Uruguay, a un paso de convertirse en el próximo socio del Acuerdo Trans-Pacífico

Por Belén Marty: Publicado el 14/9/14 en: http://es.panampost.com/belen-marty/2014/09/15/uruguay-a-un-paso-de-convertirse-en-el-proximo-socio-del-acuerdo-trans-pacifico/

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), uno de los tratados de libre comercio más importantes del planeta, contaría el año próximo con Uruguay como un nuevo socio comercial, según anunció el diario local El Observador el pasado viernes.

Si bien la decisión final recaerá sobre el próximo presidente uruguayo, los principales candidatos electorales para los comicios de octubre próximo ya manifestaron su tácito acuerdo con que Uruguay se integre a otros bloques comerciales fuera del Mercosur, el mercado común sudamericano entre Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

Este acuerdo, también conocido como la Alianza Trans-Pacífico, reúne desde 2006 a Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur, y tiene como objeto reducir las barreras arancelarias y no arancelarias entre sus miembros. En vista de los datos obtenidos por la Unidad de Análisis Económico de El Observador, el 8,1% del PIB mundial de 2013 provino de las importaciones de la totalidad de los miembros que integran el TPP.

Mientras que Estados Unidos, Vietnam, Australia, Perú y Malasia ya están negociando su incorporación al TPP, otros países como México, Canadá y Japón estarían considerando sumarse al acuerdo económico multinacional.

El actual presidente, José Mujica, se mostró optimista acerca de la propuesta y coincidió con una mayor apertura comercial por parte de Uruguay.

“Es posible que algunos vean a la TPP como un instrumento de la política de Estados Unidos, pero si no estamos va a ser todavía un instrumento más fuerte. En todo caso tenemos que estar para que sea nuestro instrumento. Usted en una lucha puede perder porque le ganan en el campo de batalla, pero también puede perder por no estar en el campo de batalla. Donde se esté discutiendo integración hay que estar, y hay que dar batalla”, expresó el mandatario durante una entrevista televisiva.

Además, indicó que Uruguay necesita “una política inteligente que ayude a desarrollar el comercio complementario. Si nos cerramos a nosotros mismos es muy difícil que nos podamos integrar”.

Según el diario uruguayo El Observador, la propuesta para que Uruguay se integre no vendría directamente de Estados Unidos sino de Chile o Perú.

Michelle Bachelet, que visitó el pasado viernes Montevideo por primera vez desde que asumió la presidencia de Chile en marzo, expresó en relación a Uruguay y al TPP que “Chile sin duda facilitará su pertenencia”.

Eduardo Contreras Mella, embajador chileno en Montevideo, le expresó a El Observador que “Chile vería con muy buenos ojos y con simpatía incorporar [a Uruguay]” al mismo tiempo que dijo que “el espíritu de Chile en relación a los nuevos bloques es actuar para procurar incorporar a países latinoamericanos”.

De acuerdo con el diario, con US$2.855 mil millones Estados Unidos sería el mayor socio importador, seguido por Japón ($833 mil millones) y por Canadá ($402.7 mil millones).

Los presidenciables, a favor de un Uruguay integrado comercialmente

Luis Lacalle Pou, Pablo Mieres, Pedro Bordaberry y Tabaré Vázquez son los principales candidatos a presidente en las próximas elecciones de octubre.

Según el diario argentino Infobae, los candidatos presidenciables pidieron el viernes que en caso de asumir el cargo, abogarán por un Mercosur más abierto y que permita acuerdos comerciales por fuera de esta alianza.

“Tenemos que trabajar en el Mercosur para llegar a un proceso de integración regional abierto que permita a los países de menores economías [...] tener la posibilidad de negociar abiertamente con el resto del mundo”, manifestó el candidato oficialista Vázquez, quien cuenta con una intención de voto cercana al 42%, de acuerdo con la encuestadora Factum.

Por su parte, Lacalle Pou, quien tiene una aprobación del 32%, se alegró con la noticia de que la candidata a presidente de Brasil, Marina Silva, también se había manifestado en relación a una flexibilizacion de las normas del Mercosur. “Es una muy buena noticia”, remarcó Lacalle Pou.

Bordaberry, que se encuentra un poco más retrasado en las encuestas con una adhesión del 15%, expresó que si el bloque comercial del Mercosur no cambia esta modalidad, Uruguay debería salirse.

Pablo Mieres del Partido Independiente buscará que Uruguay sea miembro pleno de la alianza TPP.

Una oportunidad para la pequeña economía

Maximiliano Sosa Andrés, economista uruguayo de la consultora Towers Watson, le expresó aPanAm Post que la unión de Uruguay al TPP sería una excelente oportunidad para que este país acceda a un mercado potencial que representa a más del 30% de la economía mundial.

“En un momento en que Argentina y Brasil, los principales socios comerciales de Uruguay después de China, tienden a limitar el comercio mediante trabas, un acuerdo de esta magnitud permitiría nuevas oportunidades para la economía del país y la reducción de la actual dependencia al bloque del Mercosur”, indicó el experto.

Añadió que “Para una economía pequeña como la de Uruguay, la apertura comercial es la única manera de garantizar un dinamismo en la demanda que permita mantener un crecimiento sostenido como el experimentado en los últimos años y contenga los vaivenes del consumo interno”.

Por último, señaló que existe el riesgo de “quedarse afuera”, ya que los acuerdos de libre comercio tienden a generar ganancias significativas en términos de intercambio para los países miembros, pero con posibles costos para quienes no forman parte del grupo.

“Dejar pasar esta oportunidad sería riesgoso para el desarrollo futuro del país”, concluyó Sosa Andrés.

Belén Marty es Lic. en Comunicación por la Universidad Austral. Actualmente cursa el Master en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Conduce el programa radial “Los Violinistas del Titanic”, por Radio Palermo, 94,7 FM.

Pueblos originarios: una historia diferente. La tribu Seminole es dueña del Hard Rock Café!

Por Martín Krause. Publicado el 14/9/14 en: http://bazar.ufm.edu/pueblos-originarios-una-historia-diferente-la-tribu-seminole-es-duena-del-hard-rock-cafe/

 

En los últimos años se ha multiplicado el interés por los derechos de los ahora llamados “pueblos originarios” y en algunos países de América Latina se han creado programas gubernamentales con distintos subsidios para estos grupos.

Quisiera ahora mostrar una historia diferente. Se trata la de los de la tribu Seminoles, de la península de Florida. ¡¡Tal vez pocos sepan que son los propietarios del Hard Rock Café!!

Hard Rock

Esta tribu no solamente muestra un notable espíritu emprendedor sino que, además, quieren ser parte de la globalización y competir en todo el mundo.

