bergoglio.
 
12) Por lo tanto, calma. Si sale la encíclica de siempre, las aclaraciones de siempre, y a otra cosa mariposa. Mientras tanto, let Bergoglio be Bergoglio, que, les aseguro, tiene una larga agenda por delante.

Gabriel J. Zanotti es Doctor en Filosofía, Universidad Católica Argentina (UCA).  Es profesor full time de la Universidad Austral y en ESEADE es Es Profesor Titular de Metodología de las Ciencias Sociales en el Master en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: