A diez años del fin de la convertibilidad argentina:

Por Pablo Guido. Publicado el 19/12/11 en: http://chh.ufm.edu/blogchh/

Después de las dos hiperinflaciones en 1989 y 1990, se implementó en el primer trimestre de 1991 un sistema de convertibilidad monetaria en Argentina. Desde los años 70 a fines de los 80 la moneda sustituta de la moneda local fue el dólar. Los argentinos ahorraban en dólares, no en pesos. Los precios de las viviendas y los autos se publicaban en dólares. Cualquier argentino cuando comparaba los precios de los productos inmediatamente llevaba el cálculo a dólares. Era una economía bimonetaria, claramente. Por eso, después de las dos hiperinflaciones que casi hicieron desaparecer la demanda de la moneda local, se sancionó la ley de Convertibilidad, la Nº 23.928. Constaba de solo 14 artículos, mediante los cuales se establecía un “patrón dólar”: se fijaba el tipo de cambio entre el dólar y el peso pero además se establecía que la base monetaria debía ser respaldada al tipo de cambio fijado (un peso por dólar) en un 100%. Y que las reservas en dólares no podrían ser utilizadas para otro fin que no fuera de respaldar el circulante y las reservas bancarias (la base monetaria).

 

El régimen de convertibilidad fue acompañado de un conjunto de reformas económicas, algunas significativas y otras no tanto: privatizaciones de gran parte de las empresas estatales, una mayor apertura comercial, la creación de un sistema de pensiones mixto (estatal y privado) de capitalización, la renegociación de la deuda pública y otras más. Pero no se pudo avanzar en la desregulación del mercado laboral ni en reformar los sistemas de salud y educación. Pero, fundamentalmente, la estructura del sector estatal continuó manteniéndose como antes: en diez años el gasto público se incrementó por encima del avance del PIB (90% versus 50%), lo cual dejó como corolario un constante déficit fiscal que debía ser financiado por diferentes vías: aumentos tributarios (por ejemplo, la tasa del IVA subió del 12% al 21%), lo recaudado por las privatizaciones y fundamentalmente un proceso de endeudamiento público. Lo anterior hizo que el stock de la deuda pública en relación al PIB aumentara significativamente. Para el año 2001 el escenario internacional (suba de tasas de interés, revaluación del dólar, crisis en Brasil, crisis en países emergentes, etc.) y razones internas (crisis fiscal, atraso cambiario, exceso de regulaciones en el mercado laboral, debilidad del gobierno, etc.) hicieron explotar el llamado “modelo de convertibilidad”. En pocos meses todo se “fue al diablo”: la declaración de la imposibilidad de pagar la deuda pública, el “corralito” y “corralón” bancario, una devaluación del 300%, la “pesificación” de las deudas y depósitos del sistema financiero, protestas callejeras masivas, saqueos, muertos como consecuencias de los choques con la policía, cinco presidentes en el lapso de un par de semanas, etc. Acá un breve trabajo que hicimos junto con Gustavo Lazzari sobre la causa de la crisis económica argentina, publicado en mayo de 2003. Otro ensayo sobre las causa de la crisis, por Kurt Schuler. El libro de Mauricio Rojas, “Historia de la crisis argentina” también pueden acceder a la página de uno de los principales diarios del país, el del 20 de diciembre de 2001, cuando renunciaba el presidente de la nación (Fernando De la Rúa) y comenzaba el principio del fin del régimen de convertibilidad. A partir de ahí el 99% de la dirigencia política le echaría la culpa de la crisis a las reformas “neoliberales” de los noventa. Y gran parte de la población también encontró en las llamadas “reformas de mercado” la explicación de sus penurias. Después de eso han seguido diez años de un populismo exacerbante, que ha llevado al país a aislarse más del planeta, que ha llevado el gasto público a un récord histórico de alcanzar casi el 50% del PIB, con un nivel de carga tributaria también récord y nuevamente un proceso inflacionario que en los últimos 4 años llega ya a superar un aumento de precios del 100%.

 

La crónica de aquellos días donde parecía que el país volaría por los aires. La Argentina del 2001 tiene similitudes con la situación actual de muchos países europeos, super endeudados, con un estado infinanciable, con pagos de intereses y capital de la deuda pública cada vez mayores, con la imposibilidad de conseguir fondos de los mercados voluntarios de capitales, con un desempleo superando el 15% de la población activa y una recesión económica.  

Sabemos cómo terminó en Argentina la historia: con una mega devaluación que generó una licuación de activos y salarios. ¿Cómo terminará en Europa? El futuro está abierto a todas las soluciones, pero el desajuste fiscal ha sido tan grande en Europa que los esfuerzos de ajuste que hay que realizar para sanear la situación no luce políticamente viable. Los políticos quizás decidan finalmente que el banco central europeo se lance con mayor intensidad a comprar títulos públicos de los países que ya no pueden pagar sus gastos. Claro que el costo será una mayor inflación y devaluación del euro. Pero quizás la gente está dispuesta a sufrir un ajuste “encubierto” (la inflación y la devaluación son mecanismos ocultos de “solucionar” los desajustes) que uno transparente y a la luz del día (reducción del gasto público, desregulación de mercado, eliminación de privilegios sectoriales a sindicatos, empresas, empleados públicos, etc.).

Pablo Guido se graduó en la Maestría en Economía y Administración de Empresas en ESEADE. Es Doctor en Economía (Universidad Rey Juan Carlos-Madrid), profesor de Economía Superior (ESEADE) y profesor visitante de la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín (Guatemala). Investigador Fundación Nuevas Generaciones (Argentina).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s