Esto es lo que se comenta en la página: http://www.hardrock.com/corporate/ownership.aspx

“Una y otra vez, la Tribu Seminole de Florida ha demostrado su capacidad para fortalecer su posición en este mundo cambiante. Un gobierno soberano con un Consejo Tribal electo, la Tribu Seminole ha obtenido notables éxitos desde que se convirtió en la primer Tribu India de los Estados Unidos en abrir salas de bingo en 1979. En 2004, la Tribu Seminole abrió dos hoteles Hard Rock y Casinos en Florida. Con la compra de la marca Hard Rock en 2007, la Tribu Seminole de Florida ha sumado el prestigio de una de las marcas más respetadas mundialmente.”

“Es el matrimonio perfecto de dos espíritus similares. Como los Seminoles, la filosofía de Hard Rock ha estado siempre basada en fuertes valores, incluyendo la importancia de ser auténticos e independientes y un servicio compartido de preservar nuestra naturaleza y proteger el planeta. Sobre la base de su rica tradición de coraje y logros innovadores, la Tribu Seminole de Florida está en posición de expandir sus horizontes aún más, a todos los rincones del planeta.”

No solamente hacen buenos negocios, también mantienen la política de beneficencia de Hard Rock Café. Esto dicen en su página:

“Desde 1971 nuestra misión en Hard Rock ha sido “hacer el bien haciendo las cosas bien” en nuestras comunidades, tanto locales como globalmente.”

Las causas que apoyan están relacionadas con sus lemas: “Tómate tiempo para ser bondadoso” (humanitarios); “Salva el Planeta” (ambientalista) y “Todo es uno” (industria del entretenimiento)

 

 

Martín Krause es Dr. en Administración, fué Rector y docente de ESEADE y dirigió el Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados (Ciima-Eseade).

Si exploto al que me mantiene, ¿hay estallido?

Por Roberto H. Cachanosky. Publicado el 14/9/14 en: http://economiaparatodos.net/si-exploto-al-que-me-mantiene-hay-estallido/

Dejemos que el paso del tiempo responda si hay estallido social  o no

Sabemos que el gobierno se niega a reconocer el problema y que, por el contrario, lo agrava, pero también la oposición no se anima de decirlo abiertamente. ¿A qué me refiero? A la crisis económica que tenemos, entre otras cosas, por un gasto público que resulta insostenible para el sector privado.

Puedo entender, no justificar, a los políticos opositores que no dicen que hay que bajar el gasto público. Es que buena parte de los votantes se quejan de la carga impositiva y de la inflación, pero quieren que el Estado siga gastando en los llamados planes sociales, de manera que un político que quiere ganar las elecciones, y sabe que el problema del gasto público es grave, seguramente va a mentir al respecto o no decir nada.

Ahora bien, sí podemos afirmar con absoluta certeza que aquellos que dicen que no se puede bajar el gasto público porque se crearía una crisis social no están viendo que la crisis social ya está ocurriendo  justamente por  no bajar el gasto público y, finalmente, el gasto bajará en la forma más desordenada que uno puede imaginarse.

El populismo k ha llevado la situación a un extremo de crisis. Por un lado aumentó el gasto hasta niveles récord (empleados públicos, legión de jubilados que nunca habían aportado al sistema, subsidios, obras públicas innecesarias o que podría ser financiadas por el sector privado, etc.) y por otro lado ha inducido a que cada vez trabaje menos gente en blanco (los que viven de planes sociales no quieren saber nada de ser contratados en blanco en un trabajo). Puesto de otra forma, un trabajador que está en blanco tiene que mantener a una legión de empleados públicos a nivel nacional, provincial y municipal. Tiene que sostener a millones de jubilados y tiene que bancar a millones de gente que vive de subsidios y no produce nada, es más, muchos empleados estatales no solo son mantenidos para consumir sino que, además, obstaculizan el trabajo de los pocos que quedamos produciendo. La estrategia es de locos, boicotean a los que producimos para mantenerlos a ellos. En síntesis, tenemos una relación de gente que produce y gente que vive de lo que producen los que trabajamos que hace infinanciable el gasto público.

¿Por qué por primera vez en la historia económica de la Argentina hay trabajadores en relación de dependencia que nunca en su vida habían pagado el impuesto a las ganancias y ahora sí lo pagan? No es porque el gobierno está aplicando un sistema tributario más justo. Es porque ha tenido que descender hasta niveles nunca imaginados de contribuyentes para apropiarse del fruto de su trabajo para mantener el aparato estatal. El no ajuste por inflación del mínimo no imponible es el mecanismo utilizado por el gobierno para cobrarle ganancias.

Pero si uno analiza la evolución de la recaudación tributaria, se encuentra con que está creciendo unos 6 puntos porcentuales menos que la tasa de inflación tomando el período enero-agosto de este año, en tanto que los gastos están subiendo, como mínimo, 3 puntos porcentuales por encima de la tasa de inflación. En otros términos, los gastos crecen en términos reales y los ingresos caen en términos reales.

Este déficit lleva a que la única opción que hoy le queda al gobierno para financiar el déficit fiscal es la emisión monetaria, lo cual genera inflación y todas las complicaciones que conocemos.

Pero la inflación ya es tan aguda que la gente huye del dinero, por lo tanto, para poder recaudar más o menos a misma cantidad del impuesto inflacionario, lo que tiene que hacer el gobierno es aumentar la tasa del impuesto inflacionario que cobra, es decir, la tasa de inflación. Si la gente elude el impuesto inflacionario comprando dólares o comprando bienes para quitarse los pesos de encima, quiere decir que no tiene inmovilizados pesos sobre los cuales se pueda cobrar el impuesto inflacionario. Hay una especie de rebelión fiscal contra el impuesto inflacionario. Por eso CFK acaba de afirmar que la gente tiene que comprar cosas que se tocan y se ven. En rigor el dólar se puede tocar, ver, oler y hasta pesar y además sube respecto al peso. Al que apuesta al dólar no pierde. La que pretende CFK es que la gente no defienda sus ahorros y los gaste en bienes para favorecer su política económica que agoniza por la recesión y la inflación.

Si a esta infernal presión impositiva e inflacionaria le agregamos un largo listado de regulaciones que frenan la producción, como pueden ser la ley de abastecimiento o el cepo cambiario, tenemos una combinación económica letal: a) sobran pesos que la gente no quiere, b) faltan dólares que la gente sí quiere y c) cada vez hay menos bienes y servicios frente a una mayor cantidad de pesos en circulación. Tal vez no terminemos en un estallido hiperinflacionario como el de 1989, pero vamos a pasarla complicado.

