¿Empresas estatales o empresas de los políticos?

Por Alejandro A. Tagliavini: Publicado el 1/5/12 en http://america.infobae.com/notas/49541-Empresas-estatales-o-empresas-de-los-politicos

Dejando los efectos de la demagogia, los apoyos a la expropiación de YPF, la filial argentina de la petrolera Repsol, son interesados. Hace años, un exitoso empresario argentino del área de los insumos para la extracción de petróleo quedó en la ruina. Asombrado ante tamaña caída, pregunté a sus amigos y la respuesta fue contundente: con el “contacto adecuado”, le vendía a la YPF del gobierno (cuya ineficiencia era paradigmática: una de las pocas petroleras en el mundo que daba pérdida) insumos de bajo costo y mala calidad a precios exorbitantes. Privatizada, con dueños reales que cuidaban sus gastos, el empresario en cuestión quebró.

 El slogan demagógico sobre que el petróleo es un recurso estratégico que no resiste análisis. Sin petróleo, la industria resultaría severamente dañada, pero sin alimentación para los obreros, directamente desaparecería. Entonces, el Gobierno debería hacerse de grandes productoras de alimentos “estratégicos”, lo que hizo la URSS, provocando una hambruna descomunal con unos 2 millones de muertos hasta que decidió “privatizar” el 1% de las tierras cultivables que produjo el 35% de los cereales del país.

 ¿Por qué tanta diferencia en la eficiencia? Porque ésta es consecuencia exclusiva de la competencia, en el mercado, en tiempo real. Las empresas “estatales” no compiten, o porque el Gobierno les garantiza el monopolio o porque disponen de recursos del Tesoro que los libran de tener que pagar por la ineficiencia.

 Un seguimiento del desempeño de los ejecutivos de estas empresas estatales por parte de los gobernantes, además de irreal porque se los nombra por amistad y “lealtad”, es imposible ya que los políticos no evalúan en tiempo real, sino a través de decisiones burocráticas. 

 Que “son del pueblo” es un argumento infantil. Como viajero frecuente he tenido que volar en Aerolíneas Argentinas y veo lo de siempre: colados, amigos de los políticos y funcionarios (a veces sin siquiera un billete, emitido gratuitamente); jamás un pobre.

 Conclusión, el calificativo de empresas “estatales” es una pantalla para tapar el hecho de que son empresas de los políticos que deciden sobre ellas y que están ligados al pueblo sólo por unas elecciones esporádicas y manipuladas. En este sentido, cuando Cristina Kirchner dice, en el acto realizado en el estadio de Vélez Sársfield de Buenos Aires el pasado 27 de abril, que el Estado debe intervenir más en la economía, sin duda, quiere decir, como el Rey Sol (“L’Etat c’est moi“: “El Estado soy yo”), que el Estado es ella.

 Sí son del pueblo las pérdidas que originan las compañías de los políticos, solventadas por vía impositiva, impuestos que, cuanto más pobre, más golpean; ya que cuanto más elevado es el poder económico de la persona, mayor capacidad tiene para trasladar las cargas hacia abajo, subiendo precios, bajando salarios, etc. En definitiva, las empresas de los políticos (éste es su calificativo técnicamente real) son organizaciones que sirven a los intereses privados de los funcionarios, solventadas principalmente por los más pobres.

 Las empresas del mercado sí responden en tiempo real al consumidor (las personas). Empresas estratégicas y del pueblo (reales, sin demagogia estúpida) son las petroleras de los EEUU, que abastecen al mayor mercado consumidor del mundo a precios 20% menores que en la Argentina y con tanto crecimiento que trabajan extensamente en el exterior, reportando grandes ganancias al país. ¿Cómo lo lograron? No sólo con empresas privadas y mercado desregulado sino con algo clave: el subsuelo en manos eficientes, en manos del pueblo, en manos privadas.

Alejandro A. Tagliavini es ingeniero graduado de la Universidad de Buenos Aires. Es Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California y fue miembro del Departamento de Política Económica de ESEADE.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s