Para salir adelante se necesitan las siguientes medidas que el gobierno kirchnerista no va a adoptar. En primer lugar disciplina fiscal, esto exige de una muy fuerte baja del gasto público. En segundo lugar una reducción de la presión impositiva. Es fácil imaginar que con déficit fiscal y reducción de la carga tributaria el nivel de baja de gasto público que hay que hacer es significativo. En tercer lugar eliminar todas las regulaciones que están frenando la capacidad de innovación y producción. Esto es más sencillo de hacer. Y, finalmente, reestablecer la seguridad jurídica para atraer inversiones. Otra tarea complicada porque la confianza cuesta mucho conseguirla pero se pierde en segundos.

El kirchnerismo no va a hacer nada de esto porque no está en su ideología, ni en sus objetivos, ni tiene interés. Por lo tanto, siempre queda picando la misma pregunta: ¿podrá CFK estirar la mecha de la bomba para que explote en 2016 o explotará antes? Si uno dice que explota antes, entonces está conspirando contra el gobierno, las instituciones y trabaja para los fondos buitres. De manera que no voy a responder a esta pregunta. Dejemos que el paso del tiempo responda por su cuenta. Solo tengamos en cuenta que hoy el no ajuste del sector público se traduce en el ajuste del sector privado, que justamente es el que mantiene al sector público. Explicar cómo el que vive explotando a otros puede seguir disfrutando de esa vida matando al que lo mantiene, es un desafío que se lo dejamos al gobierno. Explicar lo inexplicable: matar a mi mecenas solo por placer es de locos.

Roberto Cachanosky es Licenciado en Economía, (UCA) y ha sido director del Departamento de Política Económica de ESEADE y profesor de Economía Aplicada en el máster de Economía y Administración de ESEADE.

Algunas reflexiones del viaje a Hong Kong

Por Nicolás Cachanosky. Publicado el 12/9/14 en: http://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2014/09/12/algunas-reflexiones-del-viaje-a-hong-kong/

 

La semana pasada tuve la oportunidad de estar en Hong Kong. En esta ocasión en la reunion general de la Mont Pelerin Society. Aquí se puede acceder al programa completo. John Taylor, Kevin Murphy, William Easterly, Diedre McCloskey, Pddro Schwartz, Scot Sumner y Luigi Zingales fueron algunos de los conferencistas que más se destacaron.

Del viaje a Hong Kong surgieron, sin embargo, dos claras posiciones de quienes no ven con buenos ojos al libre mercado. Una cosa es si digo desde mi oficina (donde estoy preparando este post) que Hong Kong, al ser una de las economías más libres posee una economía desarrollada con baja pobreza. Otra cosa es si digo exactamente lo mismo pero estando en Hong Kong (y acompañando el tweet o post con alguna foto.) La pregunta que me hice al partir hacia Hong Kong era si iba a encontrar los resultados de la salvaje explotación capitalista que el sistema de libre empresa el impone al (indefenso) trabajador. No hace falta viajar a Hong Kong para prever una respuesta negativa. Sin embargo, a lo largo de la semana fui recibiendo dos tipos de críticas al ir actualizando el negativo resultado de esta búsqueda. Ambas críticas creo que son equivocadas. Sin bien el contexto es Argentina, creo que es representativo de la región en general:

  • Hong Kong y Argentina tienen sus instituciones por distintos motivos históricos.

Hong Kong no es Argentina, Argentina no es Hong Kong. Ni siquiera están en el mismo continente. Por supuesto que el contexto histórico del origen de sus instituciones de mercado difieren. ¿Y? ¿Por qué esto es importante? Lo único que esto muestra es que lo que importa son la instituciones que están presentes, no el origen histórico. Lo que se me cuestionaba no era que en Argentina no se puede tener libre mercado, sólo se cuestionaba el origen de las instituciones.

Con esto no quiero decir que se puedan imponer las instituciones de arriba hacia abajo, pero sí que el origen histórico no es un argumento convincente para promover reformas de libre mercado. Siempre es ilustrativo recordar el caso de Corea del Norte y Corea del Sur. Dos países con misma historia y cultura, pero diferente marco institucional. Si estuviésemos en Corea del Norte, nos negaríamos a reformas que nos lleven a ser como Corea del Sur por qué nuestros orígenes institucionales “difieren” (siempre se puede encontrar alguna “diferencia” a consuderar “crucial” por más parecidas que pueda ser la historia de dos países.)

  • Hong Kong no es perfecto, por lo tanto es un mal sistema

Hong Kong no es perfecto, por supuesto que “algo” de pobreza hay, “algo de desocupación” hay, etc. ¿Quién lo niega? En ningún momento sostuve que la economía de Hong Kong sea perfecta. Especialmente las críticas de sectores de izquierda a veces parecen demostrar un alto grado de ignorancia sobre qué dicen y no dicen los autores defensores de un libre mercado cuando los critican como si estos pensadores sostuviesen que el libre mercado es perfecto. Así como los socialistas o grupos de izquierda difícilmente crean que el sistema que prefieren sea perfecto, tampoco es el caso de los pensadores de libre mercado. Si unos tienen derecho a defender sistemas que no consideran perfecto, ¿acaso los otros no? El punto es que sistema mejora el nivel de vida de la mayor cantidad de gente posible.

Decir que Argentina no debe adoptar instituciones de libre mercado por qué no es perfecto es errar por completo al argumento. El punto es qué economía esta mejor, la de Argentina o la de Hong Kong. Para el año 2013, en términos de PBI per cápita, Argentina rankea en el puesto 55, mientras que Hong Kong es top 10 (FMI). ¿Cómo explicarle a los sectores de menos ingresos y desempleados que deben quedarse donde están en lugar de pasar a ser un país top 10 en ingreso promedio per cápita porque dicho sistema no es perfecto a pesar de ser notablemente mejor al actual? ¿Cuánto de esta postura está alimentada por resentimiento al libre mercado que nos lleva a hacernos mal con tal de que nuestro vecino no este mejor? Hacer de la imperfección enemigo de la mejora no es de sabios.


Sí se me podría haber hecho una crítica más atinada. Y es que estaría sacando conclusiones de una única observación (Hong Kong) y eso no es correcto. Bien podría ser una excepción (error estadístico o de muestreo). Como explico en este post, las comparaciones de este tipo deben hacerse mirando toda la muestra para evitar sesgos (por ejemplo el “mito” de que la distribución del ingreso es peor en países libres).

Alguien me dijo que por más buena que sea la economía de Hong Kong, no viviría allí. Pues bien, yo tampoco. Lo bueno del libre mercado es que permite a cada sociedad desarrollar su cultura, costumbres, estilo de vida, etc. en lugar de ser impuesta por lo que el gobierno a cargo considera debe ser la cultura y estilo de vida. Basta con ver el top 10 de los países más libres para encontrar variedad y elegir a gusto. Este, tampoco, es un argumento válido. ¿Realmente creemos que si Argentina se vuelve un país con libre mercado va a ser como China (cultura, costumbres, comida, etc.)?

Un último punto a resaltar. Es cierto que Hong Kong dista de tener un sistema político libre (así como que no esta ausente de “cronysm”). De nuevo, estamos hablando de cambios en el margen. Si un país tiene un sistema político no libre, va a estar mejor dentro de esos límites con una economía libre que con una regulada.

 

Nicolás Cachanosky es Doctor en Economía, (Suffolk University), Lic. en Economía, (UCA), Master en Economía y Ciencias Políticas, (ESEADE) y Assistant Professor of Economics en Metropolitan State University of Denver. 

Emilio Botín y América Latina.

Por Carlos Rodriguez Braun: Publicado el 11/9/14 en: http://www.carlosrodriguezbraun.com/articulos/la-razon/emilio-botin-y-america-latina/

 

La expansión internacional es una de las señas de identidad del nuevo Banco Santander que capitaneó Emilio Botín desde que en 1986 sucedió a su padre en la presidencia. Como señaló el profesor Juan Manuel López Zafra, una de las claves simbólicas para entender la visión de Botín es la supresión de una pequeña palabra, la preposición “de”. En efecto, bajo su mandato el Banco de Santander pasó a ser sólo Banco Santander: “entendió la globalización”, concluye el doctor López Zafra.

En esa apertura del banco al mundo desempeñó un papel primordial Iberoamérica, o América Latina, que es como ellos prefieren llamarse. Las inversiones allí del Santander, iniciadas tímidamente en tiempos de su padre, avanzaron a toda marcha en los del hijo, que compró bancos en Chile, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela, México y Brasil en los años noventa, es decir, incluso antes de la adquisición en España del Banco Central Hispano, concretada a comienzos de 1999.

En los años siguientes la apuesta de Botín por América Latina se reforzó, no sólo llegando a más plazas de mayor o menor relieve, sino que prosiguió su marcha en los dos países más importantes. En efecto, aparte de seguir adelante en la Argentina donde, como comentó ayer “La Nación” de Buenos Aires, Santander “controla el Santander Río, una de las entidades privadas más importantes del sector bancario”, el Banco Santander planifica importantes inversiones en Brasil y México.

Es conocida la frase de Botín: “el que no está en Brasil no está en América Latina”. Mantuvo siempre ese criterio a la hora de conseguir una posición de primera línea en la banca brasileña, lo que logró en 2004, aliándose con Royal Bank of Scotland y Fortis para adquirir ABN Amro, operación que le permitió llegar hasta el Banco Real, lo que sumó a Banespa.

En México, los negocios del Santander empezaron en 1996, cuando adquirió el grupo financiero Inverméxico. Cuatro años más tarde compró el Banco Serfín, y en 2002 los integró a ambos. Ayer informó “El Universal”: “Hoy Santander es el tercer grupo financiero de México con 10 millones de clientes, 1170 oficinas y 13.000 empleados.

Sabido es que América Latina no siempre resulta el paraíso de la seguridad jurídica, ni ha estado exenta de perturbaciones de todo tipo, políticas y económicas. Ahora bien, como recordó “Expansión”, Emilio Botín aseguró que el Banco Santander estaría en América Latina “en las duras y las maduras”. Y así ha sido.

 

Carlos Rodríguez Braun es Catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Consejo Consultivo de ESEADE.

SER CATÓLICO, HOY

Por Gabriel J. Zanotti. Publicado el 14/9/14 en: http://gzanotti.blogspot.com.ar/2014/09/ser-catolico-hoy.html

 

Comencemos diciendo lo obvio: no es fácil.

Pero, please, no lo hagamos más difícil.

Si el lector cree que ahora viene una larga lista de peticiones a la carta, para un Catolicismo a mi medida, no, no es eso.

Lo que quiero decir es que las circunstancias culturales actuales demandan más apologética y más convencimiento de quien se dice católico.

De manera totalmente comprensible (y no me quejo por ello) el Catolicismo es hoy, para muchos, el símbolo de lo absurdo. Y generalmente quienes lo dicen lo hacen con toda sinceridad, realmente convencidos, con argumentos importantes.

¿Pero cómo nos encuentra, en general, esa situación?

Con un Catolicismo asumido simplemente como una tradición y nada más. El catecismo de la infancia, mal dado en general; el colegio católico, peor, no por católico, sino por “escuela”; y ello queda como un vago recuerdo que tiene tanto de Fe auténtica como yo puedo tener de jugador de futbol. Los sacramentos se pierden, pero luego, claro, queremos casarnos por Iglesia, por la ceremonia, la fiesta, etc.; luego bautizamos a nuestros hijos, sin saber por qué; luego aparecen los reales problemas de la existencia y entonces viene el “soy católico PERO”……… Y nos convertimos de repente en maestros de teología, opinando de temas muy difíciles que jamás hemos profundizado, más que repetir de memoria la catequesis del colegio.

O sea: católicos, nuestra formación intelectual es un desastre, o un desartre, del cual seguro sabemos más que de Jesucristo.

Esto no es intelectualismo, ni pelagianismo, ni una visión aristocrática de la Fe. Claro que la Gracia lo da todo. Claro que la gracia produce la santidad, claro que ha habido santos analfabetos, claro que ha habido santos/as que sin humanos doctorados han sido declarados doctores de la Iglesia. Claro que la anciana que me enseñó, en una misión, a respetar la imagen de la Virgen, tenía más sabiduría que toda mi humana preparación.

Ese no es, por ende, el punto. La cuestión es la relación entre naturaleza y Gracia. Un católico no presupone que si fuma como una bestia, entonces necesariamente la Gracia lo protegerá de los problemas pulmonares. Un católico, si está enfermo, va al médico, no sólo reza. O sea, un católico es consciente de que la naturaleza humana implica una prudencia que evite todo milagrerismo fideísta y temerario. Que la Gracia puede sanarnos si no vamos al médico, desde luego, pero un católico no desafía a Dios de ese modo. Si la Gracia sana, agradecemos, pero si no, y no hicimos nada, será el mismo Dios el que nos tirará de los pelos (suavemente J) por no haber respetado el orden natural por El mismo creado.

Pero el ser humano no es cuerpo “más” alma. El ser humano es una unidad, es un cuerpo sentiente, inteligente y libre, afectado todo ello por el pecado original pero no por ello imposibilitado de que los remedios naturales actúen, SIEMPRE en concurrencia con la Gracia de Dios y de Su voluntad.

Por ende, así como es prudente ir al médico, es prudente formarnos intelectualmente. Así como hay medicina preventiva e higiene, debe haber formación preventiva e higiene mental. No quiere decir que ello sea condición suficiente; ni siquiera es necesaria porque la Gracia puede producir un milagro completo en cualquier intelecto; pero presumir que ese milagro nos va a pasar es, nuevamente, como presumir, temerariamente, que no debemos recurrir a la medicina porque Dios nos curará directamente.

Por lo tanto, gente, a estudiar. Ser católico no es como ser descendiente de italianos. Ser católico es creer verdaderamente, y para ese “verdaderamente” es prudente formarse. Hay que tomar el Catecismo, que los pobres Juan Pablo II y Ratzinger se mataron para redactar, y leerlo preguntando el por qué de cada cosa. Y el profesor de Teología no es el que repite el Catecismo y exige luego que se lo repita de memoria, sino el que va a contestar, con calma, todas las preguntas e inquietudes de ese tipo de lectura.

Pero el problema va más allá de los laicos. Realmente no sé qué tienen o no los obispos en su cabeza cuando dejan la formación de los seminarios como está. No se estudia en serio a Santo Tomás de Aquino, (y cuando se lo estudia, es desde pésimos manuales), se desprecia la Teología Dogmática, se contrapone todo ello, de modo dialéctico, a la pastoral y a las Sagradas Escrituras, y lo que logran es que se ordenen sacerdotes nominalmente católicos con mentalidad protestante (que, si fueran protestantes, nada de qué quejarse, desde luego). Los fines de semana, en vez de quedarse estudiando 30 hs por día, como debe ser, salen a las actividades pastorales, porque un activismo impropio de “Marta, Marta, te ocupas de muchas cosas” ha convencido a muchos de que si no, no hay caridad; y no tienen jamás tiempo de estudiar en serio. Claro, vuelvo a decir, Dios puede hacer milagros, pero no es bueno desafiarlo de ese modo…

Y esos sacerdotes serán los que luego serán obispos y cardenales…..

Por supuesto, muchos sacerdotes, obispos y cardenales sentirán que esto es injusto, que “ellos no”. Por supuesto. Estamos describiendo una situación general y predominante en la formación intelectual católica actual que deriva de haber mezclado a la Teología con corrientes post-modernas escépticas. Si NO es así, ¿por qué Benedicto XVI tuvo que dar su discurso en Ratisbona, refutando, con toda amabilidad, el latigillo de la “helenización” del Cristianismo por la escolástica? Piensen en eso: el discurso está casi totalmente dedicado a esa cuestión. ¿Estaba Benedicto perdiendo su tiempo en banalidades?

Y cuando en los seminarios estudian hermenéutica, no se dan cuenta de que una hermenéutica sin fenomenología cae en un relativismo incompatible con la articulación de razón y fe de Santo Tomás. Por eso los seminaristas pasan de un tomismo mal enseñado y mal estudiado a una hermenéutica sin asidero en la armonía razón-fe. La hermenéutica fenomenológica, armonizada con Santo Tomás, está hecha, la sistematizó Francisco Leocata con casi total perfección pero, claro, siempre queda mejor leer a un escéptico, pero francés,  que a alguien que publica en Argentina, no? Y eso SI estudian algo……..

Así que, sí: la Iglesia, hoy más que nunca, la Fe, el Catolicismo, es ridiculizado y seriamente atacado por los no creyentes, pero, claro, qué fácil es hacer eso ante supuestos creyentes que en el fondo no creen en nada o en cualquier cosa. El pecado original, la redención, el pecado, la participación en la cruz, la Trinidad, la Encarnación, están fuera del horizonte de aquellos que conciben a la Iglesia en primer lugar como una ONG de acción pastoral. Por eso casi todos ellos odiaron y odian a Benedicto XVI, porque fue la encarnación viviente de todo lo contrario.

 

Puertas para adentro, gente, puertas para adentro. Allí está el problema. Por supuesto, la Iglesia sobrevivirá porque las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella, pero mientras tanto las puertas de nuestra estupidez y desidia darán la impresión de lo contrario.

 

 

Gabriel J. Zanotti es Profesor y Licenciado en Filosofía por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), Doctor en Filosofía, Universidad Católica Argentina (UCA). Es Profesor titular, de Epistemología de la Comunicación Social en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor de la Escuela de Post-grado de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral. Profesor co-titular del seminario de epistemología en el doctorado en Administración del CEMA. Director Académico del Instituto Acton Argentina. Profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Fue profesor Titular de Metodología de las Ciencias Sociales en el Master en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE, y miembro de su departamento de investigación.

Brasil: Rouseff contrataca y acusa a Silva por irregularidades en torno a avión de campaña

Por Belén Marty: Publicado el 12/9/14 en: http://es.panampost.com/belen-marty/2014/09/12/brasil-rouseff-contrataca-y-acusa-a-silva-por-irregularidades-en-torno-a-avion-de-campana/

 

En una ofensiva con el objetivo de ganar terreno en las encuestas, y a solo 25 días de las elecciones presidenciales de Brasil, Dilma Rousseff prepara una demanda contra su mayor oponente, la ambientalista Marina Silva, por la supuesta obtención de financiamiento ilegal de fondos durante la campaña. La demanda sería presentada ante el Tribunal Superior Electoral, según informaron hoy los diarios locales Brasil 247 y Folha de São Paulo.

La denuncia de Rousseff se enfoca en la utilización del jet privado en el cual viajaba Eduardo Campos —excandidato a presidente por el Partido Socialista Brasileño (PSB) de Silva— cuando murió en un accidente aéreo el pasado 13 de agosto.

La sospecha recae sobre el acuerdo de venta del avión Cessna entre los hermanos Alexandre y Fabricio Andrade, dueños de una de las plantas de etanol más importantes de Brasil en Ribeirão Preto —a 313 km de São Paulo—, y un comprador de quien, hasta el día de hoy, se desconoce su identidad.

La controversia reside en torno a la propiedad del avión, dado que los candidatos presidenciales están obligados, según ordena la ley electoral, a reportar sus gastos, ya sea que se trate de donaciones o aportes privados.

Desde el Partido de los Trabajadores (PT), que impulsa la reelección de Rousseff, señalaron que si la candidata Silva viajó en ese avión, ella habría infringido la legislación electoral.

La normativa impide a una empresa en quiebra —como es el caso del grupo AF Andrade, de los hermanos Andrade— o a una empresa extranjera financiar campañas políticas. La ley también limita a un máximo de R$50 mil (US$21.450) los aportes provenientes de individuos particulares.

Pero los dueños de la aeronave en cuestión habrían acordado su venta el pasado 15 de mayo por un total de R$8,5 millones ($3.645.000), cifra que aparece en el boleto de intención de compra y el cual estaría a nombre de João Lyra de Mello Filho, una persona que señaló que la firma en el documento no es suya.

João Lyra, dueño de una compañía financiera en la región de Recife, ya había sido multado por lavado de dinero y no posee capacidad financiera para poder adquirir un bien de esas características, según informó el periodista brasileño Mario Cesar Carvalho,

Investigaciones publicadas en Folha de São Paulo revelan que el avión habría sido comprado a AF Andrade desde seis cuentas bancarias diferentes por parte de empresas fantasmas.

“Las explicaciones dadas por Marina Silva hasta el momento no tienen pies ni cabeza”, aseguró uno de los coordinadores de la campaña de Rousseff.

La investigación está ahora en manos de la Fiscalía General de Brasil.

Luciano da Souza Godoy, profesor universitario de la escuela de Derecho de la Fundación Getúlio Vargas, en São Paulo, indicó que “un contrato sin el nombre del comprador no tiene validez jurídica”.

El PSB responde

Beto Albuquerque, compañero de formula de Silva y diputado federal, señaló que las sospechas que sobrevuelan alrededor del jet no son un problema del partido, sino de quien haya comprado el avión. Silva advirtió que ella no tenía conocimiento de ninguna ilegalidad en el uso del jet y aseguró que defiende el proceso de investigación por parte de la Justicia de Brasil.

“La información que tenía era que se trataba de un préstamo, que sería reembolsado por el plazo estatutario del final de la campaña”, expresó la candidata . “Este reembolso se haría por el comité de finanzas del candidato”, agregó.

“Nuestros adversarios están aterrorizados con la posibilidad de perder. Estamos animados y comprometidos en hacer todo lo que podamos”

Los sondeos estiman un empate virtual

Según la última encuesta disponible del prestigioso Instituto Datafolha, la candidata del PT aventajaría a Silva con un 36% de apoyo frente a un 33%. Sin embargo, la diferencia entre ambas está contemplada dentro del 2% de margen de error de la encuesta, por lo cual se estaría ante un virtual empate.

Estos números conducirían a una segunda vuelta en donde la encuestadora proyecta un victoria de Silva con un 47%, frente a un 43% de Rousseff.

Propaganda publicada por Rousseff en las redes sociales. (Facebook)

El PT también ataca contra el plan de gobierno de Silva

Rousseff busca ampliar la estrecha diferencia que muestran las encuestas con una nueva campaña audiovisual en la que destaca que una victoria de Silva podría provocar pérdidas de un trillón de reales en salud y educación, y millones de empleos estarían amenazados.

Según la mandataria, Silva planea reducir la prioridad y la prospección del Presal, un yacimiento de gas natural y petróleo ubicado debajo de una capa de sal. La presidenta aseguró que usaría los recursos provenientes de esa explotación en salud y educación. Además, Rousseff criticó a su oponente electoral por abogar por un Banco Central independiente.

 

Belén Marty es Lic. en Comunicación por la Universidad Austral. Actualmente cursa el Master en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Conduce el programa radial “Los Violinistas del Titanic”, por Radio Palermo, 94,7 FM.

Y un día desapareció de su casa….

Por Gabriela Pousa: Publicado el 12/9/14 en: http://www.perspectivaspoliticas.info/fulana-desaparecio-de-su-casa/

 

Posiblemente muchos crean que estas líneas distan de contemplar la situación política de la Argentina. Sin embargo, quizás sea esta la causa verdadera que explique por qué estamos como estamos. Me refiero a la familia.

El debate sobre educación que se entabló esta semana sin sustento racional y con mero interés electoral, sumado a la noticia de la desaparición de una adolescente el día que cumplía 17 años, retrotrae inexorablemente a la célula madre de la sociedad más que a cualquier otra organización, policía, sindicato o funcionario.

Este ausentarse los menores de sus viviendas así como el reprobar materias que existió siempre pero de golpe, de la noche a la mañana, “estigmatiza” alude en forma directa a la familia. Más que preguntarse si la sociedad margina, o si hay o no efectividad en las búsquedas, o si acaso es lenta la justicia cabe indagar qué sucede en las casas para que los chicos decidan abandonarlas.

No se trata de juzgar ni de hacer leña del árbol caído, pero escuchar una crónica periodística hablando de una adolescente y mostrándola perdida a la salida de un boliche el mismo día de su cumpleaños me lleva a preguntar por qué esa fecha no se estaba celebrando en familia. No se trata de antigüedad ni de modernidades, tampoco de hábitos o costumbres que mutaron a lo largo de los años.

Como sucede en la mía, conozco un sinfín de familias donde todavía tiene peso la autoridad y no por ello son nichos represivos o autoritarios. La libertad se vive desde la aceptación de derechos y obligaciones, de responsabilidades intrínsecas y de estructuras que han sido así desde tiempos inmemoriales.

Hoy el diálogo familiar se canjea por un “hacé lo que quieras“. Los padres no tienen ganas de educar, ¿cómo la tendrían los docentes pues? El hartazgo cotidiano que provoca vivir en un país sin orden, sin normas básicas y sin reglas de juego fijas penetra en los hogares, y formar a los hijos conlleva entonces un trabajo demasiado pesado. Vivimos cansados aunque no sepamos bien por qué, y ese cansancio coopera y es aliado del desinterés, el hastío en lo familiar.

Los chicos pasan a ser “grandes” antes de tiempo, la adolescencia se extiende más allá de los treinta dicen los estudios pero dejamos que a los 14 o 15 años ya decidan por su cuenta. No se pide permiso, en el mejor de los casos se avisa cuando el programa ya fue armado por amigos, conocidos o incluso contactos ignotos que surgen de las nuevas tecnologías.

Se cree o se prefiere creer que ejercer cierto control e interesarse por la rutina de los hijos es una intromisión a la vida privada de los mismos. Los padres no son propietarios de sus vástagos, es verdad pero sí son los responsables y quienes deben velar por su integridad. Ello implica primero y principal: estar. Y estar no es sólo la presencia en el hogar, es la demostración fáctica del interés en el bienestar de los chicos. Hoy, tristemente, un mensaje de whatsapp reemplaza el diálogo y va cercenando los vínculos.

En un lenguaje mínimo y con símbolos extraños, los adolescentes avisan que llegarán tarde, aunque ese “tarde” sea en rigor, temprano. Las drogas y el alcohol son tema aparte, pero en muchos casos suplantan el vacío que la destrucción familiar provoca en los chicos. Hay más preocupación por el matrimonio igualitario y las uniones de homosexuales que por las implicancias inherentes al vínculo que se traza y a la descendencia creada.

Hace tiempo, Bernardo Neustadt era cuestionado por pararse frente a cámaras y preguntar a la audiencia “¿Usted sabe qué está haciendo su hijo ahora?” Molestaba, siempre molesta un llamado a la conciencia. Si esa pregunta se hiciera ahora, directamente sería tildada de “fascista”, y amparados en falsos derechos humanos, los chicos saldrían a demandar un control excesivo fruto de una generación que creció con las dictaduras.

Es como si la democracia habilitara la barbarie y el descontrol. La libertad fue confundida con libertinaje. “Los hijos son hijos de la vida...” Mentira. Los hijos son responsabilidad de sus padres hasta la mayoría de edad mínimo. Si la base de la pirámide social tuviese férreos andamiajes, si la palabra no hubiera perdido sentido, si las jerarquías no se hubieran destruido apelando a un fatuo orden democrático válido para la vida de una Nación y no de los niños, otro sería el destino de los chicos No habría siquiera que plantearse demasiado el sistema educativo porque las escuelas serían el hábitat del aprendizaje y no la guardería donde los chicos desayunan, almuerzan, juegan.

Pero el orden y la autoridad se han hecho añicos, ahora prima la rebeldía que incluso la Presidente fomenta llamando a la militancia, subsidiando ni-ni, ahora cuenta la “personalidad” entendida como coraje para no escuchar y hacer lo que se quiera. Ese es el “vivo” del grupo o de la escuela. Las consecuencias están a la vista. Es una pena.

Si las familias fuesen lo que debieran, es decir vínculos, lazos estrechos donde cada uno tiene su rol inamovible y se actúa acorde a ellos, la realidad social y política serían distintas. Porque entonces la formación de los jóvenes emanaría de ese núcleo y estaría sustentada en afectos y no en rebeldías. Pero la desidia y la apatía que caracteriza a la sociedad frente al atropello político es la misma que reina en el seno de las familias.

El individualismo que rige el actuar de los argentinos es el mismo que se impone en los hogares. Igual pasa con el “sálvese quién pueda“. Y en esto nada tienen que ver las clases sociales. Por el contrario, la abulia que mata el lei motiv de la familia se ve en la opulencia y en la miseria.

La pretensión de igualdad que el poder de turno pretende instalar desvirtúa hasta las raíces de la sociedad. Y así estamos, observando como cada vez más padres entierran a sus hijos, y las redes sociales se llenan de fotos de chicos desaparecidos. Si nos sinceramos, se verá que no se fueron por sí mismos sino echados – explícita o implícitamente -, por padres cuyas prioridades se han trastocado, y cuyos roles han mutado negativamente, porque ahora la moda es “ser amigos”. Una moda que está sepultando menores de edad cada vez más seguido.

 

Gabriela Pousa es Licenciada en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad del Salvador (Buenos Aires) y Máster en Economía y Ciencias Politicas por ESEADE. Es investigadora asociada a la Fundación Atlas, miembro del Centro Alexis de Tocqueville y del Foro Latinoamericano de Intelectuales.

Apertura comercial y consecuencias distributivas. La diferencia entre desigualdad y pobreza.

Por Martín Krause. Publicado el 13/9/14 en: http://bazar.ufm.edu/apertura-comercial-y-consecuencias-distributivas-la-diferencia-entre-desigualdad-y-pobreza/

 

El Informe sobre el comercio mundial de la OMC 2008 presenta un completo análisis de las teorías del comercio internacional, y en la sección E considera las consecuencias distributivas del comercio.

Por supuesto que todo cambio en el comercio internacional genera consecuencias distributivas, si un país se abre algunos van a ganar otros van a perder respecto a su situación anterior; si un país se cierra lo mismo. En definitiva, todo cambio en la economía tiene su impacto en la distribución del ingreso. ¿Con qué criterio vamos a evaluar si alguno de esos cambios son positivos o negativos y para quién?

Por supuesto que este es un tema enorme que nos lleva desde el campo de la economía hacia el de la filosofía moral. El informe de la OMC no trata este tema, aunque debería. En principio presenta ciertas teorías “descriptivas” de los efectos redistributivos. Las primeras consideraron los efectos de la apertura comercial tomando en cuenta el diferente impacto entre trabajadores muy cualificados y poco cualificados pero las teorías más modernas, que ya no analizan las ventajas comparativas entre “países” y ni siquiera entre industrias, sino entre empresas.

Dice así: “Según este método clásico quienes se benefician y quienes se perjudican a corto plazo de la reforma del comercio dependerá del sector de empleo. La “novísima” teoría del comercio impugna esa predicción. Según esta teoría, los sectores que sean exportadores e importadores netos se caracterizarán por la existencia de empresas de gran productividad en expansión y de empresas de baja productividad que se contraen. En consecuencia, según esta teoría, la reforma del comercio impulsará la creación y la destrucción de empleos en todos los sectores. Para los responsables de las políticas, esto significa que habrá una considerable redistribución de empleos en cada sector. Este puede ser un dato positivo, pues se considera en general que para los trabajadores es más difícil trasladarse de un sector a otro que una empresa otra dentro de un mismo sector.”

Ahora bien, el estudio, al igual que gran parte de los analistas de estos temas, cae en el error de considerar a la desigualdad y la pobreza como lo mismo. Por ejemplo: “La primera cuestión es la relación entre comercio y desigualdad en los países en desarrollo. Al principio se pensaba que el comercio conduciría a una disminución de la desigualdad en esos países. Esto era algo positivo, ya que contribuiría a reducir la pobreza por medio de dos mecanismos: su efecto positivo en el crecimiento y su efecto favorable en la distribución de los ingresos. Sin embargo, los estudios empíricos han demostrado que la reforma del comercio no siempre ha puesto en marcha el segundo de estos mecanismos.”

Este es un gran error. Un proceso de crecimiento económico acelerado puede inicialmente aumentar las desigualdades y al mismo tiempo reducir la pobreza. Tal es el caso de China luego de tres décadas de apertura económica y comercial. Hay cientos de millonarios ahora en ese país, las diferencias se han ampliado, antes eran todos pobres (salvo los jerarcas del Partido, por supuesto). Pero los pobres están mucho mejor que antes, pese al aumento de la desigualdad. Antes de las reformas el PBI per cápita no superaba los 150 dólares!. Hoy es de 9.800 según el FMI y $11.900 según el Banco Mundial!!!

 

 

Martín Krause es Dr. en Administración, fué Rector y docente de ESEADE y dirigió el Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados (Ciima-Eseade).

Capitalismo, política, empleo y salarios.

Por Gabriel Boragina. Publicado el 13/9/14 en: http://www.accionhumana.com/2014/09/capitalismo-politica-empleo-y-salarios.html

 

Aunque parezca mentira la ignorancia que existe sobre el capitalismo sigue siendo tan grande que no deja de sorprendernos la cantidad de juicios disparatados que se emiten de continuo sobre el mismo. A pesar de habernos ocupado bastante de este tema, volveremos a analizar algunos de los dislates más comunes que aun hoy en día todavía se siguen profiriendo sobre esta cuestión.
Por ejemplo, se dice que el capitalismo es el resultado de “las manipulaciones del poder”. Pero ya hemos explicado que el capitalismo no tiene nada que ver con los “manipuladores del poder”. Capitalismo y manipuladores del poder son términos antitéticos. El capitalismo es anti-poder, si por la palabra “poder” entendemos el poder político, ya que este último siempre ha sido el gran enemigo del capitalismo. Por el contrario, el poder político siempre ha querido absorber el poder económico que el capitalismo genera. Y como ya hemos expuesto, el poder político se nutre del poder económico del capitalismo y termina sofocándolo, hasta el punto en que los políticos se dan cuenta que si extinguen al capitalismo ellos mismos se quedarán sin el cuerpo económico del cual parasitan y lucran.
Luego se indica que el capitalismo “se beneficia” de las leyes políticas. Pero, al contrario, las leyes políticas siempre han perjudicado al capital, y por ende, al capitalismo desde luego. El capitalismo no tiene nada que ver con las leyes políticas, porque normalmente las leyes dictadas por los gobiernos a lo que apuntan es a expropiar el capital privado de mil maneras posibles: impuestos, tasas, controles de precios, aranceles, cuotas, inflación, racionamientos, y un sin fin de medidas que tratan por todos los medios de estrangular al capital, con el fin último siempre de que el capital privado pase a manos de los gobiernos y sus burócratas, que son los que lucran a costa del capital particular. Claro que hay “empresarios amigos” del gobierno, que también medran de este modo, pero estos “empresarios” no son capitalistas, sino estatistas, y en la medida que participan del robo estatal y del botín que el gobierno roba a los verdaderos capitalistas, dejan de ser empresarios y se convierten en cómplices del estado-gobierno delincuente.
Raramente se encuentran leyes que “beneficien” al capital privado. Cada vez es más extraño verlo en más países. Normalmente, las leyes benefician a los políticos exclusivamente, succionando el capital de los capitalistas. De este modo, el capital pasa del bolsillo de la gente al de los políticos. Que los políticos al frente del gobierno roben el capital privado no convierte a dichos políticos en “capitalistas”, sino en lisos y llanos ladrones “de guante blanco” que tienen la ley de su lado. Es una aberración llamar a estos ladrones estatistas por el nombre de “capitalistas”.
También otra sandez que se repite a menudo es que sería “falso” que el capital sea insuficiente. Pero quien diga esto no sólo nada sabe de economía, sino que además ni siquiera está al corriente de la actual situación económica mundial. En este marco descripto antes, el capital siempre será insuficiente, porque al haber pasado al bolsillo de los políticos implica consumo de capital. Enriquecen los políticos porque (debido a que) empobrecen los capitalistas. Tenemos que recordar que el capital siempre es privado, y siempre rinde sus frutos en manos privadas. Cuando el capital es expropiado por los gobiernos, los políticos que lo han expoliado generalmente tienden a dilapidarlo, por cuanto nada les ha costado obtenerlo. De la misma manera que el ladrón se da la gran vida con el botín, los gobernantes operan de idéntica forma cuando roban el capital de los privados mediante leyes que -directa o indirectamente- significan expoliación de capital, que es lo que ocurre en nuestros días en la mayor parte del mundo.
Asimismo se señala que el capitalismo es fruto de la política. Mezclar “capitalismo” con “política” es un gravísimo error. Que por común que es (y lo es) no deja de ser grave. El capitalismo no “nace” de la política, ni es su “resultado”. Por el contrario, como ya hemos descrito, la política es la gran enemiga del capitalismo. El político trata de ser popular para obtener votos. Y va de suyo que los votos que le interesan son los de la mayoría. Los grandes capitalistas no forman parte de esa mayoría. ¿Por qué razón los políticos podrían tratar de “favorecer” a personas que no forman parte de la mayoría de los votantes? Ningún político ganaría elecciones solamente con los votos de los capitalistas. No tiene pues ningún motivo para hacerse “amigo” de capitalistas que no constituyen parte de la masa electoral. Masa electoral que si da el triunfo a los políticos. Por esto, el estúpido “argumento” que los políticos estarían en “connivencia” o “conciliábulos” con los capitalistas para beneficiarse, no es más que otra de las tantas boberías que dicen muchas personas que no tienen ni la menor idea ni de economía ni de política.
Se expresa que por “culpa” del capitalismo hay exceso de oferta por sobre la demanda. Y que esto es lo que causa desempleo o salarios “miserables”. Otro grave error, fruto de desconocer economía. Ya que si la oferta crece más que la demanda y no se ajusta por el precio de mercado, quiere decir que allí no hay ni “capitalismo” ni “mercado libre” ni nada de esto. En este caso, lo que hay es estatismo, por cuanto si oferta y demanda no ajustan es porque existen medidas del gobierno que lo impiden, tales como las leyes de “salarios mínimos”, que fijan salarios por encima del nivel de productividad laboral, generando desocupación.
Es por esto que el desempleo o paro (como le llaman en España) sólo existe en regímenes estatistas, no capitalistas. Es estatismo puro, de tipo intervencionista. No capitalismo.
Si no hay elevación de salarios no hay capitalismo. Hay estatismo. Intervencionismo. Porque si hubiera capitalismo, los salarios subirían vertiginosamente en todas partes. En este caso, al aumentar el capital, se generará inmediata competencia entre los empleadores para captar y atraer mano de obra desocupada o ya empleada. Esta competencia obligará a los empresarios a ofrecer mejores sueldos a la masa de trabajadores, con la consecuencia de disminución del desempleo y -simultáneamente- aumento de salarios. Pero en el sistema actual -estatista- esto no sucede, porque el gobierno restringe la competencia cada vez más. A la vez que ataca impiadosamente al capital. La derivación de esto último es: menores salarios reales, mayor tasa de desocupación, incremento de los niveles de pobreza. Esto es estatismo, no capitalismo.

 

Gabriel Boragina es Abogado. Master en Economía y Administración de Empresas de ESEADE.  Fue miembro titular del Departamento de Política Económica de ESEADE. Ex Secretario general de la ASEDE (Asociación de Egresados ESEADE) Autor de numerosos libros y colaborador en diversos medios del país y del extranjero.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores